Lunes, 20 de marzo de 2017

“MAS VIVE CRISTO EN MI”

  1. 1.       Introducción:
  • Gálatas 2: 20 y 21.
  • Esta carta fue una de las escritas en primer lugar del NT. Se estima que lo fue entorno al año 49 d.C.
  • Pablo había predicado el evangelio en la región de Galacia en sus viajes misioneros (Norte/centro de la actual Turquía). Esta carta se dirige no a una ciudad sino a una región donde era probable que hubiese varias iglesias (1: 1).
  • Fue escrita por Pablo con el propósito que el mismo declara al principio de la carta: Gálatas 1: 6- 10.
  • El objetivo de la misma es refutar las falsas doctrinas judaizantes que se habían vuelto a introducir en la iglesia. Según estos, los creyentes debían volver a respetar la ley del AT en su totalidad. Según Pablo explica eso es algo que no es necesario porque Cristo ya ha pagado el precio de nuestro pecado y estamos llamados a vivir de otra forma.
  • Hoy en día nosotros podemos correr el mismo riesgo que los Gálatas y olvidarnos de la importancia de Cristo, para vivir cumpliendo normas que alguien ha establecido para nosotros.
  • En los primeros 10 versículos del capítulo 2 Pablo defiende la validez de su evangelio. Dice que lo recibió por revelación directamente de Dios pero que subió a Jerusalén para contrastarlo con lo enseñado por los apóstoles y comprobó que era el mismo.
  • En los vs. 11 al 19 habla de la hipocresía con la que el propio Pedro se comportó, viviendo de una forma cuando había judíos presentes y cuando no estaban. Eso no era algo digno.
  • Esta carta fue de gran inspiración para grandes hombres de Dios como Lutero o Wesley. Lutero dijo de ella que después de haber dedicado su vida a el estudio de esta carta era como su esposa. Wesley se convirtió oyendo un mensaje de Gálatas.
  • En ella Pablo desarrolla plenamente la teología centrada en Cristo y en la fe que luego desarrollaría con más amplitud en Romanos.
  • Es Cristo todo lo que necesitamos y lo único que necesitamos.
  • Si todavía no lo has descubierto lamento decirte que tu vida no va hacia ningún sitio, o mejor dicho vas directo a uno que conlleva la muerte y muerte eterna.
  • Aun habiendo creído en Cristo corremos el riesgo de menospreciar lo que nos ha conseguido. O mejor dicho vivir sin que Cristo sea el centro de nuestra vida.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Cristo vive en mí.

  • Gálatas 2: 20 a: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí.”
  • Sabemos que cuando reconocemos que somos pecadores y le pedimos perdón a Dios depositando nuestra fe en Cristo, entonces Dios mismo a través del ES viene a morar a nuestro corazón. Cristo vive en nosotros. (1ª Corintios 3: 16; Romanos 8: 9 y 11).
  • Pablo tenía muy claro ese principio y estaba asociado directamente a la renuncia. Había un antes y un después en su vida. Antes vivía para sí mismo pero desde ese encuentro sobrenatural comenzó a vivir para Cristo. Filipenses 3: 8.
  • ¿Puedo vivir para alguien que no sea Cristo?
  • Efectivamente:

a)      Puedo vivir para el pecado: Sin Cristo soy esclavo del pecado (Juan 8: 34 y Romanos 6: 16).

b)      Puedo vivir para mí: egoísmo

c)       Puedo vivir para los demás: aprobación externa o entrega a otros.

  • ¿Qué es vivir para Cristo o dejar que Cristo viva en mí?
  • Vivir en la libertad que Cristo me ha dado: Gálatas 5: 1. Muchas cosas vienen a nuestra vida con el propósito de quitarnos la libertad (preocupaciones materiales o espirituales, normas y mandamientos de hombres, tentaciones, pecado, objetivos que no vienen de Dios, etc.) Todas estas cosas fueron vencidas en la cruz por Cristo.
  • Vivir con un propósito claro: conocer más a Dios (Colosenses 1: 9-14), anunciar el evangelio (2ª Pedro 2: 9). Mi destino es la vida eterna (Colosenses 3: 1- 4).
  • Vivir en victoria: Romanos 16: 20. Tenemos la victoria sobre todo lo malo que el enemigo quiera traer a nuestra vida. Vivamos no en derrota sino en victoria.

2.2. Vivir en la fe.

  • Gálatas 2: 20 b: “…y lo que ahora vivo en la carne lo vivo en la fe del Hijo de Dios.”
  • La fe, creer lo que todavía no vemos, es vital para nuestra vida.
  • Lo que creemos no es sólo un añadido a mi vida, algo que me da estabilidad o un conjunto de normas. Es algo que transforma completamente mi existencia.
  • No vivo por lo que veo sino por lo que creo.
  • Puedo ver hambre, enfermedad y derrota pero creo que seremos saciados, sanados y vencedores.
  • 2ª Corintios 5: 7: Por fe andamos no por vista.
  • 2ª Corintios 4: 7- 18.

2.3. Cristo se entregó por mí.

  • Gálatas 2: 20 c: “…el cual me amo y se entregó a sí mismo por mí.”
  • Este es el gran colofón. El amor de Cristo nos ha transformado porque su sacrificio de amor me ha conseguido la vida plena y la eternidad.
  • Todo esto lo ha hecho por mí: personal e individualmente. Juan 3: 16.
  • ¿Has sentido así el amor de Cristo por ti?
  • Importancia de recibir regalos. A todos nos gusta, nos indica que los demás se acuerdan de nosotros. Dios nos ha regalado a su Hijo para darnos lo mejor.
  1. 3.       Conclusión.
  • En su amor murió por nosotros, venció a la muerte y nos ha dado la salvación y la vida eterna.
  • ¿Para quién vamos a vivir sino para Él?
  • ¿Lo haremos?
  • Oración.

Tags: Cristo, vive, creer, entrega

Publicado por manuelsanchez @ 19:36  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios