Lunes, 20 de marzo de 2017

“REFUGIO”

  1. 1.       Introducción:
  • Números 35: 9- 28.
  • Acabamos de leer como Dios ordenó a Moisés preparar 6 ciudades especiales que son llamadas “ciudades refugio”.
  • El objetivo de las mismas era servir de lugar en el que protegerse aquellos que habían matado de forma fortuita a alguien y por lo tanto no podían ser culpables de la muerte de la otra persona.
  • Además se establece el tiempo que debían estar allí, hasta que muera el sumo sacerdote que estaba ejerciendo como tal en ese momento. Y que para poder librarse de la venganza debía permanecer en la ciudad sin salir de allí.
  • Además de que nos pueda extrañar un mandamiento así, la forma y las normas, el objetivo nos muestra que Dios es justo. No se puede hacer a alguien responsable de la muerte de otra persona cuando no ha habido intención de causar un mal.
  • En  esta mañana vamos a hablar de refugio.
  • Un refugio es un lugar donde protegernos o bien de la persecución o bien de las inclemencias del tiempo.
  • En la montaña hay lugares llamados así para poder cobijarse cuando se está haciendo un camino y poder estar guarecido, recuperar fuerzas y descansar.
  • ¿Es necesario un refugio hoy en día? No estamos hablando sólo en sentido físico.
  • Ya no está tan en la orden del día de los informativos la crisis de los refugiados. Aquellos que huyendo de la guerra y de la persecución han huido de sus países. El drama sigue vigente. Son contenidos en campos tanto en Grecia, Italia o Turquía sin que nadie les quiera acoger y además siendo acusados de muchas cosas.
  • Además de en plano material hoy en día son necesarios refugios donde poder cobijarnos en momentos de necesidad: soledad, dolor, angustia y pruebas de todo tipo.
  • Dicen que todavía a menudo de adultos seguimos durmiendo en posición fetal porque eso nos trae el refugio que la mente todavía recuerda de cuando estábamos en el vientre de  nuestra madre.
  • ¿Es Dios nuestro refugio?
  • ¿Somos nosotros refugio a los que lo necesitan?
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Dios es nuestro refugio.

  • Salmo 46.
  • Este Salmo es una expresión de cómo Dios es el refugio que necesitamos. Su poder y seguridad se convierten en nuestro mejor refugio en todo momento.
  • Vs. 1: Cuando estamos en momento de tribulación tenemos la absoluta certeza de que podemos acudir a Dios. En Él podemos encontrar el amparo (cobijo) y nuestra fortaleza (lugar donde se cobijaban los pueblos que estaban siendo atacados).
  • Vs. 2 y 3: Esta virtud de Dios no está condicionada a lo cruda que pueda ser la situación:

a)      Tiemble la tierra: ¿Habéis vivido un terremoto?

b)      Brame el mar: Lo que está sucediendo estos días en el Norte de España. La imagen es sobrecogedora y parece que nos sobrepasa absolutamente.

  • Pues bien cuando nos encontramos así podemos acudir a Dios.
  • Vs. 6: El poder de Dios puede hacer frente a cualquier adversidad. Esta es la clave. No hay nada que sea más grande que Dios.
  • Vs. 7: Dios está con nosotros, es nuestro refugio. ¿Sabes que Dios está contigo? Enmanuel (Dios con nosotros) no es un nombre casual. Es el propósito de Dios hacia el hombre. Dios no quiere que estemos solos nunca. Tanto en las alegrías como en las tristezas. ¿Vives así?
  • Vs. 8 al 9: Las obras de Dios están por encima de cualquier fuerza que ponga el hombre.
  • Vs. 10 y 11: Por lo tanto grabemos en nuestro corazón este principio. El salmo concluye remarcando la idea: “Dios es nuestro refugio”
  • ¿Necesitas refugiarte?
  • Acude a Dios porque te está esperando para mostrarte su amor y su poder.
  • Anécdota de la enfermedad de papá.
  • Anécdota del principio del pastorado.

2.2. La iglesia llamada a ser refugio.

  • Santiago 1: 19- 27.
  • En la palabra se nos exhorta una y otro vez a amar a nuestro prójimo y estar atento a sus necesidades.
  • En estos versículos tenemos una exhortación a no sólo saber lo que debemos hacer sino ponerlo en práctica.
  • Vs. 23 y 24: Muchas veces cuando leemos la Palabra somos como este ejemplo. Por la mañana nos miramos en el espejo para acicalarnos, peinarnos o afeitarnos y luego cuando nos vamos no solemos recordar nuestra imagen.
  • ¿Hacemos eso con nuestra actitud hacia los demás?
  • Vs. 27: Las viudas y los huérfanos de este versículos no son literales (que también) sino sirven para reflejar aquellos que más necesitan que alguien les cuide.
  • ¿Cuidamos nosotros como iglesia a los que lo necesitan?
  • Hay personas que se acercan a este lugar en una situación de desesperación o necesidad y nosotros tenemos la responsabilidad de ayudarles.
  • Porque eso es lo que Dios ha hecho con nosotros.
  • Lo contario, también puede ser una opción. Mirar hacia otro lado y pensar que no tiene nada que ver con nosotros.
  • Dios nos ha llamado a ser un lugar de refugio y restauración y debemos seguir trabajando en esta dirección.
  1. 3.       Conclusión.
  • Cuando la dificultad o las pruebas vienen a nosotros necesitamos refugiarnos.
  • Dios está con nosotros, Él es nuestro principal refugio.
  • Debemos proclamar esta verdad a otros y convertirnos en la mejor expresión de ello.
  • ¿Lo haremos?
  • Oración.

Tags: Dios, refugio, cobijo, iglesia

Publicado por manuelsanchez @ 19:20  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios