Lunes, 20 de marzo de 2017

“VEN Y VE”

  1. 1.       Introducción:
  • Juan 1: 43- 51.
  • En estos momentos iniciales del ministerio público de Jesús vemos como escoge a los discípulos que le habían de acompañar en su ministerio. Este principio (delegación) es algo esencial para que la obra de Dios siguiese creciendo y lo siga haciendo hoy en día.
  • Aquí vemos como Jesús llama a dos de ellos: Felipe y Natanael (también BartoloméGui?o. Aunque la respuesta de ambos es diferente.
  • Felipe debió seguir a Jesús inmediatamente. El único detalle que nos da el texto es su lugar de origen (vs. 44).
  • Sin embargo el proceso de Natanael fue diferente. No dice que fuese llamado (en un primer momento por Jesús) sino que Felipe le animo a unirse a ellos (vs. 45). Tenía claro que habían encontrado ni más ni menos que al Mesías prometido.
  • Pero Natanael responde con escepticismo: vs. 46. Probablemente quería decir que la fama de aquella ciudad era de gente poco preparada ni dedicada al culto ni a la religión sino más bien a la agricultura y la artesanía. Juan 7: 52. No era una tierra de profetas.
  • La respuesta de Felipe es clara: ven y ve. O sea compruébalo tú mismo.
  • Magnífica respuesta. Cuando hablamos a otros de Cristo a menudo nos plantean objeciones e intentamos responderlas como mejor sabemos pero lo mejor es remitirles directamente a  buscar a Dios.
  • Cuando se encuentran con Jesús, Natanael se sorprende con la respuesta: vs. 47. Eso quiere decir que era alguien que con sinceridad buscaba agradar y obedecer a Dios. En muchas partes de los evangelios vemos como Jesús califica a su audiencia como hipócritas.
  • Esto nos enseña que cuando nos acercamos descubrimos quienes somos realmente. Podemos engañar a los demás con muchas corazas (rebeldía, autosuficiencia, autosatisfacción, etc.) pero no a Dios. Él nos conoce plenamente.
  • Estas palabras asombraron a Natanael  le llevaron a creer y convertirse en un discípulo de Cristo.
  • ¿Te has acercado ya a Dios?
  • Si no lo has hecho todavía yo te invito a venir y verás. A participar de nuestros cultos, oración y estudios bíblicos y entonces oirás la voz de Dios que te llama.
  • Cuando Dios te revela tu verdadera identidad te sorprenderás como lo hizo Natanael y espero que respondas como hizo él.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. ¿Qué debemos dejar?

  • Lucas 9: 57 al 62.
  • Pero cuando nos acercamos a Dios no sólo recibimos una revelación de nuestra identidad y carácter sino más cosas.
  • En este relato tenemos tres ejemplos paradigmáticos de personas que acercaron a Jesús:

a)      Vs. 57 y 58: Te seguiré pero por el interés.

b)      Vs. 59 y 60: Te seguiré pero me llevo lo mío conmigo.

c)       Vs. 61: Te seguiré pero a su debido tiempo.

  • En el primer caso tenemos a alguien que tiene facilidad para comprometerse. Qué fácil es hablar a veces, ¿verdad?
  • Por la respuesta de Jesús podemos deducir que lo que en realidad buscaba era tener la vida resuelta. Jesús le desengaña, si buscas esto te has equivocado de sitio.
  • ¡Cuánto necesitamos recordarnos esto hoy en día!
  • El Señor nos muestra lo que debemos dejar: la comodidad y el bienestar.
  • En segundo lugar algo que nos parece chocante: “deja que los muertos entierren a sus muertos”. Obviamente Jesús no le estaba diciendo que no fuese al entierro de su padre sino que ahora tenía una labor de vida. Debía dejar lo que estaba muerto porque Dios le había transformado. Juan 5: 24.
  • Debemos dejar lo que es nuestro, esto es renunciar.
  • El tercero pone una excusa temporal. Quiero seguirte pero no ahora. El Señor le dice no te demores, ahora es el tiempo de decidir.
  • Debemos dejar que Dios nos diga cuando y no decirlo nosotros.
  • Mateo 19: 16- 22.
  • Este joven debía renunciar a lo que más quería, su dinero.
  • ¿Debes renunciar tú a algo?
  • Efesios 4: 17- 32.
  • También el Señor, cuando nos acercamos a Él nos revela hábitos que tenemos que no le agradan y debemos erradicar de nosotros con el poder de su Espíritu.
  • Mentira, ira, robo, malas palabras, amargura, gritos y toda malicia. Esto debe ser reemplazado por amor, misericordia  y perdón.

2.2. Un auténtico propósito.

  • Mateo 4: 18- 20.
  • Volvemos al momento inicial del ministerio de Jesús. Llama para que le sigan a Pedro y Andrés.
  • Jesús les da un nuevo propósito a su vida. De pescar peces a pescar vidas para Dios.
  • Cuando nos acercamos a Dios, Él nos revela el verdadero propósito para nuestra vida.
  • ¿Por qué eran pescadores? Era lo que se hacía en su ciudad, lo que hacía su familia y la forma que conocían de ganarse la vida.
  • ¿Nos parecemos a ellos? Hemos sido o somos lo que nos toca por donde hemos nacido o vivimos.
  • Sin embargo el verdadero propósito de su vida lo encuentran cuando se acercan a Dios.
  • 2ª Corintios 5: 20.
  • Nosotros tenemos ese mismo propósito. ¿Lo has descubierto ya?
  1. 3.       Conclusión.
  • Al acercarnos a Dios descubrimos:

a)      Nuestra identidad y carácter

b)      Lo que nos estorba para seguirle

c)       Nuestro propósito

  • Si no te has acercado todavía, ven y verás.
  • Si ya lo has hecho, hazlo completamente a la forma de Dios.
  • Oración.

Tags: ver, propósito, renuncia

Publicado por manuelsanchez @ 19:12  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios