S?bado, 04 de junio de 2016

“¿QUÉ PASA CUANDO FRACASAMOS?”

  1. 1.       Introducción:
  • Juan 16: 25- 33.
  • Con estas palabras, Jesús estaba preparando a sus discípulos para su muerte inminente, anunciándoles lo que les esperaba. Eso mismo “aflicción” es algo que todos los que hemos creído en Él tenemos garantizado.
  • ¿Qué te parece? Dan ganas de salir corriendo.
  • Lo que Jesús nos garantiza por encima de todo eso es que en Él tenemos victoria.
  • ¿Pero qué sucede cuando en nuestra vida no vemos victoria sino fracaso?
  • Vivimos tiempos donde el éxito se valora de forma desmedida y el fracaso se relega. No se habla de aquel que no le salen bien las cosas y es despreciado por eso.
  • Nuestros modelos son empresarios de éxito (Bill Gates), futbolistas de éxito (Ronaldo), políticos que triunfan e influyen (Obama), pero ¿qué pasa con el resto?
  • Hoy es momento de preguntarnos si la Biblia nos habla de éxito únicamente o también de fracaso y si la palabra tiene un mensaje para nosotros respecto a esto.
  • En la iglesia, de forma muy pronunciada en los últimos tiempos también sólo se habla de aquel que hace “grandes” cosas y todo el mundo quiere imitarle. ¿Es esa una forma correcta de ver las cosas?
  • A menudo leemos, principios para el éxito: en tu trabajo, en tu familia, en tus amigos, en la iglesia, etc. Pero desgraciadamente no es tan sencillo copiarlo como aplicar estos principios que parecen simples y estar esperándonos. Esto es una gran mentira.
  • En la Biblia se habla de fracaso y mucho y por eso debemos aprender a encajar estos tiempos en nuestra vida y también compartir con todos con esa visión del mundo está corrompida.
  • Una de las predicaciones que recuerdo más me impactaron fue la de un pastor de Francia que hablaba de la experiencia con su hijo (paranoico) que había intentado matarle. Narraba su vida desde ese momento y como vivir aquello le había ayudado a poder hablar y comprender a mucha gente.
  • Uno de los métodos más empleados para aprender es el método del ensayo y error. El fracaso constituye en la base para después de muchos intentos lograr el éxito. Nadie piensa que un niño que está aprendiendo a andar fracasa porque a veces se caiga.
  • ¿Has fracasado? ¿Estás fracasando ahora? ¿Qué piensas sobre esto?
  • No todos los fracasos son iguales ni vienen por la misma razón.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. El fracaso como consecuencia del pecado.

  • Josué 7: 1- 13.
  • El pueblo de Israel ya estaba empezando su conquista de la tierra prometida. Una historia en sí de éxitos y fracasos sucesivos.
  • El pueblo después de conquistar Jericó se dirige a la ciudad de Hai.
  • Habían desobedecido a Dios y cogido parte del botín de la ciudad cuando Dios les había advertido que no lo hiciesen.
  • Además creo que habían pecado de soberbios por querer conquistar la ciudad con pocos atacantes.
  • El resultado fue el FRACASO. Fueron derrotados y obligados a huir.
  • Josué acude a Dios y le dice ¿Cómo esto es posible? Vs. 7 al 11.
  • El Señor le responde que el pueblo ha pecado y debe reparar ese mal con la muerte del culpable.
  • El pecado nos separa de Dios y las victorias que Él quiere para nuestra vida.
  • Si estamos fracasando en nuestro intento por hacer algo que entendemos viene de Dios, examinemos primero nuestra vida y reconozcamos si estamos desobedeciendo a Dios.
  • ¿Hay orgullo, mentira, avaricia, inmoralidad en nosotros? Así no podemos agradar a Dios.
  • Si es así no esperemos la victoria.
  • Afortunadamente no pagamos el pecado con nuestra propia vida, si aceptamos a Jesús, porque ese precio y ya lo pagó Él.

2.2. El fracaso para fortalecer nuestra fe.

  • Marcos 8: 22- 26.
  • Este texto es el único milagro que aparece en la Biblia donde Jesús realiza el hecho prodigioso en dos fases.
  • ¿Cómo puede ser esto? ¿Le falló la primera vez?
  • El texto nos dice que el ciego fue llevado a Jesús. Probablemente no creía que era posible pero sus familiares le llevaron de todas formas.
  • Jesús le saca de la ciudad. Podemos imaginarnos un paseo a solas con él para interesarse por su vida y conocerle un poco más.
  • Y entonces escupe en sus ojos y le pone las manos encima.
  • Recobra la vista pero sólo parcialmente.
  • Lo vuelve a hacer y entonces recupera la visión completamente.
  • Con mucha probabilidad se debió a una prueba de fe para el ciego, su familia y todos los que le veían.
  • A veces el fracaso es una prueba que fortalece nuestra fe. No han salido las cosas a la primera pero aún quedan más oportunidades.

2.3. El fracaso de ayer es la victoria de hoy.

  • Filemón 8 al 21.
  • Esta carta si bien breve es muy emotiva y con un mensaje muy revelador.
  • Pablo intercede ante Filemón por Onésimo. No nos da muchos detalles de lo que sucedió pero entendemos que siendo esclavo de aquel le había defraudado y o bien había huido o había sido expulsado.
  • Tiempo después conoce a Pablo, cree en Jesús y pasa a ayudarle en medio de sus prisiones.
  • Pablo entiende que es tiempo de enviarle de vuelta y pide a Onésimo que sea generoso.
  • Esto nos habla de fracaso en las relaciones. Cuando alguien en quién hemos depositado nuestra confianza nos defrauda. Nos sentimos dañados y heridos.
  • Pero sorpresa, ese fracaso de ayer se puede convertir en la victoria de hoy.
  1. 3.       Conclusión.
  • Estos son sólo algunos ejemplos que tenemos en la palabra de momentos o personas que “fracasaron” y hemos visto a qué se debió.
  • No sé con cuál te sientes identificado. Este tema es más amplio y posiblemente volvamos sobre ello en el futuro.
  • Una cosa está clara, si fracasamos no desmayemos, en Cristo tenemos la victoria.
  • Cristo fue entregado por nosotros y murió en la cruz como un criminal. Un fracaso aparente fue la mayor victoria para la humanidad.
  • Recordando ese momento encontramos las fuerzas para seguir, siempre cerca de Él. Romanos 5: 1- 11.
  • Oración.

Tags: fracaso, frustración, pecado, fortaleza, reconciliación, restauración

Publicado por manuelsanchez @ 12:23  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios