Domingo, 06 de marzo de 2016

“LECCIONES EN LA PRESENTACIÓN DE JESÚS.”

  1. 1.       Introducción:
  • Lucas 2: 21- 38.
  • Hoy es un día especial para esta congregación porque vamos a celebrar la dedicación de Joanna, la hija de Eliezer y Betsabé.
  • El significado que tiene lo que vamos a realizar en esta mañana tiene que ver con el sentido de estos acontecimientos relatados el Lucas 2: 21- 38, aunque por supuesto no con la forma, pues la ley del AT está abolida por el sacrificio de Cristo. Presentar al niño a Dios como agradecimiento y compromiso de los padres y de toda la iglesia con respecto a ese niño.
  • Es una actitud que debemos aplicar en todos los ámbitos de nuestra, dedicar a Dios y estar agradecidos por todo lo que Él nos da: matrimonio, trabajo, casa, etc. Todo ello proviene de Dios y debe ser para su gloria.
  • Podemos decir que más que un rito es una buena costumbre, aunque no obligatoria porque nada dice el NT respecto a ella. Por supuesto no tiene ningún valor en cuanto a la salvación del pequeño ni paralelismo con bautismo romano. La palabra enseña claramente que el bautismo es de adultos y cuando uno de forma consciente asume su condición de pecador y se arrepiente ante Dios.
  • Cuando acudimos a este texto lo solemos hacer en ocasiones como ésta pero hoy me gustaría que nos sumergiésemos en el texto para encontrar no sólo las enseñanzas que puede traer a los padres y en especial a Eliazar y Betsabé en esta mañana sino unos principios bíblicos que son importantes para todos nosotros.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Cumplimiento.

  • Lucas 2: 21- 24.
  • En el principio de este texto vemos como María y José se habían aplicado para cumplir lo que la ley establecía que había que hacer con el primer hijo varón:

a)      Traerlo al templo para dedicarlo a Dios: Éxodo 13: 2 y 12.

b)      Hacer el sacrificio correspondiente: Levítico 12: 6 al 8.

  • Este principio se nos puede pasar un tanto desapercibido pero nos enseña una gran verdad. José y María sabían lo que Dios había establecido para los niños y procuraron cumplir lo que se había establecido.
  • Esto que vemos en primer lugar nos enseña una gran lección. Cumplir con aquello que sabemos debemos hacer.
  • Tanto José como María habían recibido una revelación especial sobre el hijo que iban a tener y sabían que provenía de Dios (Lucas 1: 26- 33 y Mateo 1: 18- 25), pero eso no hizo que decidieran saltarse lo que por “ley” debían hacer.
  • Siendo especiales cumplieron lo que todos los niños.
  • Como padres debemos ser un ejemplo para nuestros hijos es el cumplimiento de nuestras responsabilidades. Esto afecta a todos los niveles:

a)      Educación (conocimiento y valores) y provisión (prioridad absoluta)

b)      Cuidado y amor (lo más valioso que podemos darles)

c)       Formación teórica y práctica cristiana (valor de nuestro ejemplo)

  • Las lecciones de nuestros padres se graban en nosotros. Yo recuerdo de forma especial a mi madre por haberme llevado a la fe y demostrarme con su ejemplo la confianza en Dios en todas las circunstancias.
  • Yo siempre recuerdo aún ahora las lecciones que mi padre se dedicó en enseñarme: seriedad, honestidad y compromiso con la palabra dada.
  • Nuestras vidas, las de todos (padres y los que no) debe ser un modelo de cumplimiento:

a)      En lo social: trabajo, cumplimiento de las leyes y pago de impuestos

b)      En lo espiritual: oración, proclamación y vida de testimonio

  • ¿Vamos a cumplir con lo que debemos hacer o intentaremos buscar una excusa para saltarnos lo establecido?
  • Anécdota del sitio vacío y la señal de prohibido aparcar (¿buscamos excusas?) o ¿qué hacemos cuando llegamos a un sitio y vemos una cola enorme?
  • No debemos saltarnos lo establecido para tener un trato de favor.

2.2. Testimonio.

  • Lucas 2: 25- 32.
  • Lucas 2: 36 al 38.
  • Estas dos porciones son dos formas de confirmar el testimonio que Dios ya había dado a sus padres y Dios lo hizo de una forma tan especial y pública para que les quedase constancia de que lo que habían recibido era absolutamente cierto.
  • Simeón era un hombre lleno del Espíritu de Dios y le había sido revelado que no moriría hasta ver al salvador, el Espíritu le llevó ese día al templo para traer un mensaje claro de quién era ese niño: El Salvador del mundo. Jesús es la luz de Dios para que el hombre encuentre la salvación, el perdón, la plenitud y la vida eterna (vs. 32). Estaba citando Isaías 42: 6 e Isaías 49: 6.
  • Después sucedió algo similar con Ana, una mujer mayor y con una vida dedicada a la oración (vs. 36 y 37).
  • Esta mujer traía un mensaje similar contándole a todo el pueblo lo que Dios iba a hacer a través de Él.
  • ¿Por qué sucedió esto?
  • Vs. 33: Para testimonio a sus padres pues su tiempo de ministerio público aún no había llegado.
  • Esto nos habla de una gran lección, como Dios habiendo hablado algo a nuestras vidas lo confirma mediante su Palabra o mediante profecía para afirmar nuestros corazones.
  • Hechos 20: 17 al 38 y Hechos 21: 10- 11. La palabra de Ágabo vino a confirmar lo que Dios ya había puesto en el corazón de Pablo.
  • Por supuesto que el caso de Jesús es especial pero sabemos que Dios nos habla como padres sobre nuestros hijos y debemos retener esas palabras.
  • Esto también sucede en muchas situaciones en nuestra vida cuando debemos tomar decisiones importantes.

2.3. Propósito.

  • Lucas 2: 32 y 38.
  • En estos versículos que ya hemos leído tenemos expresado cuál era el propósito grandioso de Jesús como Hijo de Dios enviado al mundo.
  • Salmo 139: 16.
  • Pero también es así en cada una de nuestras vidas. Estamos aquí porque Dios ha querido, la casualidad no existe.
  • No importa el análisis que hagas de tu vida ni lo que te hayan dicho los demás para bien o para mal.
  • Dios tiene un propósito para cada vida conforme a su grandiosa voluntad.
  • Joanna ha nacido porque Dios ha querido y estamos aquí hoy para reconocerlo, darle gracias a Dios y encomendar su vida a su cuidado.
  • 2ª Tesalonicenses 2: 13- 15.
  • Dios nos ha escogido para la salvación. Esto debe hacernos ver nuestra vida a partir de esto, dando así la importancia que merecen el resto de nuestros asuntos.
  • ¿Crees esto? ¿Vives así?
  1. 3.       Conclusión.
  • Del relato de la presentación de Jesús aprendemos que debemos: cumplir con nuestras obligaciones, recibir los testimonios para confirmación del plan de Dios y creer en su propósito para nuestra vida.
  • Esto es así, independientemente de lo lejos o cerca que creas estar de Dios en esta mañana.
  • Oración.

Tags: presentación, consagración, agradecimiento, cumplimiento, propósito, profecía

Publicado por manuelsanchez @ 19:32  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios