Domingo, 07 de febrero de 2016

LA EXISTENCIA DE DIOS

 

La existencia de Dios es uno de los más grandes misterios, no podemos comprender como se formó, si es que se formó, porque la Biblia habla de un Dios eterno, no sabemos cómo piensa, no podemos utilizar recursos científicos como telescopios o laboratorios para confirmar tal existencia.

La Biblia da por hecha su existencia.

Job11:7-9 “¿Descubrirás tú los secretos de Dios?¿Llegarás tu a la perfección del Todopoderoso? Es más alta que los cielos;¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿como la conocerás? Su dimensión es más extensa que la tierra y más ancha que el mar”.

 

A ninguno de los escritores de Las Sagradas Escrituras le dio por probar o cuestionar la existencia de Dios. Dios, es el que existe en si mismo, como leemos en Éxodo 3:14 “YO SOY EL QUE SOY” y es además el origen de la vida Juán 5:26 “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo”.

Ya en la apertura de las Escrituras se nos anuncia a Dios y su existencia  Génesis 1:1 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

La Biblia fundamenta su existencia en eventos atestiguados en momentos y lugares reales. Esto no es Matrix, aquí las cosas pasaron de verdad, no en un universo paralelo, pasan cosas en Grecia, Turquía, Oriente Medio.

La religión no nace como resultado de las pruebas de la existencia de Dios, en realidad es la búsqueda de cualquier confirmación posible de la existencia de Dios. El hombre, en todas partes del mundo, cree en la existencia de un ser o seres supremos y que tiene una responsabilidad moral para con ellos. Hasta en tribus recientemente descubiertas se ha datado que efectivamente se cree en un Dios. ¿De dónde, pues, procede esta creencia universal en la existencia de Dios? Pues del interior del ser humano.

Hay algo en nuestro interior que nos dice que hay algo más, que no podemos haber sido creados por generación espontanea. ¿Sabéis lo que es la generación espontanea? Pues era una creencia que había desde tiempos de Aristóteles, que el mismo apoyaba y que afirmaba que las formas de vida podían surgir de manera espontanea a partir de materia orgánica o inorgánica. Pero no solo Aristóteles la apoyaba, otros conocidos filósofos como Descartes o Newton pensaban igual, hasta que en el siglo XIX Louis Pasteur demostró que esta teoría era una falacia y postuló la Ley de Biogénesis, que establece que todo ser vivo proviene de otro ser vivo ya existente.

 

Y no solo esto. Basta echar un vistazo a nuestro alrededor. Cuando vemos un maravilloso paisaje, una hermosa cascada o un bello animal, nos preguntamos ¿quién creó esto?¿Se originó por sí mismo? Es obvio que no.

Igual que las palabras y las letras que componen un libro no pueden colocarse por sí solos en el orden que están, o los clavos, ladrillos, maderas y pinturas no pueden formarse por sí mismo en los edificios, hay alguien que los ha puesto ahí de una determinada manera para que tengan esa forma, armonía y colores, con la creación y todo lo que nuestros ojos pueden ver pasa igual.

 

La Biblia dice que toda casa ha sido edificada por un constructor Salmos 19:1 ”Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”.

Prácticamente todo el mundo cree en algo. Nadie puede sobrellevar la presión y los problemas de la vida sin tener  fe en algo que al final es imposible de comprobar. Los ateos no pueden probar que no hay Dios, los panteístas no pueden probar que todo es Dios.

La fe, por lo tanto, es inevitable. Lo que ha de decidirse es cuál es la evidencia que consideramos pertinente, como vamos a interpretarla y a quién o en quién estamos dispuestos a creer.

Dios, además de juez y legislador es un ser intelectual y moral , por lo que el hombre, al ser hecho a imagen y semejanza de Dios también tiene una naturaleza intelectual y moral.

Génesis 1:26 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre conforme a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”.

El hombre siente profundas emociones y solamente un ser dotado de bondad, amor, sabiduría y santidad puede satisfacer tal naturaleza, lo que indica la existencia de un Dios personal.

Muchos de los que dudan de Su existencia se tranquilizan a sí mismos pensando que “si Dios quisiera que creyésemos en Él se nos aparecería en persona”. Pero es que ya lo ha hecho. Isaías en el siglo VII antes de Cristo ya escribió en Isaías 7:14 “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel”. Y también nos anticipó que moriría por el pecado de su pueblo Isaías 53(leer entero).Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la fe es el medio sobrenatural para conocer a Dios sin verlo. Hebreos 11:6”Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”

Nosotros como cristianos a veces al compartir con amigos o compañeros nos enfrentamos a situaciones donde la gente tiende a atacarnos donde más nos duele y nos hacen preguntas del tipo ¿quién ha visto a Dios? ó ¿Por qué permite Dios pobreza, guerras e injusticias si tú hablas de un Dios de amor?.

¿De verdad crees que si un ateo viera a Dios abrazaría la fe?¿ O si Dios le mandará señales de su existencia le reconocería como su único y suficiente salvador? En la Biblia tenemos como ejemplo la terquedad del faraón (te invito a leer en casa Éxodo 7) cuando Dios le enviaba señales y posteriormente los fariseos, que viendo los milagros y las señales de Jesús, le odiaban (échale un vistazo a Mateo).

 Dios puede quebrantar cualquier espíritu de rebeldía, , pero, por si mismo, un ateo nunca estará dispuesto a ver a Dios, porque tiene los ojos cegados por el orgullo y la soberbia, y busca refugio en la ciencia, que, como dije antes, no ha podido comprobar la existencia de Dios.

 

En la década de los 50 y 60 hubo un astrónomo estadounidense llamado Allan Rex Sandage, que trabajaba en el Instituto de Tecnología de California y que realizó un estudio sobre el cosmos y las galaxias y como su desplazamiento se había ralentizado. Después de ser ateo de familia judía se convirtió al cristianismo ya que afirmó que el comienzo del universo tuvo que ser originado por alguien, y no por algo como el sostenía al comienzo. Esa explosión que originó el origen de todo tenía que haber sido llevada a cabo por alguien, y no de manera aleatoria como el afirmaba al comienzo de su carrera, no podía ser casualidad que todo lo que hay en el universo se hubiera formado como lo hizo por pura casualidad.

La ciencia nunca va a poder comprobar que Dios existe, porque Dios no cabe en un laboratorio, la ciencia se puede encargar de explorar la creación de Dios, pero no a Su Creador.

A la segunda pregunta de por qué  Dios permite las guerras, la muerte, las injusticias déjame decirte que  Salmos 14:1  dice lo siguiente  ”Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien”.

Los ateos tienen en el dolor humano el arma más potente contra los cristianos, afirmando que Dios es indiferente al sufrimiento del ser humano.

En 1er lugar no hemos establecido nosotros los estándares de lo que es correcto. Solo Dios. Nosotros hemos establecido los nuestros, que no tienen por qué ser necesariamente los de Dios. Isaías 55:8-9 “  Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.”

 En 2º lugar no existe realmente ningún inocente sufriendo,  Romanos 3:23 “Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios”.

El mundo está maldito y gobernado por Satanás a causa de la rebelión del hombre contra La Palabra de Dios y su desobediencia, Génesis 3.17”Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida”.

 

 

Dios no creo el mundo de la forma que lo vemos actualmente y algún día pondrá todas las cosas en orden nuevamente Apocalipsis 21:4”Enjugará Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor ni dolor, porque las primeras cosas pasaron”.

Por otro lado, si ha habido alguien inocente y justo ha sido Jesús, y sufrió más que nadie y además lo hizo para que tu y yo, hoy podamos ser salvos. Proverbios 15:3” Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras”.

 

El sufrió y murió para librar al mundo de la terrible Maldición del pecado, ahora bien, nosotros debemos mover  ficha y acercarnos a Dios recibiéndole como nuestro Señor y Salvador si queremos ser salvos y limpios de pecado,  para que entiendas lo que te quiero decir te voy a enseñar un video que lo explica muy bien.

 

(VIDEO DIOS Y LOS PELUQUEROS)

 

¿Has entendido el mensaje? Somos nosotros los que estamos alejados de Dios, las guerras, los asesinatos, las injusticias existen porque el hombre se cree autosuficiente y no va a buscar de Dios, no damos nuestro brazo a torcer ni ante el Creador de todo lo visible y lo invisible.

 

CONCLUSIÓN

 

Nadie puede probar la existencia o no de Dios. Al menos cuantitativamente hablando.

 

Si  estás aquí esta mañana y aún no has dado el paso de reconocer a Dios como tu único y suficiente Salvador, te invito a que cuando termine el Culto cojas aparte a Manolo, nuestro Pastor y hagas la oración de fe para comenzar una nueva vida, dejando toda etapa errática de tu vida en el pasado y poniendo a Dios  en el centro de tu existencia, naciendo como nueva criatura y dejando que Él tome las riendas de tu vida. 2ª Corintios 5:17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

 

El resto, los que ya le conocemos, sabemos que el está en un amanecer, en una montaña, en cualquier parte de Su Creación. Nos movemos por fe y por fe somos salvos. Vemos sus milagros cada día, en cualquier parte y en cualquier momento, en nuestra propia vida, proveyéndonos de todo cuanto necesitamos, en la salud de nuestros familiares, el es nuestra roca fuerte que igual nos sostiene para no caer al vacío cuando todo lo que hay alrededor nuestro se desmorona como también nos protege y nos cobija cuando llega la tempestad. No podemos luchar en nuestras fuerzas contra la ignorancia de la gente que se empeña en apartar a Dios de sus vidas, en menospreciarle, en hacer de Él algo insignificante y ridículo en sus vidas, debemos dejarle la batalla a Él, solo podemos plantar la semilla con nuestras acciones, en el día a día y esperar que den frutos cuando Dios determine, pero con la responsabilidad como hijos suyos, de abrir los ojos a la gente y hacerles ver que el mundo no está así porque no haya Dios, sino porque el corazón del hombre todo lo corrompe, y hemos sido nosotros quienes nos hemos alejado de Él, siendo tarea nuestra acercarnos confiadamente al Creador .

 

 


Tags: Dios, existencia, interior, evidencia, maldad, amor

Publicado por manuelsanchez @ 20:09  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios