Domingo, 27 de septiembre de 2015

La voluntad de dios para nuestra vida

 

Es una de las preguntas del millón para millones de cristianos, ¿Cómo conocer y hacer la Voluntad de Dios para mi vida?

Hay dos claves para responder a esta pregunta:

1)  Asegurarnos que lo que estamos pidiendo no sea algo contrario a La Biblia o los Mandamientos de Dios.

2) Asegurarnos que lo que estamos pidiendo va a glorificar a Dios y va a ayudarnos a crecer espiritualmente.

Si ambas circunstancias convergen y Dios aún no te da lo que estas pidiendo, entonces es probable que no sea Su Voluntad o que aun no sea el tiempo que El te tiene destinado para ese aspecto por el cual estas clamando.

Los humanos por naturaleza, somos impacientes, y lo queremos todo para ya, y encima que Dios nos lo diga alto y claro ( trabajo, vivienda, situación sentimental&hellipGui?o, pero leemos en Romanos 12:2 “ No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Dios quiere que tomemos decisiones que estén de acuerdo a Su Voluntad. Si estás caminando cerca del Señor y deseando de verdad Su Voluntad para tu vida, Dios va a colocar sus deseos en tu corazón. Deducimos por lo tanto que la clave es desear Su Voluntad, no la nuestra, como leemos en Salmos 37:4 “Deléitate asimismo en Jehová , y El te concederá las peticiones de tu corazón”.

La clave es comenzar  una relación con El, no se trata de seguir unas reglas ni una fórmula matemática. Una vez establecida esa relación todo lo demás, poco a poco, empezará a colocarse en su lugar. A este respecto nos dice Efesios 5:15-17 “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor”.

Dios desea lo bueno para sus criaturas Jeremías 29:11 “Porque yo se los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”, nunca se siente inclinado hacia el mal Santiago 1:13 “Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni El tienta a nadie”, El quiere que alcancemos la vida eterna  1 Timoteo 2:3-4 “ Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”, y que crezcamos espiritualmente Colosenses 1:10 “ para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios”.

¿Pero por qué es importante conocer la Voluntad de Dios?

En nuestra condición natural ni nos interesa ni nos importa conocer la Voluntad de Dios. Y aunque la conozcamos tendemos a rechazarla o a oponernos a ella. Por naturaleza estamos en rebelión contra El, y ese hueco lo aprovecha Satanás para ponernos tentaciones y hacernos creer que determinadas cosas son las que necesitamos en nuestra vida.

Cuando nos damos cuenta que todo eso falla, es cuando recurrimos a Dios, como dice el refranero popular, “nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena”.

 

------------------------------------------VIDEO OSEZNO Y PUMA---------------------------------------------------

 

Es evidente que cuanto más obedezcamos a Dios y más alineados estén nuestros pensamientos con los suyos, más se debilitarán esas tentaciones porque Dios fortalece nuestra capacidad de elegir lo bueno.

 

Condiciones para conocer Su Voluntad

a) Tener confianza en que Dios existe, es bueno y justo y desea lo mejor para nosotros.

b) Obedecer en todo aquello que haya revelado Su Voluntad para nosotros.

c) Ser sumisos, una vez que nos ha mostrado Su Voluntad, obedecerla.

 

Factores para conocer Su Voluntad

*La Biblia; nos provee instrucciones específicas sobre Su Voluntad y encontramos en ella ejemplos sobre las bendiciones de la obediencia y los tristes resultados de la desobediencia

2 Timoteo 3:15-17 “desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden  hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

 

*El Espíritu Santo; Dios se comunica con nosotros mediante el Espíritu Santo hablando a nuestra conciencia. Es Dios mismo apelando a nuestra voluntad

Isaías 30:21 “Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda”.

 

*Los eventos que suceden en nuestra vida; Dios nos ayuda a discernir Su Voluntad al interpretar con sabiduría lo que nos acontece.

Al tomar una decisión que nos parece correcta y avanzamos en cierta dirección, Dios se encarga de abrir o cerrar las puertas de esa oportunidad para nosotros. ( Génesis  24:12-46 nos habla de cómo Eliezer, siervo de Abraham, oró por encontrar esposa para Isaac como Abraham le había pedido, y de como todo aconteció según él tenía en su corazón, y así ocurrió, pues venía de Dios).

 

*La reflexión personal; debemos evaluar los factores enumerados anteriormente ( La Biblia, El Espíritu Santo y los eventos que suceden en nuestra vida), para tomar una decisión, y esto es esencial, porque nuestro juicio, es limitado y parcial.  Así nos lo aconseja Salomón en

Proverbios 3:5-7 “Fíate de Jehová de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová y apártate del mal”.

Ahora, que hemos sentado las bases mediante las condiciones y los factores que acabamos de ver para entender mejor que quiere Dios de nosotros, vamos a responder a la pregunta del millón,  ¿CÓMO PUEDO HACER LA VOLUNTAD DE DIOS?

Para ello, me gustaría que todos abriésemos nuestras Biblias en Salmos 143:10 y la dejásemos ahí, pues vamos a diseccionar este versículo para tratar de encontrar la respuesta.

Salmos 143:10 “Enséñame a hacer Tú voluntad, porque Tú eres mi Dios; Tú buen Espíritu me guie a tierra de rectitud”

La vida de David, no fue fácil, especialmente desde que venció a Goliat, el rey Saúl, en términos coloquiales, le tenía ganas, puesto que su fama creció de tal manera que el pueblo le quería más a el que al propio rey. Saúl intentó acabar con su vida en más de una ocasión y David tuvo que huir. Pero por si esto fuera poco, cuando David asumió el trono, tuvo que huir de su propio hijo, Absalón.

Y vosotros diréis, que para que os cuento esto; pues porque todos, a diferentes escalas de la de David afrontamos peligros a diario, y porque es un claro ejemplo de la actitud que debemos tomar en momentos de dificultad.

1/ En el Salmo leemos que la primera palabra es  “Enséñame”.

Esta palabra entraña humildad y sumisión, como ya he comentado en alguna ocasión, mucha  gente ve esto como una señal de debilidad, cuando en realidad no es, si no una virtud de Dios. La humildad y el sometimiento a Dios nos permite deshacernos de nuestra arrogancia, podemos rendirnos a Dios y de esta manera reconocer y superar nuestras faltas, limitaciones, debilidades y podernos acercar a la presencia de Dios. A este respecto nos dice Salmos 138:6 “Porque Jehová  es excelso, y atiende al humilde, más al altivo mira de lejos”.

 

2/ lo siguiente que leemos en “a hacer Tú voluntad”

Todos somos ignorantes acerca de la mentalidad de Dios, no tenemos un conocimiento completo de lo que El piensa y debido a esta ignorancia somos propensos a hacer nuestra voluntad, sin consultarle. Jesús dijo en Marcos 3:35 “ Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, y mi hermana, y mi madre” y en   1 Pedro 4.2 leemos “para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, si no conforme a la voluntad de Dios”.

3/ Lo siguiente que leemos en nuestro versículo es “porque Tú eres mi Dios”

Hoy  en día el hombre ha escogido apartarse de Dios, no reconocerle como Todopoderoso, creyendo que en sus limitadas fuerzas podrá solucionar sus problemas. Si aceptamos y reconocemos a Dios como nuestro único salvador, debemos deshacernos de todo lo que tenemos en nuestra vida que no le agrade a Él, y posicionarle donde se merece, en EL PRIMER LUGAR DE NUESTRA VIDA.

4/ Después de tu eres mi Dios leemos “tu buen espíritu me guie”

Debemos permitir que el Espíritu Santo nos guie en toda ocasión, esto es fundamental porque solo así llegaremos a la presencia de Dios. El Espíritu Santo nos guía para superar las tentaciones, nos da convicción de nuestros pecados y nos ayuda a vencer en las tribulaciones.

5/ Y por último leemos  “ a tierra de rectitud”

Esta última parte del versículo es fundamental porque no todos los caminos  son de rectitud.

Nos advierte Proverbios 14:12 “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte”

Tendemos a escoger los caminos anchos y llevaderos, pero debemos de orar para que Dios nos indique si ese trabajo, ese piso, o esa persona que creemos que es la ideal en nuestra vida, también lo es a los ojos de Dios.

Todos los que estamos aquí hoy tenemos opiniones, costumbres o maneras de ser que definen nuestra personalidad. Es decir, escogemos ser quienes somos basándonos en cosas que con anterioridad nos parecieron correctas. Y antes de conocer al Señor, quizás tuviéramos excusa, pero ahora no, mucho más sabiendo que lo que para nosotros es correcto no tiene porque serlo necesariamente para Dios.

Mateo 7:13-14 “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son lo que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”.

Debemos perseverar en nuestra fe para no caer en las trampas del enemigo, por eso, nosotros como cristianos, no podemos permitirnos ser influenciados por los dogmas y las creencias de este mundo, porque hemos hecho un compromiso genuino con Dios.

--------------------------------------------------CANCIÓN “LA BRISA”-----------------------------------------------


Tags: voluntad, vida, pensamientos, conocer

Publicado por manuelsanchez @ 21:21  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios