Lunes, 07 de septiembre de 2015

                                                      Lucas 6

 

Gentil convertido, posiblemente en Antioquia donde Pablo administro junto con Bernabé  Hch 11:25

Pablo  lo menciona en sus epístolas. Como “El médico amado” en Col.4:14.  Y luego en:  Film. 24 y  2ª Tes. 4:11

 

Una curiosidad acerca de la mujer con flujo de sangre, Marcos 5:26, señala la impotencia de los médicos para curarla y Lucas 8: 43 su diagnostico es: caso incurable.

 

Escribió además el libro de Hechos, ambas obras van dirigidas a la misma persona: Teofilo Luc 1:3 y Hch 1:1.

 

Lucas tuvo un ministerio muy activo. Médico, pastor, evangelista itinerante, historiador y escritor.

La tradición cuenta una leyenda (posiblemente no sea verdad) que también era pintor y pinto un cuadro de Maria, la madre de Jesús. También dice que se retiró a Bitinia donde murió aunque otros dicen que murió en Grecia como mártir.

 

Señalar que se fija muchos en los detalles. Ningún evangelio cuenta  lo sucedido después de la resurrección de Jesús, la  jornada a Emaús, como Lucas.

 

Todo esto para entender mejor lo que vamos a ver. Lucas 6

 

Versículo 12  Jesús tenia una misión importante, elegir a doce de sus discípulos y se había pasado la noche orando.

13  llamó a sus discípulos (alumnos) ¿para que? Para que fueran sus apóstoles (enviados)

17  y descendió con ellos, y Jesús comienza a enseñar.

        

 Esta enseñanza comienza en el ver. 20 termina en el 49 ya que en el siguiente dice: “después que hubo terminado todas sus palabras…”

 

Comienza con las Bienaventuras, pero curiosamente no están completas,   ( Mat. 5:2-12)

Mencioné lo importante de los detalles. La enseñanza la escucharon todos porque se nos dice que había una gran multitud, pero  Lucas se centra en los discípulos.

 

Lucas se centra en la enseñanza de Jesús  a sus discípulos.  El Señor acaba de elegir a los doce y los va a enviar. Ellos necesitan una lección especial de su Maestro.

Jesús hablaba a una multitud pero su mirada se dirige a los que terminaba de escoger.

 

20. “Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía:”

Bienaventurados los pobres, los que tienen hambre, los que lloran, los que son aborrecidos por causa del Hijo del hombre. A estos los compara con los profetas.

.

Les enseña su dependencia en el Hijo del Hombre tanto para lo material, como para lo espiritual.

 El precio de ser “enviados,” un precio que pagaron los profetas, a los cuales Jesús se refirió  varias veces durante su ministerio, acusando a los judíos de haberlos maltratado, rechazado y matado.

 

En Lucas 11:50-51 Jesús les dice:  “para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que  se ha derramado desde la fundación del mundo, desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías  que murió  entre el Altar y el templo”.

 

 

 

 6:25 “porque así hacían sus padres con los profetas”  Mas adelante en el capitulo 11:47 nos aclara  a que padres se está refiriendo.  A los padres de los fariseos y de los intérpretes de la ley.

 

Pero hay una promesa, una recompensa. BIENAVENTURADOS,  y además  versículo 23 “Gozaos en aquel día, y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos”

 

En contraposición hay cuatro advertencias: a los ricos, a los que están saciados, a los que ríen y a los que además son admirados y alagados por todo el mundo.

También los compara, pero esta vez: con los falsos profetas

 

Al segundo grupo se les hace una seria advertencia, a todos aquellos que se creen autosuficientes poseen todos los bienes materiales, no necesitan a Dios y además son populares y son admirado y alagados por todos.

A estos curiosamente también  les compara con los profetas, o sea con personas religiosas pero falsas.

 

 Jesús continua su enseñanza  ver. 37 “No juzgueis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.”

   

Lo que les esta diciendo es que no sean como los fariseos, ellos van juzgando y condenando a todos.

Lucas 5: 30-31, 33;   6:1;  Lucas 11:37-39, 42-46; Lucas 18:19-12 “OH Dios te doy gracias porque no soy como los demás”

A Jesús mismo le juzgaban y condenaban continuamente.

 

Todo lo que los fariseos hacían era un ejemplo de lo que no se debía hacer.

Lucas 11:42  Jesús dice: “Mas ¡ay de vosotros fariseos! Que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios”.

Lucas 11:44 “¡Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben”.

Lucas 11:46 “¡Ay de vosotros también, interpretes de la ley! Porque cargáis a los hombres con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni aun con un dedo las tocáis.

 

Jesús el Maestro es el modelo: El no vino a juzgar ni a condenar. Ni siquiera a la mujer adultera. “Yo tampoco te condeno, vete y no peques mas” Juan 8:11

El mundo ya estaba y esta condenado. “El Hijo del Hombre vino a buscar y salvar lo que se había perdido.”

 

A continuación  hay premio. Siempre hay premio  a la obediencia

Lucas 6:38 “Dad y se os dará; medida buena apretada, remecida y rebosando darán en vuestro  regazo;”

Parece ser que los comerciantes de grano del Oriente llenaban la cesta del cliente hasta que el grano se  derramara por los bordes.

Pero el Señor a esta medida le añade: apretada y remecida. Cuando uno aprieta el grano y lo agita, todavía puede entrar más cantidad.

La ilustración que usa aquí el Señor nos da a entender que El bendice sin medida, siempre más de lo que esperamos recibir.

 

  Jesús les enseña a continuación una parábola.

6:38-42 “¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?

El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.

¿Por qué miras la paja que esta en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?

¿O como puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en el ojo tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano.

 

 Esta claro que  esta hablando de ceguera espiritual.

 

Jesús no dice que no se deba guiar a un ciego, sino que un ciego no puede guiar a otro ciego.

Una persona que anda en tinieblas, perdido en el mundo, debe ser guiado por alguien que ha estado de discípulo a los pies del Maestro (versículo 40)

 

Tampoco dice que no se quite la paja del ojo de tu hermano, sino que primero examines tu propio ojo.

Seria injusto decir que Jesús les estaba diciendo que no debían ayudar a esas personas

Lo que esta diciendo es que primero tenían que aprender de su maestro antes de guiar a un ciego y a examinarse asi mismos antes de poder quitar la paja de tu hermano.

     Miremos lo que dice Pablo a Timoteo.

     1ª de Tim 5:1-2. “No reprendas con dureza al anciano, sino aconséjalo como si fuera tu padre.  “Trata a los jóvenes como a hermanos; a las ancianas como a madres; a las jóvenes, como a hermanas, con toda pureza.”

Se entiende que Pablo esta diciendo a Timoteo, que habrá momentos en que tendrá que corregir alguna cosa y deberá hacerlo.

 

Tener en cuenta lo que le dice anteriormente en el 4:12  “que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza”

 

También tener en cuenta lo que Pablo dice en Rom. 2:1

“Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tu que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tu que juzgas haces lo mismo.”

 

Pablo esta enfadado con la iglesia de Corinto porque algo que debería haber sido juzgado dentro de la iglesia se había llevado ante los tribunales del mundo  y les dice (1ª Corintios 6:1-5)

Como es que no sois capaces de juzgar las cosas pequeñas, teniendo en cuenta que los santos han de juzgar el mundo.

La segunda acusación mas terrible todavía esta en el versículo 5 del capitulo 6 “No hay entre vosotros sabio ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos”

Falta de sabiduría, pero no de sabiduría de este mundo es de la que habla Pablo. Si no de la sabiduría que viene de Dios.

 

 La pregunta no es si debo o no juzgar, la pregunta correcta es: Estoy a la altura requerida. Soy un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza.

 

 

Versículo  43-45  sigue diciendo: “No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el da buen fruto.

Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas.

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.”

 Ante la duda que debemos hacer. No es aconsejable juzgar a primera vista. Esperar, esperar a ver los frutos. Esperar para no equivocarnos.

 

El punto final es el tercer premio.

LUCAS 6:46-49

“¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quien es semejante.

Semejante es al hombre que al edificar una casa cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el rio dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.

Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el rio dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina  de aquella casa.”

 Los que oyen y obedecen los mandatos del Maestro permaneran  firmes sobrela Roca.Nuncaserán arrastrados por las tormentas y los vaivenes de la vida, serán como la casa construida sobre una roca que no se mueve.


Tags: Lucas, leyes, recompensa, Jesús, modelo

Publicado por manuelsanchez @ 20:53  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios