S?bado, 23 de mayo de 2015

“PREVENIDOS”

  1. 1.       Introducción:
  • Lucas 21: 25- 36, en especial vs. 36.
  • Cuando estaba estudiando en el instituto participé en algunas ocasiones como extra de televisión en programas de concursos y en el “Cajón desastre”. Fue una experiencia muy interesante esa de ver lo que ocurre al otro lado de la cámara.
  • Una de las cosas que más me llamó la atención son las palabras que se emplean cuando se va a comenzar a grabar: “prevenidos”.
  • Cuando era pequeño había un programa de televisión que se convirtió en mítico que se llamaba: “Más vale prevenir”. Era un programa de divulgación médica presentado por el famoso Doctor Ramón Sánchez Ocaña. Su fundamento era educarnos en hábitos sanos para así evitar enfermedades.
  • Desde el principio Dios ha advertido al hombre de lo ocurrirá si obedece pero también si desobedece. Nos ha dejado escritas sus indicaciones para vivir, que debemos buscar, que ayuda recibir y qué debemos esperar.
  • ¿Por qué? Dios quiere que sepamos a qué debemos atenernos, y luego somos libres para decidir nuestro comportamiento.
  • Cuando lleguen esos días ocurrirán algunas cosas:

a)      Vs. 25: Grandes e inconfundibles señales en la naturaleza

b)      Vs. 26: Temor en los hombres

c)       Vs. 27: La venida del Señor en plenitud de poder

  • El texto nos advierte a saber interpretar las señales para reconocer el tiempo, porque es algo que sucederá seguro (vs. 31 y 33). Es verdad que han pasado mucho tiempo desde estas palabras de Jesús pero no caigamos en el “pasotismo” ante este mensaje porque nos jugamos mucho.
  • Vs. 35: Llegará sin embargo como una trampa, cuando no esperemos caer en ella nos la encontraremos de frente.
  • Las advertencias de Jesús son dos:

a)      Vs. 34: Estemos atentos para que ese día no nos pille desprevenidos, parábola de las diez vírgenes (Mateo 25: 1- 13)

b)      Vs. 36: Estar preparados vigilando nuestra vida en oración para que no nos pille no sólo por sorpresa sino trabajando en su obra.

  • ¿Estás preparado si la venida del Señor se produjese hoy? Juan 6: 40
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Saúl: dejarse llevar por los afanes.

  • La vida de Saúl, su elección como Rey, su reinado y su caída nos indican que puede pasar cuando dejamos que otros intereses guíen en nuestra vida en lugar de obedecer a Dios.
  • 1ª Samuel 9: 1- 2. Saúl era un joven guapo, valiente y fornido. Podía haber sido el modelo para una marca de ropa juvenil.
  • Después de que el pueblo pide a Samuel un rey como el resto de las naciones Dios escoge a Saúl y es ungido por Samuel.
  • 1ª Samuel 10: 1- 7. Tenemos a un hombre que fue a buscar unas asnas que se habían perdido y se encuentra con que es ungido como Rey. Dios iba a enviar su Espíritu sobre él para guiarle en esa labor.
  • 1ª Samuel 10: 9- 10. Fue ungido con el Espíritu Santo y profetizó. Una gran experiencia espiritual que había transformado su vida.
  • Llevo al pueblo a la guerra y a la victoria frente a los amonitas. Hasta aquí todo bien, pero algo sucedió que cambió estos acontecimientos.
  • 1ª Samuel 13: 6- 14. Ante la inminencia de la guerra y por temor a la derrota, desobedeció las instrucciones de Samuel y decidió resolver las cosas a su manera. El resultado fue desechado como rey.
  • Vs. 11: La culpa fue del pueblo que desertaba (descargo de responsabilidad en los demás). También fue de Samuel (llegó tarde, los líderes o personas en responsabilidad).
  • Vs. 12: Supuso algo erróneo, a veces el razonamiento nos lleva por caminos equivocados cuando el centro del mismo no es la confianza en Dios.
  • En medio de un gran aprieto fue más importante la situación que la obediencia, a Saúl le costó el reino.
  • Esto nos enseña que ante situaciones complicadas podemos intentar tomar atajos: mentir, echar la culpa a otros, engañar, o bien, obedecer a Dios, esperar  y confiar.
  • En el capítulo 15 vemos la culminación de la actitud de Saúl, una obediencia a su manera. Samuel le envió a la guerra frente a los amalecitas con la instrucción de no tomar ningún tipo de botín, pero esas instrucciones no fueron seguidas: 1ª Samuel 15: 10- 22.
  • Nosotros podemos ser como Saúl, desobedecer o intentar obedecer a nuestra manera (esto no vale), no arrepentirnos y habiendo empezado bien terminar mal.

2.2. David: dejarse llevar por los placeres.

  • Precisamente el que sucedió en el trono a Saúl: David, nos da un ejemplo de cómo reponerse a un error.
  • David comenzó bien, cometió un pecado pero supo que debía hacer para reponerse.
  • Después de la muerte de Saúl y una vida bastante turbulenta llegó a ser proclamado rey primero sobre Judá y luego sobre todo Israel. Llevó al pueblo en victorias y su reino se asentó y fue ganando estabilidad.
  • 2ª Samuel 11: 1. El problema empezó porque estaba donde no debía. En vez de ir a la guerra se quedó en Jerusalén. ¿Estamos a lo que debemos?
  • El resto del capítulo 11 nos cuenta como David se enamora de Betsabé y acaba con la vida de Urías para tomarla por mujer. Esto era algo que Dios no podía aprobar y así se lo hace saber a través del profeta Natán.
  • ¿Cómo reaccionó David? 2ª Samuel 12: 13 y 14. Reconoció su pecado, tuvo que asumir las consecuencias aunque fuesen tan duras como la muerte del hijo que esperaba.
  • Siguió gobernando como rey aunque la situación del reino cambió con un tiempo de disputas que no había habido con anterioridad.
  • Este mismo David fue el que escribió: Salmo 139: 23 y 24.
  • ¿Oramos así nosotros para vigilar nuestra vida?

2.3. Pablo: una actitud vigilante.

  • 1ª Corintios 9: 24- 27.
  • La actitud da Pablo era de vigilancia respecto a su propia vida.
  • Vs. 24 y 25: Todo el que corre lo hace con el propósito de ganar. Por eso está dispuesto a hacer grandes sacrificios: alimentación, entrenamiento, etc.
  • Vs. 26: La carrera (vida) de Pablo tenía un objetivo clave, llegar al final habiendo cumplido su misión y permaneciendo fiel al evangelio.
  • Vs. 27: Porque el peligro era evidente y él mismo estaba expuesto a él.
  • ¿Entendemos nuestra vida con la claridad que lo hizo Pablo?
  1. 3.       Conclusión.
  • Estamos advertidos de que el Señor volverá para llevar a su pueblo consigo y juzgar a la humanidad.
  • Mientras ese día llega debemos mantenernos “alertas”, “prevenidos” para que nada nos impida disfrutar de ese grandioso momento.
  • La mejor forma de hacerlo es en “oración”. Permaneciendo cerca de Dios, escuchando sus advertencias e indicaciones.
  • Santa Cena como recordatorio de que Jesús volverá: 1ª Corintios 11: 26.

Tags: prevenidos, advertencia, afanes, placeres, vigilantes, oración

Publicado por manuelsanchez @ 21:49  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios