Lunes, 02 de marzo de 2015

 LOS OLVIDADOS

                                                          Predicación 1-3-15

INTRODUCCION.

¨Esta novela se inspira en Lucio Petrosidio, portaestandarte de la X Legión, y de los hombres que lo acompañaron. Hombres de una raza extinta, caídos uno tras otro, un día tras otro, en el nombre de Roma. Hombres unidos por el sentido del deber y la fraternidad, a la vez víctimas y verdugos. Aquí los protagonistas no son los grandes nombres que ha dado la historia, sino aquellos desconocidos y extraordinarios soldados perdidos. Sus nombres puede que hayan caído en el olvido, pero sus gestas forman parte de la leyenda...y de la propia Historia´

 

 

   Este texto pertenece a la introducción de la novela histórica ´LA LEGION DE LOS INMORTALES´. Dicha novela narra la conquista de Britania por las legiones romanas en el siglo I a.C  a través de la figura del portaestandarte de la X legión. El portaestandarte era el más importante dentro de cada legión, porque llevaba consigo el símbolo de Roma: El Aguila. Además de su equipación, llevaba una piel de leopardo, oso, lobo o pantera que cubría su cabeza, y era fácilmente reconocible. Estaba siempre en el lugar más comprometido de la batalla, representando a la propia Roma en dicha batalla. Todos se fijaban en él, inclusive los enemigos, para proteger su símbolo y ser guiados por él...

 

   Cuando leí este fragmento, pensé en los ´olvidados´ de la historia bíblica, en aquellos que no figuran entre los grandes nombres que vemos en sus páginas. Si tuviéramos que hacer una lista rápida de ellos, siempre aparecerían los de siempre: Moisés, David, Salomón, Elías, Saúl, Pablo, Juan...y el propio Seño Jesús...

   Pero ¿qué sucede con los que no tienen tanto renombre?  ¿Acaso no fueron importantes? ¿No fueron usados por Dios?  Muchos de ellos, con su actitud, determinación y obediencia, fueron parte del plan divino de salvación, del propósito de Dios, no sólo para el Pueblo de Israel, sino también para toda la humanidad, y si no hubieran intervenido como lo hicieron la historia bíblica podría haber sido diferente...

 

DESARROLLO.

   Son muchos los que merecen un lugar en esta lista de 'olvidados' pero quisiera compartir acerca de 4: Hur, Eliezer, Los 2 espías, José.

 

HUR.-     Ex 17:8-13    Ex 24:14

   El texto bíblico nos muestra que junto a Aarón sube con Moisés a un collado mientras en el valle Josué está luchando contra los amalecitas, enemigos de Israel. No voy a mencionar más a  Aarón, puesto que es de sobra conocido, y nuestro interés se centra aquí solamente en  Huir.

   Moisés sostiene en su mano la vara que Dios le había, dado. Esta vara representa Autoridad de parte del Señor. Su actitud es la de interceder por Israel  durante la batalla.

   Moisés se cansa en un momento determinado, y para darle reposo, Hur pone una roca para que se siente y encuentre reposo. Esta roca representa a Dios mismo (Sal 89:26), El es quien nos sostiene y nos da reposo.

   En un momento determinado, los brazos de Moisés empiezan a flaquear, y cuando esto sucede prevalece Amalec sobre Israel, lo contrario cuando sus brazos se levantan.

   Durante la lucha que supone la intercesión, humanamente tendemos a bajar los brazos, fruto del cansancio, agotamiento, falta de Fe, desánimo...Cuando esto sucede, nuestros enemigos y las circunstancias empiezan a prevalecer sobre nosotros, y empezamos a estar en peligro, corriendo el riesgo de abandonar y dejarlo todo.

   En este caso, Hur  interviene  sosteniendo los brazos de Moisés para que no decaigan, y así la victoria sea de Israel.

Hasta que eso no sucede, Hur permanece firme sosteniendo los brazos de Moisés, hasta el final, aunque es de suponer que él también debió pasar por momentos de cansancio, pero fué consciente de lo que estaba haciendo.

   Parte del éxito que se produjo en lo alto de aquel collado, interceder hasta que Israel venció a los amalecitas, se debe a Hur. Porque sostuvo los brazos de Moisés en alto, para que no los bajara y así no prevalecieran los enemigos de Israel.

   ¿Qué figura representa Hur?

La de aquellos hermanos-as que nos dicen: Voy a estar a tu lado durante la prueba, durante la situación que atraviesas, sosteniendo tus brazos en oración para que no decaigan y puedas salir victorioso en este tiempo. Voy a clamar por ti a Dios para que te mantengas firme hasta que todo haya pasado y logres la victoria...

 

ELIEZER.-     Gn 1:2     Gn 24:1-67

   La Biblia nos muestra que era el mayordomo de Abraham, el que heredaría todo si éste no tenía descendencia. Pero la promesa de Dios no contemplaba esto, ya que Abraham tendría un hijo.

   Es una persona de total confianza por parte de  Abraham, hasta el punto de enviarle a realizar una labor de importancia trascendental.

   Esa labor consiste en ir al lugar de la parentela de Abraham para encontrar una esposa a Isaac. No se trata simplemente de buscar mujer al  hijo del patriarca. Se trata de encontrarla en su familia, lejos de la idolatría de Canaán, donde se adoraban falsos dioses e ídolos, y así mantener la pureza de la Fe auténtica en la descendencia de Abraham y no contaminarse con lo impuro.

  Esto muestra la responsabilidad, pero también la determinación, de no permitir que la descendencia fuera desviada del camino recto al emparentar con mujeres paganas.

   Eliezer es damasceno pero ha creído en el Dios de Abraham, sus pasos son guiados por El, hasta el punto que, según vemos en el texto bíblico, tiene éxito en su misión, y trae para Isaac a Rebeca, que pertenecía a la familia de Abraham, con lo cual está asegurado el mantenimiento de la Fe en la descendencia del patriarca.

   Puede parecer a simple vista que la labor de Eliezer no era complicada: llegar, buscar y traer. Pero se trataba de encontrar una esposa para el siguiente patriarca, y haber sido negligente y hacerlo sin darle la debida importancia podría haber supuesto traer a la mujer equivocada...Y además vemos en el texto bíblico demasiados detalles que nos hacen entender que los pasos del mayordoma fueron guiados por el Señor.

  ¿Qué figura representa Eliezer?

La de aquellos hermanos-as en quien podemos poner nuestra confianza por completo para que hagan por nosotros cosas que por una razón u otra nosotros no sabemos, no podemos, o no somos capaces de hacer. Abraham era viejo y no pudo ir a encontrar esposa a su hijo ni acompañar a su mayordomo, no podría haber soportado un viaje tan largo. Aun así, puso en las manos de Eliezer el destino de su descendencia, lo más importante para él. Su mayordomo representa a aquellos en quien podemos confiar sin temor las cosas que son importantes para nosotros, sabiendo que están en buenas manos, y que fielmente llevan a cabo aquello que les confiamos.

 

LOS 2 ESPIAS.-     Jos 2:1-24     Jos 6:22-25     Mt 1:5

   No sabemos sus nombres. La Biblia no lo dice, solo que fueron designados por Josué para explorar la ciudad de Jericó y recabar información.

   Ya en la ciudad, encuentran cobijo en casa de una ramera. Era el lugar más idóneo para ello, porque allí entraban y salían hombres, no sólo de Jericó, sino también de lugares de alrededor, y de esta forma no levantarían sospechas, aunque posteriormente son descubiertos.

   Rahab, la ramera, los esconde y protege, declarándoles como los habitantes de Jericó desfallecen porque han oído lo que Dios ha hecho en favor de Israel, y saben que no tienen posibilidad contra Israel. Y ésta es la información que dan a Josué en el campamento.

   Pero hay algo más: Rahab reconoce quien es el Dios de Israel, y eso es lo que la lleva a pedir la salvación de ella y su familia cuando Jericó caiga. Los espías acceden, y así sucede, ella y los suyos son librados de la muerte y llevados al campamento de Israel. Rahab no es simplemente alguien salvada de una muerte segura. Ella se convierte en la tatarabuela del rey David, de cuya dinastía vino al mundo como hombre Jesucristo...

   La salvación de Rahab es muestra de la salvación de la muerte que sobrevendrá a todo aquél  que crea en el Señor. Y al igual que es salvada una ramera, Dios no hace acepción ni distinción de personas cuando se trata de recibirlo como Señor y Salvador.

  Podríamos pensar que los dos espías tuvieron dudas o temor: Sí.

   Posiblemente, alguien les pudo decir: ' Al sitio al que Josué os manda es el mismo al que fueron hace años 12 líderes, y vinieron atemorizados 10 de ellos. Dijeron que era un lugar muy peligroso y que ante sus habitantes no podrían. Hasta el punto de que creyeron que era mejor volver a Egipto. Ese es el lugar al que vais'.

   Esas son las voces que siempre oiremos cuando se trata de hacer algo para el Señor o ser incluidos en su propósito. Pero los dos espías vencieron esos temores, y triunfaron donde otros habían fracasado, cumpliendo fielmente su misión.

  ¿Qué figura representan los dos espías?

La de aquellos que son enviados a otros lugares, a salir en Fe. Como los misioneros. Los que no se achican ante las voces de 'precaución' que al final solo traen temor y desánimo. Los que dicen 'heme aquí, envíame a mí', y vencen donde otros han fracasado presas del desánimo y el desaliento. Que no hacen acepción de personas ni están atados por prejuicios y solo ven vidas necesitadas del evangelio, salvándolas de la destrucción porque han reconocido al verdadero Dios, sean rameras o sean lo que sea.

   Hermanos-as anónimos y sin nombre para muchos, o cuyos nombre son olvidados con el transcurrir del tiempo, pero cuya labor, trabajo y valentía da fruto que permanece y se convierten en eslabones de una cadena de bendición para generaciones, y forman parte de un plan divino...

   Los dos espías salieron a un lugar desconocido para ellos, trajeron ánimo al campamento de Israel, y salvaron de la destrucción a aquella que formaría parte de la genealogía por la que vendría al mundo el Mesías...

 

JOSE.-     Mt 1: 18-25

   Imaginemos por un momento la siguiente escena: una pareja de desposados (comprometidos, aún no casados), y el novio escucha lo siguiente de boca de su prometida 'cariño, estoy embarazada'. Y además oír que dicho embarazo es fruto de la obra del Espíritu Santo.

   Esto fue de alguna manera lo que sucedió entre José y María. Y ante esta situación, él solo tenía 3 opciones:

-           abandonarla

-           denunciarla públicamente

-           seguir a su lado

   Si optaba por la primera, la gente pensaría que el responsable era José y por eso huía. Pero María, según DT 22:23-24, sería lapidada. Y José en 'busca y captura'.

   Si optaba por la segunda, María sería, según Deuteronomio, lapidad sin más, y el honor de José a salvo.

         Eligió la tercera opción, pero esto fue gracias a la intervención de Dios, que habló a José en un sueño por medio de un ángel.

   José imaginó su hogar junto a María de una forma muy diferente a como en realidad fue. La biblia no refleja esos anhelos, pero en la mente de José no había lugar para pensar que el primer bebé que María trajera al mundo no fuera hijo  de ambos...

   Y mucho menos que no  fuera hijo carnal, sino fruto de la obra del Espíritu Santo, debido a la elección de Dios sobre María para que fuera el medio por el cual el Salvador vendría a este mundo. De esta forma, se convertían en padres adoptivos del Mesías, hasta que cumpliera la razón por la cual nació.

   Al fin y al cabo, María lo llevaría en su seno. Pero... ¿y José?

Seguramente, algo se descolocó en su cabeza y en su corazón ante este hecho. Algo se había salido de sus planes para formar un hogar con su prometida.

   Pero, por encima de todo, entendió, y lo más importante, aceptó que Dios le había asignado un papel tremendamente importante: un papel de padre para Jesús.

   Dejó a un lado sus sueños, y ocupó su lugar en la Historia Bíblica. Cumplió en su vida parte del propósito de Dios para el Mundo.

   Y aunque a José solo se le recuerda ocasionalmente en las fechas navideñas, representado por una de las figuras que aparecen en los tradicionales  belenes, la verdad sobre su vida no se limita a ocupar un lugar junto a un pesebre y bajo un techado. Y no es esto último por lo que se le debe recordar, sino por haber aceptado el papel que Dios le otorgó para ser el paternal responsable de Jesús en la Tierra.

   ¿Qué figura representa José?

La de aquellos-as que aceptan la labor que Dios les asigna, el papel que tienen que representar, aunque sea distinto al que ellos hubieran deseado o imaginado. De aquellos que aunque sus nombres no sean 'los de siempre' permiten que, con su actitud, la obra y el plan de Dios siga adelante, y que si vemos detenidamente cual fue realmente su labor, nos damos cuenta que es de una trascendencia vital para, en este caso, la Humanidad.

 

CONCLUSION.

   Que nunca caigamos en el error de pensar que Dios usa NOMBRES y no HOMBRES (y MUJERES, por supuesto, aunque en este caso solo se haya compartido en versión masculina).

   Que siempre estemos dispuestos a aprender de aquellos personajes bíblicos que, aunque no tuvieron nombres relevantes y en muchos casos los que tienen caen en el olvido, nos enseñan por medio de su ejemplo, actitud y testimonio, y que no es necesario ocupar demasiados versículos para ver la enorme trascendencia y repercusión de lo que hicieron como parte del plan de Dios.

 

   Que nunca falte quien sostiene nuestros brazos, ni aquellos en quien podamos depositar nuestra confianza, reconozcamos que si vivimos en la parte de la historia que nos toca es porque antes que nosotros hubo quien dio un paso al frente, y que gracias a aquellos que aceptaron un cambio en sus vidas, una parte del fruto de su ejemplo somos nosotros...

 

   No olvidemos a los olvidados...

 

Y confiemos, que aunque los hombres olviden nuestros nombres, Dios no lo olvida...

                                                               1 Corintios 15:58

 

 

 

  

 

 


Tags: olvidados, anónimos, Hur, Eliezer, espías, José

Publicado por manuelsanchez @ 21:16  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios