Viernes, 26 de diciembre de 2014
  • Luz del mundo, eso es Navidad.
  • La navidad suele ser un tiempo donde calles y casas se adornan con luces. Vemos luces entre las farolas, en los árboles. También solemos tener luces en nuestros árboles de navidad y desde hace un tiempo también ponemos luces en el exterior de nuestras casas.
  • En una ciudad como Madrid el importe de las luces de estas fiestas es superior a un millón y medio de euros.
  • Juan 1: 9: “Esa luz verdadera, la que alumbra a todo ser humano, venía a este mundo.”
  • Es es la verdadera luz de la navidad y del mundo. En estos días celebramos (aunque lo hacemos cada día) que la luz de Dios vino a este mundo para que los seres humanos no viviésemos ya más en tinieblas.
  • Esa luz que es Cristo, nos acerca a Dios. Limpiando nuestros pecados y dándonos una nueva vida.
  • Juan 1: 12: “Más a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser Hijos de Dios.” Si hemos hecho esto entonces la luz de Dios brilla cada instante de nuestra vida en nosotros, llevándonos a vivir en luz.
  • Las luces de nuestras casas y de las calles se apagarán en unas semanas, pero es nuestro deseo que la luz de Dios continúe brillando en nuestras vidas.
  • Hay un villancico de estos “profanos” que se han puesto de moda que dice en el estribillo: “Todo lo que quiero en navidad eres tú…”. Realmente todo lo que debemos buscar en navidad es la luz de Cristo.

Tags: navidad, luz, creer

Publicado por manuelsanchez @ 15:07  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios