Domingo, 26 de octubre de 2014

“MANTENIENDONOS FIRMES”

  1. 1.       Introducción:
  • Santiago 1: 17.
  • Todo lo bueno procede de Dios y además Él no cambia jamás. No tiene que evolucionar ni modificarse con el tiempo porque es perfecto.
  • Vivimos en un tiempo en los que el lema: “renovarse o morir” se ha convertido en un axioma tras el que todos parece que vamos sin distinción. Todo cambia a nuestro alrededor y además a una velocidad vertiginosa. No nos ha dado tiempo a sintonizar los canales con la última revisión cuando ya ha llegado la próxima.
  • Esto que es un síntoma de los tiempos debe hacernos reflexionar sobre lo que creemos y la norma de conducta que seguimos. ¿Cambia Dios? ¿Cambia la fe? Por lo tanto ¿debemos cambiar nosotros?
  • El mejor ejemplo de la velocidad en los cambios lo tenemos en el desprecio por los mayores de nuestra sociedad, pensamos que cada vez tienes menos que aportar porque no conocen el mundo actual cuando en realidad siguen sabiendo mucho y nos estamos perdiendo demasiado por arrinconarles.
  • Nos cuesta encontrar ejemplos de personas que se mantengan firmes en sus creencias y convicciones aún dentro de la iglesia.
  • De lo contrario tenemos un montón: políticos, periodistas, deportistas, etc… Hemos acuñado el término de “veleta” alguien que se mueve según el viento que sopla.
  • Filipenses 4: 1.
  • Sin embargo la Palabra nos enseña a mantenernos firmes, es decir, no variar ni cambiar nuestra forma de vivir cuando ya hemos entregado nuestra vida a Cristo.  Los filipenses iban por buen camino y no debían variar ese rumbo.
  • Esto lo tenemos más o menos claro hasta que llegan los problemas, es entonces donde debemos hacer de la “firmeza” nuestra principal característica.
  • En Daniel tenemos un gran ejemplo de ello. Sabía en quién había creído y que no iba a cambiar su forma de comportarse sino debía mantenerse firme:

a)      Daniel 1: 8. No comer lo sacrificado a ídolos.

b)      Daniel 3: 10- 12. No inclinarse ante otros dioses aunque la consecuencia sea caer en un horno de fuego.

c)       Daniel 6: 10- 13. Siguió orando a pesar de estar prohibido.

  • Tomemos este ejemplo de firmeza y permanezcamos:

a)      Firmes en la fe

b)      Firmes en el compromiso

c)       Firmes en la esperanza

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Firmes en la fe (creencias).

  • Gálatas 5: 1.
  • Los gálatas habían creído en el evangelio predicado por Pablo pero llegaron a la iglesia algunos que les confundieron con la necesidad de volver a cumplir la ley.
  • Pablo les afirma que el evangelio es ese y no admite ningún tipo de variación: Gálatas 1: 8.
  • En Miqueas 6: 8 tenemos resumido espléndidamente lo que Dios quiere que hagamos, pero en vez de obedecer eso buscamos cosas nuevas que nos sean más agradables.
  • Hoy en día tenemos la fe siendo azotada por multitud de diversas doctrinas que el enemigo ha introducido en la iglesia con el propósito de aparatarnos de la verdadera fe: prosperidad, super fe, humanismo, etc…
  • Es necesario que sepamos con claridad en qué hemos creído y una vez afirmado esto no permitir ninguna variación.
  • Gálatas 5: 7, es una advertencia que llega hasta nosotros hoy con absoluta vigencia.
  • 2ª Tesalonicenses 2: 15. Esta advertencia de Pablo a la iglesia de Tesalónica se enmarca en  una epístola cuyo tema central son los últimos tiempos.
  • Examinemos nuestra fe a la luz de la palabra y no dejemos que nadie nos perturbe con algo diferente.

2.2. Firmes en el compromiso.

  • Filipenses 2: 8.
  • Este ejemplo, el de Cristo, es el más claro ejemplo de un compromiso llevado hasta las últimas consecuencias. El valor esta en terminar lo que empezamos y no sólo en iniciarlo.
  • Debemos ser imitadores de Cristo también en esto. No es importante creer ahora y vivir en santidad ahora sino seguir así hasta el final: Mateo 24: 13.
  • Hoy en día los compromisos se incumplen sin ningún pudor: ejemplos públicos, laboral, familiar…pero esto no debe ser así para nosotros: Santiago 5: 12.
  • ¿Has tomado un compromiso con Dios? ¿Has tomado un compromiso con esta congregación? ¿Has tomado compromiso con alguien?
  • 1ª Corintios 15: 58. Cuando no vemos el resultado de nuestro trabajo resulta difícil seguir adelante pero Dios nos insta a ello. Lo que hacemos para Dios no es algo vacío sino que lleva fruto aunque no lo veamos en el mismo momento.
  • Testimonio de los misioneros en China: Hudson Taylor.

2.3. Firmes en la esperanza.

  • Romanos 5: 2.
  • ¿Qué esperanza hay para el mundo hoy? Algunos esperan que les toque la lotería, otros sólo mantener lo que tienen y muchos aún confían en los hombres y que estos cambiarán con el progreso (hacer un mundo mejor).
  • Nuestra esperanza, lo que nos lleva a trabajar por la extensión del evangelio y por la unidad y crecimiento del cuerpo de Cristo es la vida eterna.
  • Eso que esperamos no lo vemos ahora pero llegará algún día sin ninguna duda.
  • No debemos desesperarnos porque nos gustaría que la realidad fuese de un modo diferente.
  • Colosenses 1: 23.
  • El evangelio nos da la única esperanza en esta vida y en ella nos debemos asentar para no ser movidos por nada.
  • ¿Qué estamos esperando?
  1. 3.       Conclusión.
  • En un mundo totalmente cambiante la palabra nos muestra el camino de la firmeza.
  • Debemos permanecer firmes en: la fe, en el compromiso y en la esperanza.
  • Hagamos de ejemplos como el de Daniel nuestro modelo.
  • No nos debe importar que en la sociedad del relativismo absoluto nos llamen fundamentalistas.
  • No seamos como el personaje de Santiago 1: 8.
  • Oración.

Tags: firmes, cambiante, perseverar, compromiso, esperanza

Publicado por manuelsanchez @ 19:54  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios