Domingo, 24 de agosto de 2014

“CRECIENDO EN TIEMPOS DE ADVERSIDAD”

  1. 1.       Introducción:
  • 1ª Pedro 1: 6- 9.
  • ¿Algunos de vosotros sabe lo que es tener problemas?
  • Hace muchos años siendo bastante pequeño (unos 11 años aproximadamente) estaba en un culto y el predicador dijo: ¿Alguien aquí no tiene ningún problema? Esa por supuesto era y es una pregunta retórica dando por hecho que todo el mundo los tiene pero yo no era consciente de ello y levanté la mano, el predicador sorprendido me dijo: “No te preocupes hablamos al final y te dejo alguno de los míos.” Ante lo cual todo el mundo se rio, yo me quedé rojo y no volví a levantar la mano nunca más.
  • Los problemas, pruebas y dificultades forman un componente esencial de nuestra vida y nuestra vida cristiana también. En estos tiempos donde muchos prometen falsamente que cuando entregamos a Dios nuestra vida vamos a nadar en la abundancia y la plenitud material. La abundancia y la plenitud de Dios aunque también se manifiestan en lo material tienen su origen y destino en lo espiritual.
  • Esa es la idea que Pedro nos transmite en su carta, vs. 6 y 7. La prueba nos forja es muchos sentidos aunque es verdad que si perdemos de vista la verdad revelada por Dios en su palabra, también puede destruirnos: Lucas 8: 13.
  • Por el contrario, la palabra de Dios nos enseña que debemos perseverar (mantenernos firmes en la fe) hasta el fin: Mateo 24: 13.
  • En la Biblia tenemos muchos ejemplos de vidas forjadas a través de la adversidad:

a)      José

b)      Jacob

c)       David

d)      Pablo

  • Mi experiencia personal me ha enseñado que es en los tiempos de prueba dónde más he aprendido.
  • Hechos 11: 19- 12: 5.
  • En este texto tenemos una correlación de acontecimientos que sucedieron a la iglesia primitiva y por supuesto trajeron unos resultados de avance, progreso y extensión de la salvación a muchas personas:

a)      Persecución

b)      Escasez material: hambre

c)       Cárcel: falta de libertad

  1. 2.       Desarrollo:

2.1.  Persecución.

  • Hechos 11: 19- 26.
  • Después de arresto y muerte de Esteban (Hechos 7) la iglesia sufrió una tremenda persecución, que llevó a muchos a tener que salir de Jerusalén para ir a otras ciudades, aunque la persecución llegó también a otros lugares.
  • Los responsables religiosos judíos vieron en la extensión de la iglesia en Jerusalén una gran amenaza que cuestionaba su estatus por lo que usaron todo lo que tenían a su alcance para acabar con la iglesia, pero la obra era de Dios cómo bien dijo Gamaliel y no podían detenerla (Hechos 5).
  • Hoy en día, sigue habiendo persecución en muchos lugares del mundo contra la iglesia cristiana. Países como China, Siria, Irak, Corea del Norte, India, etc… arrestan, torturan, expulsan de sus hogares y llegan a ejecutar a creyentes por no renegar de su fe.
  • Pero curiosamente, es en esos lugares dónde con mayor fuerza crece la iglesia, ¿Por qué? Yo creo que viven una fe genuina, poniendo a Dios por encima de lo demás, sabiendo que su vida puede terminar en cualquier momento y por supuesto están dispuestos a pagar el precio hasta el final…como hizo Jesús y nos enseñó a nosotros.
  • En nuestro contexto no sufrimos persecución a ese extremo pero si el rechazo y la incomprensión cuando compartimos nuestra fe. Muchos nos rechazan, otros se burlan, otros nos evitan y algunos procuran hacernos la vida imposible.
  • Ante eso hemos de responder desde el amor que Cristo nos mostró y con la confianza de que en esos momentos afianzamos nuestra fe y fortalecemos nuestra vida.
  • ¿Estás sufriendo persecución? Espera y confía en Dios (firmes hasta el final).

2.2. Hambre: escasez material.

  • Hechos 11: 27- 30.
  • En estos versículos vemos como unos profetas advierten que va a venir un tiempo de hambre para que la iglesia esté preparada.
  • Yo pienso que esos momentos nos enseñan mucho y también creo que la crisis que estamos viviendo no sólo no va a pasar pronto sino que se va a recrudecer.
  • Vs. 29 y 30: La iglesia lo que hizo fue prepararse para ayudar a los hermanos en Jerusalén y de lo que tenían compartirlo con ellos.
  • En estos tiempos debemos compartir lo que tenemos con los necesitados dentro y fuera de la iglesia.
  • Recordemos el comedor social que seguirá adelante el próximo curso y debemos crecer en esa área también.
  • ¿Estás pasando por momentos de dificultades económicas? Pide ayuda y cree que Dios no te abandona en este tiempo (por supuesto no es que seas más pecador que los demás).

2.3. Cárcel: privación de libertad.

  • Hechos 12: 1- 5.
  • A esté cóctel de “buenos momentos” que estaba viviendo la iglesia todavía le faltaba algo más.
  • Ejecución de Jacobo y arresto de Pedro.
  • Pedro fue puesto en la cárcel para descabezar a la iglesia y desanimar al resto.
  • Pedro fue librado milagrosamente de la prisión.
  • Nosotros hoy en día podemos llegar a perder nuestra libertad por nuestras creencias y pronto lo veremos también en nuestro país, pero podemos perder nuestra libertad de muchas maneras. Lo podemos entender en el sentido de restricciones para hacer lo que creemos debemos hacer.
  • Ese es un tiempo de espera y confianza de nuevo, no depositar nuestra fe en nuestras fuerzas sino en Dios y por supuesto ORAR.
  1. 3.       Conclusión.
  • El tiempo de prueba es un componente esencial en nuestro crecimiento cristiano, en esos momentos aprendemos y maduramos cómo no podríamos hacerlo de otra forma.
  • Es un tiempo donde afirmar nuestra fe y confianza en Dios, sabiendo que todo está bajo su control y lo estará siempre: Salmo 37: 39- 40.
  • Oración.

Tags: adversidad, prueba, persecución, hambre, escasez, cárcel, confianza

Publicado por manuelsanchez @ 21:26  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios