Domingo, 22 de junio de 2014

“AFERRADOS A LA ETERNIDAD”

  1. 1.       Introducción:
  • 1ª Timoteo 6: 12.
  • En este texto Pablo advierte a Timoteo de los peligros de dejarse llevar por el amor a lo material (amor al dinero), vs. 10. Hoy en día vemos cómo ese es el motor que mueve la mayoría de las voluntades alrededor del mundo.
  • Sin embargo, Pablo le plantea a Timoteo otro objetivo. En el vs. 11 vemos que le dice que sustituya estos impulsos materiales por: justicia, piedad, fe, amor, constancia y humildad.
  • ¿A que nos estamos dedicando nosotros? A cultivar lo material o a cultivar esto segundo.
  • La clave para este cambio está en el vs. 12:  “haz tuya la vida eterna” o como dice en otra versión “aférrate a la eternidad”
  • Debemos vivir con la perspectiva clara que nos enseña la Palabra de Dios que es no mirar sólo el momento actual ni disfrutar únicamente el aquí y el ahora sino vivir con la perspectiva de la eternidad. La vida más allá de este mundo material en el que ahora nos desenvolvemos.
  • Un diseñador de ordenadores llamado Daniel Hillis propuso hace tiempo crear un reloj que hiciera tic tac una vez al año, que sonara sólo cada siglo y sólo cada milenio apareciera el cuco. Si tuviésemos un reloj así comprenderíamos mejor la dimensión verdadera de todo cuanto está sucediendo.
  • En esta sociedad que hemos creado, todo pasa a una gran velocidad y debido a eso nos estamos dejando muchas cosas importantes por el camino. No sólo hemos perdido el tiempo para reflexionar en aras de la actividad constante sino que hemos perdido el horizonte de lo que hacemos.
  • 1ª Corintios 15: 14- 19. El elemento central, intrínseco e irrenunciable de nuestra fe cristiana es la resurrección. Con ella Cristo venció a la muerte que es la máxima expresión del pecado. Con ella nos da la victoria y lo mismo que el resucitó lo haremos los que hemos creído que Él es el Hijo de Dios.
  • Si olvidamos esto, todo lo demás contenido en la Biblia carece de sentido y si nuestra existencia no se fundamenta en la resurrección estamos viviendo de forma vacía.
  • Si vivimos aferrados a la eternidad:

a)      Buscamos lo espiritual y no lo material

b)      Afrontamos las pruebas y adversidades

c)       Perseveramos porque confiamos en las promesas

  1. 2.       Desarrollo:

2.1.  Buscamos lo espiritual vs lo material.

  • Lucas 12: 13-34.
  • En este pasaje tenemos dos partes claramente diferenciadas: vs. 13 al 21 y del vs. 22 al 34.
  • La parábola del rico insensato nos muestra la forma de actuar de alguien que cree que teniendo una gran cosecha y un lugar donde almacenarla tiene su vida solucionada.
  • vs. 15. Jesús deja muy claro que eso no es la “vida” de nadie.
  • Vs. 21: El que quiere ser rico para este mundo y descuida lo más importante, LO PIERDE TODO.
  • Esta primera parte es una advertencia para introducirnos en los versículos siguientes.
  • Vs. 29 al 31: Esta es la mejor receta contra la angustia y la ansiedad. La sociedad antigua no tenía excedentes y su existencia era muy limitada, eso generaba ansiedad y hoy en día con todo lo que hemos evolucionado seguimos teniendo los mismos miedos.
  • Vs. 32: No dejemos que el miedo nos atenace porque si entendemos que es necesario vivir “aferrados a la eternidad” sabremos que DIOS NOS HA DADO SU REINO.
  • Filipenses 3: 17- 4: 1.
  • Vs. 19: Si pensamos sólo en lo terrenal acabaremos mal necesariamente.
  • Vs. 20: Nosotros somos ciudadanos del cielo y nuestro lugar está junto a nuestro Salvador por la eternidad.
  • ¿Buscas lo material? Miremos a lo eterno.

2.2. Aceptamos las pruebas y adversidades.

  • 2ª Corintios 1: 3- 11.
  • ¿Qué era lo que mantenía a Pablo y a sus compañeros en los viajes misioneros?
  • Vs. 10: La seguridad de que Dios les iba a seguir librando.
  • Vs. 10: Su mirada estaba puesta no en la situación actual sino en la eternidad.
  • Sigamos su ejemplo cuando nos encontramos en prueba, enfermedad, angustia o soledad.
  • 2ª Corintios 4: 16- 18.
  • Vs. 16: Mientras el hombre se aferra por detener el paso del tiempo y sus efectos en nuestro aspecto nosotros debemos ocuparnos más de nuestra vida espiritual.
  • Algunos estiman que el futuro de la humanidad está en llegar a una esperanza de vida de cuatro veces la actual y para ello se está trabajando en numerosas pruebas que no se oyen frecuentemente algunas de las cuales (transhumanismo) perfilan un hombre mitad humano y mitad máquina.
  • El hombre espera resolver los problemas emocionales con los métodos de “inteligencia emocional”.
  • La realidad es que el hombre se seguirá desgastando y muriendo. Esto nadie lo podrá cambiar. El hombre seguirá sufriendo porque el pecado sigue avanzando.
  • Vs. 17: ¿Por qué a Pablo sus sufrimientos le parecían ligeros y efímeros?  Porque vivía aferrado a la eternidad.
  • Vs. 18: Si nuestra vista se detiene sólo en lo que ven nuestros ojos no estamos mirando cómo debemos.

2.3. Perseveramos confiando en las promesas.

  • 2ª Pedro 3: 10- 18.
  • Cristo volverá a instaurar su Reino con un cielo nuevo y tierra nueva, ¿qué debemos hacer?
  • Vs. 11 y 12: Vivir de forma intachable anhelando ese día.
  • Vs. 17: Estar alertas para no desviarnos de la verdad ni perder la estabilidad de una vida asentada en la Palabra de Dios.
  1. 3.       Conclusión.
  • Debemos vivir pensando en la eternidad, sólo así daremos valor a lo que verdaderamente lo tiene.
  • 2ª Pedro 3: 8. Esa es la dimensión divina del tiempo y en ella debemos vivir.
  • Si hacemos esto: valoraremos más lo espiritual, tendremos mayor capacidad de soportar las pruebas y perseveraremos hasta el final.
  • Debemos continuar predicando la eternidad (resurrección) como eje central del mensaje del evangelio como hizo Pablo en Atenas aun cuando algunos se burlaron de él por eso: Hechos 17: 16- 34.
  • Oración.

Tags: eternidad, material, espiritual, ansiedad, salvación, pruebas

Publicado por manuelsanchez @ 22:34  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios