Jueves, 20 de febrero de 2014

“CRECIENDO JUNTOS”

  1. 1.       Introducción:
  • Romanos 12: 3- 6. En especial vs. 5.
  • En este texto de la Epístola a los Romanos y en otras cartas del apóstol Pablo tenemos la analogía de la iglesia y un cuerpo.
  • De la misma forma que un cuerpo tiene muchos miembros y cada uno desempeña una función determinada, así también en la iglesia.
  • Esto tiene implicaciones profundas:

a)      Saber cuál es nuestro lugar en el cuerpo y ejercerlo. Sino el cuerpo tiene una disfunción más o menos severa.

b)      No establecer comparaciones. En un cuerpo sería absurdo pensar en que opina cada uno del trabajo del otro. El cuerpo funciona porque todo trabaja sin más. Anécdota de la serie de dibujos “El cuerpo humano”. Un músculo opinando del corazón o el riñón comentando sobre el estómago.

c)       Ninguno pensar que es más que otro: vs. 3. 1ª Corintios 12: 21.

d)      Lo importante no son las partes sino el conjunto: 1ª Corintios 12: 14- 27.

  • Vivimos en un mundo donde la competitividad impera. Tenemos que ser los mejores en todo lo que hacemos porque si no vendrá alguien y nos quitará el puesto. En EEUU algunos no cogen vacaciones por temor a que a la vuelta les hayan sustituido.
  • Ahora estamos viendo los JJ.OO. de invierno donde todos luchan por conseguir las medallas. El que no la obtenga no será digno ni de atención ni de ser recordado.
  • En muchas ocasiones conseguir algo supone eliminar a alguien por el camino. Un ascenso supone que alguien se queda sin él y un triunfo supone que alguien pierde.
  • Situación de Iker Casillas y Diego López como porteros del Real Madrid. Los dos muy buenos pero sólo hay sitio para uno y el entrenador ha buscado una medio solución que no contenta a nadie.
  • El principio que gobierna este mundo es hay que ganar a costa de los demás. Como si la vida fuese un juego de suma cero: lo que uno gana es porque otro lo pierde.
  • En esta mañana vamos a ver que en la iglesia no debe ser así, no es esa la voluntad de Dios.
  • Es posible que ganemos todos, que todos crezcamos y que lo hagamos a la vez. También es posible que del crecimiento de los demás nos beneficiemos todos.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1.  Así no es.

  • Marcos 10: 35- 45.
  • En esta ocasión se acercan a Jesús Jacobo y Juan con una petición especial: vs. 37.
  • En el texto paralelo de Mateo 20: 20- 28, se dice que la que se lo pidió fue su madre pero aún en dicho texto dice que Jesús les respondió a los tres por lo que todos pensaban lo mismo.
  • La respuesta de Jesús fue muy clara: “no sabéis lo que estáis pidiendo.”
  • ¿Qué había en el corazón de ellos? ¿Qué motivo esta pregunta?
  • Pensar, sin duda que el Reino de Dios era como este mundo, unos ganan y otros pierden. Si ellos estaban a la derecha e izquierda (lugares de preeminencia) los demás ocuparían lugares de menor importancia.
  • Anécdota del enfado de Cospedal con el ministro Wert por quién intervenía en primer lugar en un acto público.
  • Así no es en el Reino de Dios. Si alguien entiende el Reino de Dios o su iglesia como un lugar donde unos ganan y otros pierden está totalmente equivocado.
  • Jesús se lo plantea así y les da respuesta mostrándoles el camino correcto:

a)      Vs. 38: Ser conscientes del privilegio que tenemos. Estar cerca de Jesús y tener comunión con Él.

b)      Vs. 42- 45: El modelo divino es de servicio. No buscar la preeminencia sino ayudar a los demás. Eso fue lo que Cristo hizo (vs. 45).

  • ¿Queremos nosotros lo mismo que Jacobo y Juan?
  • ¿Estamos dispuestos a servir a los demás?

2.2. Así sí.

  • Ahora vamos a ver dos casos que nos muestran claramente esta actitud en cuánto a lo que hacen los demás que agrada a Dios.
  • Números 11: 24- 29.
  • En los versículos anteriores vemos como Moisés se lamenta de que el trabajo de dirigir al pueblo es muy grande para él sólo (habían acabado ya con su paciencia). Entonces el Señor le dice que escoja a 70 hombres porque Dios les va a capacitar para que le ayuden.
  • Vs. 25: El Espíritu de Dios descendió sobre ellos y profetizaron.
  • Vs. 26: Pero había otros dos hombres que no habían asistido a este acontecimiento y también profetizaron.
  • Vs. 27 y 28: Alguien fue a dar aviso a Moisés y Josué instó a Moisés a no permitírselo. No formaban parte de la élite.
  • Vs. 29: Esta es la respuesta que muestra la actitud correcta de un siervo de Dios. Ojalá todos profetizasen. Ojalá todos quisieran trabajar para la obra de Dios. No había ni un atisbo de competencia sino deseo de compartir la labor.
  • Esa es la actitud que debe reinar entre nosotros.
  • Lucas 9: 49- 50.
  • En este contexto Jesús les estaba hablando a sus discípulos acerca de su muerte, les iba a dejar y sabía que ellos ya estaban pensando en quién iba a ser el líder del grupo después de Jesús y entonces les dice “9: 48”.
  • Vs. 49: Después de esto Juan le responde que se han encontrado con alguien que realiza obras milagrosas pero que como no forma parte del grupo de discípulos le han reconvenido.
  • Vs. 50: La respuesta de Jesús es muy clara.

a)      Mal hecho prohibírselo.

b)      Todos formaban parte del mismo equipo (cuerpo).

  • Es curioso como nosotros le hemos dado la vuelta a la frase: “El que no es por nosotros es contra nosotros.”
  • La respuesta de Jesús nos muestra un camino de crecimiento para todos sin competencias ni exclusiones.
  1. 3.       Conclusión.
  • El modelo de este mundo es de competencia. Yo contra los demás. Tengo que ganar aunque otros pierdan.
  • El modelo de Cristo que se ejemplifica en su iglesia no es así: un crecimiento continuado para todos sin exclusiones ni competencias.
  • ¿Qué modelo vamos a seguir?
  • Hay trabajo de sobra para todos, debemos crecer en conjunto sabiendo que el progreso de mi hermano redunda en mi crecimiento también.
  • No dejemos que nos llamen ilusos por pensar esto.
  • Oración.

Tags: iglesia, cuerpo, crecimiento, juntos, competencia

Publicado por manuelsanchez @ 19:54  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios