Lunes, 06 de enero de 2014

EL CORAZON

 

 

ABRAMOS LA BIBLIA EN Juan 1, vv. 35 a 37 y 40 a 47. LEERLOS.

 

- Primero se nos dice que Juan el Bautista, al ver a Jesús, dice a dos de sus discípulos: "He aquí el Cordero de Dios". Ellos, inmediatamente siguen a Jesús.

- Evidentemente, sabían que significaba "Cordero de Dios".

- Y creyeron a Juan -- creyeron la noticia.

Ellos eran Andrés y otro.

 

- Andrés se lo dijo a su hermano Simón: "Hemos hallado al Mesías (al Cristo)".  

- Simón sabía qué significaba "Mesías".,

- Y creyó a su hermano -- creyó la noticia.

 

- Jesús halló a Felipe. Le habló directamente. Sólo le dijo: "Sígueme". Y Felipe le siguió. 

- Felipe creyó a Jesús.

- Y también sabía, es decir, conocía las Escrituras, puesto que después, cuando halló a Natanael, le dijo: "Hemos hallado a Aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas".  

 

Entre paréntesis, más tarde el Señor usaría ese conocimiento que Felipe tenía de los profetas y de Jesús para enseñar al eunuco (Hechos xxx):

- Y Felipe "halló" al eunuco a quien había sido enviado por un ángel, y quien iba leyendo a un profeta, Isaías, pero no entendía nada, porque no sabía. Pero creyó a Felipe.

 

Volviendo a nuestra historia, Natanael

también sabía, PERO... tenía prejuicios. "¿De Nazaret puede salir algo bueno?". Por eso dudó de la noticia, pero...

- En parte creyó a Felipe, porque cuando éste le dijo: "Ven y ve", fue.

 

En casi todos estos casos saber facilitó las cosas. Pero no fue lo más importante. El factor clave y común en todos los casos fue la CREDIBILIDAD de aquellos que hablaron de Jesús como el Mesías.

 

¿Qué aprendemos?

 

-  la importancia de  ser creíbles ante las personas cercanas a quienes hablamos de Cristo. Ellos han vivido cerca de nosotros y no es fácil engañarles. Nos conocen bien. Par ser dignos de su confianza no valen fingimientos. Puede que eso valga ante los desconocidos.  Para dar un testimonio creíble ante los que nos conocen debemos tener un corazón íntegro.

 

¿Y qué es la integridad?

 

Según el dic. María Molina = actitud íntegra, honrada y digna de respeto, y justamente el ejemplo que da está de acuerdo con lo que acabamos de ver: "confían en él por haberles dado muestras de su integridad y rectitud".

 

 

- La importancia que tener un corazón sin falsedad tiene para el Señor. Natanael había demostrado ser una persona con pre-juicios (significado),  lo cual no es bueno, y sin embargo no fue obstáculo para que Jesús, que le conocía como a todos nosotros, alabara la ausencia de falsedad en su corazón: "He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño" (Juan 1: 47).  En otra Biblia, doblez. Cómo es un doblez: pliegue -- hay una parte oculta. No se ve.

 

 

-------------------

 

UNA Y OTRA VEZ encontramos en la Biblia la importancia que Dios da a que tengamos INTEGRIDAD DE CORAZON.

 

- Pero, ¿qué es el corazón?

 

Según la Biblia, es lo más íntimo, lo más profundo del hombre. "El núcleo, lo medular de la persona, su mismidad". Es el asiento de las actitudes y de las intenciones, y lo que determina sus pensamientos, sus palabras y sus tendencias al obrar.

 

- y ¿qué es la falta de integridad = la falsedad de corazón. Está relacionada con la mentira.

 

Dios detesta la mentira. Jesús habla de Satanás como "padre de mentira". Es decir, como el que la engendra, como su autor. Por lo cual el que miente o engaña realiza una obra de Satanás.

 

La mentira puede expresarse de maneras muy sutiles. Puede presentarse en forma de:

 

- Exageración.

 

- Falsedad, que viene de falsificación, y que incluye la imitación, el querer dar una impresión no veraz (falsa) de lo que uno no es o no siente para impresionar a los demás.

 

- La doble vida. Es vivir una mentira para no desvelar cómo se vive en realidad.

 

- La teatralidad. El teatro es ficción, pero declarada, de manera que no engaña. Pero la teatralidad es en sí engañosa y, en mi opinión, detestable, y por desgracia se practica en algunos círculos en los que jamás debería aparecer. Lo que no es genuino es mentira.

 

- La estafa (mezcla de engaño -- mentira -- y deseo de robar).

 

 

Y la falta de nobleza o integridad se manifiesta en:

 

 - Disimulo cuando alguien les pide cuentas de algo indebido (desviar la atención del otro hacia otra cosa cuando tienen que dar explicaciones de algo incorrecto....).

 

- Las tretas o trucos para sonsacar al hermano.

 

- Tener un plan oculto (políticos), es decir, perseguir un objetivo no bueno pero actuar como si se persiguiera un buen fin.

 

- Tener astucias deshonestas.

 

CON LOS DEL MUNDO:

 

EL SEÑOR NOS DICE QUE SEAMOS ASTUTOS COMO SERPIENTES, PERO... SENCILLOS COMO PALOMAS.

 

ASTUTOS (PRUDENTES, ASTUTOS), PERO SENCILLOS (INTEGROS):

 

- Cuando a Jesús le hacían una pregunta capciosa, El contestaba con otra o cambiaba de tema (testimonio de mi juicio).

- Pero sencillos de corazón (Abimelec: Yo conozco tu sencillez de corazón, que no sabías....) (Gén. 20: 5, 6) "Con sencillez de mi corazón... he hecho esto",  a lo que Dios le contestó en sueños: "Yo también sé que con integridad de tu corazón has hecho esto".

 

 

El hombre puede engañar a los demás e incluso a sí mismo. Sí, hay personas que viven mintiendo constantemente y llegan a creerse sus propias mentiras (mitómanos).

 

¿Pueden los que practican el mal engañarse a sí mismos respecto a la maldad de sus actos?.  Sí. La Palabra de Dios habla de las conciencias cauterizadas: "Por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia..." (1ª Tim. 4: 2) (Cauterizar: quemar o destruir un tejido para formar una costra..). O sea, insensibilizada.

 

- Pero a estos Dios les dice en Gálatas 6: 7: "no os engañéis, Dios no puede ser burlado (engañado)".

 

Y:

 

- Jer. 17: 9-10: ""Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?". Yo, el Señor, (que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras)".

 

 

IMPORTANCIA DE LA INTEGRIDAD DE CORAZÓN:

 

 

- La falta de integridad en el corazón lleva a no querer asumir la culpa, lo cual es otra forma de mentira. Ya hemos visto otras veces que el hombre, desde el principio, se niega a reconocer su propia culpa.

Esta tendencia nos acecha incluso cuando conocemos al Señor.

Cuando negamos la culpa estamos MINTIENDO y mostrando un corazón no íntegro. Es tan grave que sin reconocimiento y confesión de pecado no es posible el ARREPENTIMIENTO, y sin éste no podemos reconciliarnos con Dios.

 

- Lo mismo con los hermanos y con el prójimo. ¿No nos duele cuando descubrimos que alguna persona que amamos  no reconoce su ofensa? Es una falta de integridad, y además de amor, ya que nos hace más difícil el perdón. Por algo el Señor nos dice que cuando un hermano nos ofende lo primero que hay que hacer es hablar a solas con él --- pero esto sólo es posible si el hermano quiere, y por desgracia algunos no quieren.

 

-------------------------------------

 

 

CUIDEMOS DE NUESTRO CORAZON, porque:

 

- Sobre todas las cosas, cuida tu corazón, porque de él mana la vida (Proverbios).

 

Porque a Dios es lo que más le importa de nosotros:

 

- Es el primer y gran mandamiento: "Amarás a Dios con todo tu corazón....". En la lista de todo aquello con que quiere que le amemos, en primer lugar viene el corazón.

 

- Quiere que se lo entreguemos por encima de todo lo demás, para que El sea nuestro tesoro. "Donde esté su tesoro, allí estará su corazón".

 

- Está tan interesado en nuestra integridad que escudriña nuestros corazones: "Porque Dios escudriña los corazones DE TODOS, y entiende todo intento de los pensamientos" (1ª Crónicas, 28: 9).

 

 

- Así que detesta la maldad y la falsedad de corazón. Tanto que en Gén. 6: 5  llega a decir "todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal, y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en Su corazón". ¡LE DOLIO EN SU CORAZON! El corazón malvado hace sufrir a Dios.

 

¿A quién reprendió más duramente Jesús? A los FARISEOS. ¿Por qué? Porque detesta el corazón falso.

 

Fijaos qué importancia le da que Cristo que dice de Sí mismo: "YO soy el que escudriña la mente y el corazón" (Ap. 2: 23).

 

 

 

Y PUESTO QUE DIOS DETESTA LOS CORAZONES FALSOS, SEA LA LIMPIEZA DE CORAZON UNO DE NUESTROS MAYORES EMPEÑOS,

 

Para ello:

 

- PIDAMOSLE que nos ayude a saber si hay falsedad en nuestros corazones, como se lo pidió David:

 

"Escudríñame, oh Señor, y pruébame; examina mis íntimos pensamientos y mi corazón". (Salmo: 26: 2-3).

 

Qué hermoso, ¿verdad? Y qué noble.

 

Y SI SU SANTO ESPIRITU ENCUENTRA ALGUNA FALSEDAD EN EL, ARREPINTÁMONOS CON SU AYUDA, PORQUE:

 

Como dice uno de los Salmos más bellos: "Al corazón contrito y humillado no despreciarás Tú, oh mi Dios" (Salmo 51: 17).

 

 

Y PARA ELLO, PENSEMOS EN EL GALARDON PROMETIDO POR NUESTRO AMADO SEÑOR:

 

 "BIENAVENTURADOS LOS LIMPIOS DE CORAZON, PORQUE ELLOS VERAN A DIOS" . (Mateo 5-8).

 

 

OREMOS.


Tags: corazón, integridad, limpio

Publicado por manuelsanchez @ 21:19  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios