Lunes, 23 de diciembre de 2013

“TERMINANDO LO EMPEZADO”

  1. 1.       Introducción:
  • Josué 18: 1- 10.
  • Este fue unos de los pasajes más asombrosos que encontré hace unos meses releyendo el libro de Josué.
  • El pueblo de Israel había llevado a cabo una conquista, no exenta de problemas pero que se caracterizaba por una victoria sorprendente sobre todos los pueblos que habitaban la tierra.
  • Es verdad que no fue un proceso inmediato sino que llevo unos cuántos años. Josué no concluyó dicha conquista pero Dios si le había encomendado repartir la tierra entre las tribus (Josué 13).
  • Cuando volvía a leer este texto me llamaba profundamente la atención que (vs. 2) todavía a estas alturas hubiera 7 tribus que no habían recibido la asignación de su heredad y no tenían ninguna prisa en hacerlo, ¿porqué?

a)      Se habían olvidado del propósito de la conquista

b)      Estaban conformes con lo que tenían

c)       Estaban entretenidos con otras cosas…

  • Entonces Josué les increpa: “¿Hasta cuándo vais a esperar para ir a tomar posesión de la tierra que Dios os ha dado?”
  • Las tribus que no habían recibido su reparto eran: Benjamín, Simeón, Zabulón, Isacar, Aser, Neftalí y Dan (o sea 7 de 12, o sea casi el 60%).
  • Adonde quiero llegar, estas tribus no se habían dado cuenta de la importancia de concluir aquello que habían empezado.
  • ¿Qué sensación nos dan las cosas que dejamos a medias?

a)      Edificios sin construir

b)      Obras sin terminar

c)       Proyectos incompletos

  • Es importante comenzar las cosas pero más importante aún es terminarlas. En el camino hay muchos problemas y dificultades y ahí entra en juego la PERSEVERANCIA.
  • ¿Somos perseverantes o nos rendimos antes de acabar?
  • Ahora que está a punto de concluir el año solemos hacer balance: ¿qué cosas has o hemos empezado que están todavía sin concluir? ¿Qué haremos con ellas?
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Jesús terminó su obra.

  • Juan 17: 4.
  • Dios nos dio el ejemplo de cómo le gustan las cosas en la obra de la creación: Génesis 2: 1-3. ¿Cómo se quedó la creación incompleta o terminada?
  • Sólo después de eso descansó y ese es el modelo de comportamiento que a Dios le agrada.
  • Jesús sabía que tenía una labor que hacer en la tierra y el éxito de la misma estaba en terminarla. No estaba completa en:

a)      Anunciar el Reino

b)      Milagros y sanidades

c)       Enseñar a los discípulos

  • Era una obra que debía completarse con el sacrificio en la cruz.
  • Juan 17: 1- 4.
  • Vs. 4: La obra estaba concluida. No se iba a quedar a medias, ¿qué hubiese pasado?
  • Tomemos este modelo como el gran ejemplo para nuestras vidas.
  • ¿Terminaremos nosotros nuestra obra?

2.2. Pablo concluyó su labor.

  • 2ª Timoteo 4: 6- 8.
  • En estas palabras Pablo se sincera con su compañero, amigo y fiel colaborador Timoteo. Reconoce que su vida está llegando a su fin y se pone a hacer balance.
  • Vs. 6: Comprendía que su tiempo en esta tierra estaba llegando a su fin. También esto es de una gran claridad espiritual.
  • Su resumen no sólo es grandioso sino de gran profundidad:

a)      He peleado la buena batalla, ¿qué batallas estamos nosotros peleando? La buena (la de Dios, no tenemos lucha contra carne ni sangre) sino estamos con nuestras batallitas.

b)      He acabado la carrera. He completado aquello que debía hacer.

c)       He guardado la fe. No me he apartado de lo enseñado y revelado por Dios.

  • Vs. 8: Sabía que la recompensa de la vida eterna le estaba esperando.
  • Aquí también tenemos un gran ejemplo que nos ilumina: peleemos la batalla de Dios y no otras, terminemos lo que hemos empezado y no nos apartemos de la fe revelada en su palabra.
  • ¿Terminaremos nosotros nuestra obra?

2.3. Dios quiere que nosotros completemos la obra.

  • Filipenses 1: 6.
  • Terminar la obra sólo es posible con la ayuda de Dios y esa la tenemos garantizada.
  • La obra que Dios empezó en nuestras vidas cuando le conocimos, le pedimos perdón y nos comprometimos en seguirle debe ser llevada a su fin.
  • Nuestra vida es un proceso de santificación progresivo: ser cada día más como Cristo.
  • Pero también nuestra labor de compartir el evangelio con los demás debe ser llevada a su fin. No la dejemos a medias.
  • Todo lo que Dios ha empezado tanto en tu vida como en esta iglesia lo ha hecho con la intención de concluirlo.
  • ¿Terminaremos nosotros nuestra obra?
  1. 3.       Conclusión.
  • Lo importante no es haber comenzado ni la obra en general ni los proyectos en particular, sino perseverar en ellos (si entendemos que agradan a Dios).
  • La obra que Cristo empezó en cada uno de nosotros tiene un propósito definido, no nos cansemos de esperar sino perseveremos hasta el final.
  • Mateo 24: 13.
  • Esperemos no recibir de Dios la reprimenda que las siete tribus recibieron de Josué por negligentes y faltos de iniciativa.
  • Oración.

Tags: terminar, concluir, perseverar, carrera, completar

Publicado por manuelsanchez @ 23:52  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios