S?bado, 19 de octubre de 2013

“TRISTEZA Y GOZO”

  1. 1.       Introducción:
  • Juan 16: 16- 24.
  • En especial el vs. 20: “…vuestra tristeza se convertirá en gozo.”
  • Jesús no les estaba haciendo un juego de palabras a los discípulos sino intentando explicarles que les iba a dejar solos por un tiempo pero después volvería a quedarse para siempre (el Espíritu Santo).
  • Afirmaba una realidad, cuando el fuese entregado y llevado a la cruz para morir, los discípulos se iban a quedar muy tristes y desconsolados. Pensarían que todo aquello que llevaban viviendo los últimos tres años no había merecido la pena. El Señor les insta a pensar que eso no iba a ser el final de ninguna de las maneras.
  • El principio fundamental contenido en este texto es que en este mundo encontramos tristeza en algunos momentos pero esa tristeza junto a otras muchas cosas ha sido vencida por Cristo en la cruz y habrá un día que terminará para siempre: Apocalipsis 21: 3- 4.
  • ¿Estás triste? ¿Has estado triste alguna vez? ¿Qué te ha producido la tristeza?
  • ¿Pensamos que no vamos a poder salir nunca de esta situación?
  • Hace aproximadamente un año el famoso tenista Rafa Nadal estaba lesionado de bastante gravedad. Algunos auguraban que su carrera había llegado a su fin debido al extraordinario esfuerzo físico que realiza. Pero un año después ha recuperado el número uno del mundo y está jugando mejor que nunca.
  • Hay un término en psicología positiva que se llama “resiliencia” que explica cómo aprovechar las situaciones desagradables y traumáticas para impulsarnos hacia delante y no sumirnos en la tristeza perpetua.
  • A pesar de traumas graves, incluso muy graves, o de desgracias más comunes, la resiliencia parece una realidad confirmada por muchísimas trayectorias existenciales e historias de vida exitosas. De hecho, por nuestros encuentros, contactos profesionales y lecturas, todos conocemos niños, adolescentes, familias y comunidades que "encajan" shocks, pruebas y rupturas, y las superan y siguen desenvolviéndose y viviendo -a menudo a un nivel superior- como si el trauma sufrido y asumido hubiera desarrollado en ellos, a veces revelado incluso, recursos latentes y aun insospechados".

(Michel Manciaux. La resiliencia: ¿mito o realidad)

  • La tristeza forma parte de nuestra vida…pero no para siempre.
  • La gente quiere rodearse de gente alegre y nosotros a veces estamos tristes. No debemos aparentar un estado diferente del que estamos viviendo pero tampoco debemos dejar que nuestra vida se consuma en una tristeza sin fin.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Tristeza de Ana.

  • 1ª Samuel 1.
  • Ana era estéril y por eso objeto de burla de la otra mujer de su marido.
  • Esta situación la tenía sumida en una profunda tristeza: vs. 6 y 7.
  • Como cada año subió para ofrecer el sacrificio, pero esta vez,  ella tuvo una oración especial desde su situación de profunda tristeza: vs. 11 al 17. Si el Señor respondía a su oración ella dedicaría ese hijo a su servicio.
  • Vs. 18: Después de orar nos dice el texto que ya no estaba más triste.
  • ¿Qué había cambiado en Ana?
  • Todo lo que podía hacer lo había hecho y había depositado su confianza en Dios.
  • Vs. 19: Entonces Dios obró de forma milagrosa y concibió.
  • Vs. 27 y 28: Ana cumplió su voto y llevó al niño para que estuviese en el servicio sacerdotal.
  • El capítulo 2 del libro de Samuel es un bello canto de agradecimiento a Dios exaltando su soberanía. Este cántico comienza con una expresión de que su “regocijo estaba en Dios.”
  • ¿Te pareces a Ana?
  • ¿Hay algo que carga tu vida y lo has llevado a Dios en oración?
  • No estés más triste porque Dios puede hacer un milagro.

2.2. Tristeza de María Magdalena.

  • Juan 19: 25.
  • En el momento culminante del sacrificio de Cristo no había mucha gente de los que le habían seguido pero el texto si refleja que estas mujeres le acompañaron en todo momento.
  • Fue para ellas un momento de profunda tristeza, ver a su hijo, o a su maestro tratado de esa forma debió suponer un gran dolor.
  • Juan 20: 11 y 13. Si ese dolor no fue suficiente llegado el tercer día descubrieron que el cuerpo había desaparecido y eso supuso todavía un dolor más agudo.
  • Juan 20: 15- 16. Entonces llega el encuentro con Jesús que transforma su tristeza en alegría al ver que había resucitado cumpliendo su palabra.
  • Esta es una tristeza diferente de la Ana pero también no es familiar. Perder a alguien que queremos.
  • ¿Qué hacer? 1ª Corintios 15: 19- 22.

2.3. Tristeza de Job.

  •  Job 1 y 2.
  • Al principio del libro tenemos a un hombre respetuoso de la ley de Dios y obediente a sus mandamientos.
  • Además tenía también muchas posesiones: tierras, ganado y una gran familia.
  • Satanás le tienta quitándole todo lo que tiene en un corto período de tiempo y sacudiendo su vida con la enfermedad.
  • Job 1: 21. Aún así mantuvo su integridad.
  • Job 2: 13. Pero su dolor era tremendo.
  • Job 30: 26- 31. Aquí se nos presenta a un hombre sumido en un dolor profundo.
  • A lo largo de todo el libro tenemos unas conversaciones de Job con sus amigos y también con Dios.
  • Después de una conversación con Dios llegó a esta conclusión: Job 42: 1- 5. Comprendió la inmensidad de Dios y la realidad del hombre.
  • Entonces llegó la restauración: Job 42: 10. Con ello la tristeza terminó.
  • ¿Acaso estás en una situación parecida a la de Job?
  1. 3.       Conclusión.
  • Si estás pasando por un momento de tristeza, el Señor la puede convertir en gozo. Isaías 51: 11.
  • Los tres personajes que hemos visto partiendo de una situación de tristeza, llegaron a Dios y en un encuentro con Él su vida fue transformada.
  • El enemigo quiere que con esa situación lleguemos a apartarnos de Dios.
  • Dios nos da un gozo que dure para siempre cuya clave es nuestra confianza en Dios.
  • Juan 16: 22- 23. Llevemos nuestra tristeza en oración a Dios y veremos la transformación.
  • Oración.

Tags: tristeza, gozo, Ana, Job

Publicado por manuelsanchez @ 12:00  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios