S?bado, 20 de julio de 2013

“HAY SALIDA”

  1. 1.       Introducción:
  • Santiago 1: 2- 18.
  • La carta de Santiago se caracteriza por su contenido fundamentalmente práctico y ser un texto poco dado a disquisiciones teológicas.
  • Cuentan que en la época de la reforma se puso en duda su inclusión como texto sagrado y el propio Lutero tuvo una relación particular con este texto.
  • En la distancia podemos concluir que su contenido es muy motivador para nuestra vida y está lleno de verdades profundamente esclarecedoras. Es esta mañana hablaremos de: tentación, pruebas, luchas…
  • Vs 2 y 3: La tentación no es una entelequia ni un concepto inventado es una realidad espiritual contenida en la Biblia. Cuando nos enfrentamos a problemas y dificultades es cuando nuestra fe se perfecciona.
  • Vs. 4: Es en esos momentos donde crecemos más y nuestra vida es conformada a la imagen de Cristo. Este proceso no puede ser de otro modo.
  • Vs. 12: Cuando nos enfrentamos a estas situaciones lo tenemos que hacer con la firme voluntad de “resistir”. Con la ayuda de Dios no hay nada que nos pueda vencer (Romanos 8: 37- 39).
  • Vs. 13: Dios no es quién tienta sino Satanás. No hay relación posible entre el mal y Dios y por lo tanto la tentación tiene su origen en el pecado y nunca en Dios.
  • Vs. 14 y 15: La tentación viene de nuestro propio pecado, por eso, necesitamos ser perfeccionados.
  • Vs. 17 y 18: De Dios sólo procede lo bueno, todo lo bueno.
  • 1ª Corintios 10: 13. Hay salida, por complicada que parezca la situación, existe una salida para que no perezcamos.
  • Anécdota del ratón en casa buscando una escapatoria.
  • La palabra nos ha dado las claves para encontrar esa salida, aunque la misma no sea la que nosotros nos podamos imaginar.
  • Además esta salida varía de unos a otros y de unas situaciones a otras, por eso no existen recetas mágicas sino actitudes correctas.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Huir o quedarse.

  • Génesis 12: 10.
  • La figura de Egipto representa diferentes cosas en el texto bíblico en diversos momentos. Por su cercanía a Israel se emplea como figura de muchas enseñanzas y lugar paradigmático.
  • En ocasiones Dios permite a algunos personajes que huyan hasta allá para salvar su vida en situaciones complicadas:

a)      El texto que acabamos de leer de Abraham.

b)      Mateo 2: 13- 18. José huye con María y Jesús a Egipto para librarse de la persecución de Herodes.

c)       1ª Samuel 19: 11- 12. David huye de Saúl para ser librado de la muerte, etc.

  • Muchas veces hemos oído que “huir” es de cobardes. Sabemos la frase: “Soldado que huye no es apto para otra batalla”, pero en ocasiones es lo que debemos hacer.
  • Yo siempre recomiendo no hacerlo, porque puede resultar una salida fácil en ocasiones, pero a veces es necesaria.
  • Génesis 26: 1- 3.
  • En esta ocasión ante la misma situación de hambre, Dios quiere que Isaac se quede y aprenda que Dios le va a sustentar en todo momento.
  • ¿Cómo discernir la diferencia? Con la ayuda de Dios en la guía del Espíritu Santo.

2.2. Esperar o actuar.

  • Salmo 5: 3.
  • Este texto resume perfectamente la actitud de esperar sin poder intervenir. El salmista pone su petición delante del Señor y espera pacientemente la respuesta.
  • ¿Cuánto nos cuesta esperar?
  • David aprendió que para conseguir muchas cosas es necesario un tiempo de espera.
  • Aún viviendo en la época de la velocidad debemos aprender que no podemos acelerar a Dios con nuestras exigencias.
  • Éxodo 14: 15.
  • Pero en otros momentos, lo que toca es ponerse en marcha y es época de actuar.
  • Aquí el pueblo de Israel había pasado mucho tiempo oyendo las instrucciones de Dios pero ahora había llegado el tiempo de la acción.
  • ¿Cómo discernir la diferencia? Con la ayuda de Dios en la guía del Espíritu Santo.

2.3. Encontrando la salida.

  • Santiago 5: 7- 11.
  • Para encontrar la salida lo primero que necesitamos es paciencia. Un agricultor después de plantar debe esperar tiempo y que todo vaya según lo previsto. Hay que aguardar el resultado.
  • Vs. 9: La queja hacia Dios o los demás porque no vemos lo que esperamos es “absolutamente improductiva”.
  • La salida se encuentra con “perseverancia”. Es decir con insistencia hasta que encontramos el resultado esperado.
  • 2ª Pedro 3: 1- 14.
  • Vs. 11- 14: Mientras el Señor vuelve a por su pueblo debemos vivir en “obediencia”, cuidando nuestra forma de vivir.
  • No pensemos nunca que de los problemas podemos salir pasando por encima la palabra de Dios.
  • Al contrario, la salida la encontramos en su cumplimiento.
  1. 3.       Conclusión.
  • 1ª Corintios 10: 13. Aunque nos parezca que la situación es muy difícil y se prolonga mucho en el tiempo, Dios tiene una salida.
  • Pidamos sabiduría para: huir o quedarnos, esperar o actuar.
  • Ante todo sepamos que la encontraremos en: perseverancia y obediencia.
  • Oración.

Tags: salida, prueba, tentacion, perseverancia, obediencia

Publicado por manuelsanchez @ 22:42  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios