Mi?rcoles, 10 de abril de 2013

“SU PODER ACTÚA EN NOSOTROS.”

  1. 1.       Introducción:
  • Efesios 1: 19- 21.
  • “Que la fuerza te acompañe”, estas palabras pronunciadas en la película “la guerra de las galaxias” se han hecho famosas en todo el mundo durante muchos años. Se las decía el maestro Jedi Obi-Wan Kenobi a Luke Skywalker en su lucha contra el mal. En esta mañana veremos que nosotros si tenemos la fuerza auténtica actuando en nosotros.
  • Hoy en día la gente busca la fuerza para vivir en los libros de autoayuda que se han puesto tanto de moda. Autores como Jorge Bucay (el camino de las lágrimas) o Eduardo Punset (viaje al optimismo) figuran entre los más vendidos en ese ansía de encontrar esa fuerza.
  • El contexto de estas palabras de Pablo a los Efesios es decirles que da gracias a Dios por ellos y que su oración es que sean capaces cada vez más de conocer todo lo que tenemos gracias al sacrificio de Cristo: vs. 17.
  • En este día se celebra alrededor de todo el mundo el Domingo de Resurrección, el acontecimiento más grandioso de la historia de la humanidad mediante el cual Dios venció al pecado y a su máxima expresión que es la muerte.
  • Pero más allá de recordar ese hecho, que por otra parte, es el centro de nuestros cultos cada Domingo, hoy vamos a recordar que ese mismo poder de Dios actúa en nosotros hoy en día dándonos beneficios incomparables.
  • Vs. 19: Este versículo lo podemos dividir en tres partes.

a)      El poder de Dios es grande.

b)      Se manifiesta en nosotros, trabaja a nuestro favor.

c)       Es el mismo, ni más ni menos, que el actúo en la resurrección de Cristo.

  • El término que se emplea en el original para definir ese poder es “dunamis”. Su significado es fuerza, capacidad y poder. También implica una cualidad propia de un ser, es este caso de Dios. Aparece 120 veces en el NT y también se asocia en numerosas ocasiones a milagros y maravillas.
  • Podemos decir que el poder (dunamis) de Dios que hace cualquier cosa posible actúa en nuestro favor.
  • Hoy en día mucha gente busca el poder. Se consigue generalmente a través del dinero y todo lo que este permite hacer. Da influencia, autoridad ante otros, importancia. Para conseguirlo muchos son capaces de hacer cualquier cosa. Pocos son lo que con el poder conseguido de esta forma lo emplean para fines loables.
  • Mateo 20: 25- 28. Este poder de Dios tiene una impronta de servicio que lo diferencia del anterior. Uno está dirigido por el pecado que le lleva al egoísmo y el otro por el amor que le lleva al servicio.
  • El poder grandioso de Dios actúa en nosotros pero no con fines egoístas sino conforme a su voluntad. Este poder es “eficaz”, se dirige para cumplir un fin.
  • Un ejemplo de poder es lo que representa un padre para un hijo pequeño, cualquier cosa que se imagina su padre la puede realizar. Con el tiempo esto cambia hasta que el hijo supera al padre. En este caso cuanto más conocemos el poder de Dios actuando en nosotros más entendemos su infinitud.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Poder que fortalece el hombre interior.

  • Efesios 3: 16.
  • El poder de Dios habitualmente lo asociamos de forma externa a nosotros mismos pero el primer ámbito de su actuación es lo más íntimo de nuestro ser dándonos:

a)      Paz: Filipenses 4: 7. Una sensación de tranquilidad que da calma a nuestra vida aún en las situaciones más adversas. Es algo por encima de la razón (esta sólo mira las circunstancias). Vs. 6 viene con la oración.

b)      Consuelo: Isaías 66: 13. El consuelo de Dios hacia nosotros es como el de una madre hacia un hijo. Cuando algo nos tiene profundamente entristecidos sólo ese consuelo nos puede calmar (anécdota de cuando los niños eran pequeños).

c)       Propósito de vida: Efesios 1: 11. Nuestra vida tiene un objetivo conforme a la manifestación de su poder. Debemos entender que eso se plasma en nuestra vida diariamente.

  • Cuando hemos descubierto este poder en nosotros, en primera persona podemos seguir experimentando su poder en otros aspectos.
  • ¿Has descubierto la paz, el consuelo y el propósito de vida de Dios para ti?

2.2. Poder que nos guía conforme a su voluntad.

  • Efesios 3: 20.
  • El poder de Dios en nosotros actúa de forma eficaz, es decir, conforme a un propósito y para que este se materialice. Algo eficaz quiere decir que sirve para algo en contra de ineficaz que no sirve para nada.
  • Este poder nos ayuda a:

a)      Superar pruebas: Romanos 8: 39. Ninguna prueba por dura que sea puede separarnos de Dios, y eso ¿por qué? Romanos 8: 31, porque su poder actúa a nuestro favor. Santiago 1, la prueba es resultado de la tentación.

b)      Ayuda a tomar decisiones: Hechos 1: 24- 26. Los apóstoles no se basaron en su autoridad y su criterio para elegir al que había de unirse a su tarea de apostolado sino se encomendaron a Dios. El poder de Dios actúa de igual forma en nosotros ayudándonos a elegir como corresponde en cualquier ámbito de nuestra vida.

  • Descubramos también el poder de Dios en medio de las pruebas y las decisiones. 

2.3. Poder que nos dirige en la evangelización.

  • Hechos 1: 8; Hechos 2: 4.
  • Esta es quizás la parte del poder de Dios que oímos más frecuentemente, pero también la vamos a recordar en esta mañana porque la necesitamos en la obra de proclamación del evangelio.
  • Lo primero que el ES dio a los creyentes fue el valor para salir afuera y anunciar el evangelio. Nosotros necesitamos ese mismo valor para hacer frente a la hostilidad y el rechazo al presentar el evangelio.
  • No debemos olvidar nunca que la predicación debe ir acompañada de la manifestación poderosa de Dios: 1ª Corintios 2: 4- 5.
  • Pidamos al Señor que ese mismo poder se manifieste entre nosotros para que otros le conozcan.
  1. 3.       Conclusión.
  • ¿Hay algo que pueda con nosotros si el poder de Dios actúa en nuestro favor?
  • Vivamos con esa gran confianza.
  • Usemos y pidamos ese poder de Dios en nuestra vida.
  • El mismo poder que levanto a Cristo de la cruz actúa conforme a su propósito en nosotros.
  • Efesios 3: 21.
  • Oración.

Tags: poder, fortaleza, paz, consuelo, pruebas, milagros

Publicado por manuelsanchez @ 20:15  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios