S?bado, 16 de marzo de 2013

“¿PACTAMOS CON LOS GABAONITAS?”

  1. 1.       Introducción:
  • 1ª Pedro 2: 9.
  • A menudo en esta sociedad nos encontramos a personas con problemas de identidad. ¿Quién soy? ¿Qué hago en la vida? ¿A qué tengo que dedicar mi tiempo?
  • Cuando recibimos la llamada del Señor y respondemos afirmativamente entonces todo eso debe desaparecer.
  • Recordemos es Dios quién llama, lo hizo con Abraham para escoger un pueblo, lo hizo con los doce y lo hace hoy en día con nosotros (Romanos 1: 6, 7).
  • En el texto de Pedro vemos con claridad lo que Dios ha hecho de nosotros, nos ha dado la pertenencia a su pueblo y nos ha dado una misión: proclamar su evangelio.
  • De la misma forma que el pueblo de Israel fue llamado a ocupar una tierra y ser un símbolo viviente de Dios lo somos nosotros hoy.
  • De un peligro que ellos corrieron y una trampa en la que cayeron vamos a reflexionar para no caer en el mismo error.
  • Josué 9.
  • El pueblo de Israel había entrado en la tierra prometida, hecho pacto con Dios y comenzado las conquistas. Por ello los reyes de los pueblos que habitaban Canaán hicieron alianza para detener ese avance.
  • Sin embargo, hubo un pueblo que empleó una táctica más sutil para logar su supervivencia: los gabaonitas.
  • Se pusieron ropas viejas, cogieron alimentos estropeados y bebidas en mal estado e intentaron confundir a Josué haciéndole creer que venían de muy lejos.  Entonces (sin consultar a Dios) pensando que no eran habitantes de esas tierras hicieron pacto con ellos de no destruirles.
  • La consecuencia de esto fue que habitantes que debieron ser destruidos (para no apartar al pueblo de Israel de su propósito) se quedaron a vivir en medio de ellos y con el tiempo provocaron un destrozo importante. Interrumpieron la principal ruta comercial entre el N y el S anticipando la separación de los reinos.
  • Hasta aquí la historia, pero ¿puede haber enemigos que se disfracen para que les dejemos vivir con nosotros y nos acaban arruinando?
  • Los principios del mundo se infiltran en la iglesia de forma sutil desviándola de su labor. Francis A. Schaeffer dijo: “Decidme lo que el mundo proclama y os diré lo que la iglesia proclamará dentro de 7 años.” Somos influidos o influimos nosotros.
  • Juan 17: 15. No estamos llamados a salir del mundo (cuáqueros, amish&hellipGui?o sino a no dejar que el mal nos destruya.
  • ¿Qué gabaonitas se han colado en nuestro medio y nos impiden progresar?

a)      Materialismo

b)      Individualismo

c)       Creo lo que veo

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Materialismo

  • Hay un gabaonita que habita entre nosotros de una forma muy clara y evidente y que no nos deja conquistar lo que debemos.
  • En vez de ser un conjunto de personas dedicadas a la predicación y extensión del evangelio vivimos para nuestro bienestar material. Nos preocupa bastante más nuestra situación económica que aquellos que se pierden sin conocer al Señor (escena de la película La lista de Schindler).
  • 2ª Pedro 3: 11- 13. Nuestra esperanza no está en este mundo que está abocado a la destrucción sino a mirar a la eternidad.
  • 1ª Pedro 1: 17. Somos peregrinos en este mundo, estamos de paso en él y nada de lo que busquemos en cuanto a cosas materiales va a permanecer.
  • Mateo 6: 24 y 33. Querer servir a Dios y buscar nuestra estabilidad son términos antagónicos, o lo uno o lo otro. El principio bíblico es no buscar las riquezas sino agradar a Dios el cuál se encargará de proveer lo que necesitamos.
  • Llegados a este punto es conveniente hacer alguna aclaración. Dios estableció el trabajo y la necesidad de ganarnos el sustento así como es su deseo que formemos una familia y todo ello implica responsabilidades (tiempo, energía, etc.) Pero no estamos hablando de eso sino de no dejarnos imbuir en la dinámica que nos rodea y llegar al extremo de no tener ni tiempo ni fuerzas ni ganas de hacer la obra de Dios.
  • Anécdota del genio de la botella y los tres deseos.
  • Mateo 13: 22. No dejemos que las riquezas y los afanes de este mundo nos hagan estar sin fruto.

2.2. Individualismo.

  • Una de las críticas que muchas veces nos hacen a los protestantes (y a veces con razón) es que a veces hemos llevado la fe a un terreno demasiado individual.
  • La salvación por gracias se recibe de forma individual y a ella no añaden nada ni nuestra nacionalidad ni nuestra familia sino sólo nuestra decisión ante Dios.
  • También la búsqueda y devoción a Dios se puede buscar de forma individual sin necesidad de nadie que medie entre nosotros y Dios.
  • Pero otra cosa muy diferente es pensar que puedo vivir mi fe de forma plena sin formar parte del cuerpo de Cristo.
  • Dios llamó a un pueblo en el AT y en la actualidad a su iglesia, para que vivamos en comunidad y para la comunidad. Pero no para que seamos una suma de individuos sino un cuerpo. Una suma de individuos es un grupo o si son muchos una multitud, pero un cuerpo es una entidad formada por muchas partes cada una con una misión diferente pero todas empeñadas en una misma labor.
  • 1ª Corintios 12: 27 y Efesios 4: 16. Eso precisamente es en lo que Cristo nos ha constituido. Somos un cuerpo.
  • ¿Eres cuerpo? ¿Te sientes parte del cuerpo? ¿Cuál es tu labor en ese cuerpo?

2.3. ¿Vista o fe?

  • Este aspecto puede considerarse una consecuencia del primero. El materialismo nos ha llevado a creer y buscar sólo aquello que vemos.
  • La vida cristiana es una vida de fe. Buscar lo que no se pero que Dios nos ha prometido en su palabra.
  • 2ª Corintios 5: 7 y Hebreos 11: 1.
  • ¿Sabes a que nos ha llamado Dios como iglesia? ¿Te sientes parte de ello?
  1. 3.       Conclusión.
  • A Josué los gabaonitas le engañaron, sus apariencias y palabras le confundieron y después tuvo que asumir las consecuencias.
  • Los afanes de este mundo (materialismo e individualismo) nos pueden hacer vivir sin fruto.
  • Dios nos ha llamado a conquistar este barrio, esta ciudad y este país.
  • Debemos trabajar por ver esta iglesia llena de gente convertida al Señor, por enviar misioneros a otros lugares del mundo a hacer lo mismo y para que de aquí salgan personas que funden otras iglesias para la gloria de Dios. ¿Lo crees?

Tags: gabaonitas, pacto, materialismo, individualismo, provisión, cuerpo, creyendo

Publicado por manuelsanchez @ 18:03  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios