Domingo, 02 de septiembre de 2012

“LAS IDEAS CLARAS.”

  1. 1.       Introducción:
  • Daniel 1: 8.
  • En el libro de Daniel tenemos relatada la historia de un adolescente que fue deportado de Jerusalén a Babilonia. Allí demostró su obediencia a Dios, integridad de carácter y además de ocupar un lugar preponderante como administrador del imperio babilónico recibió unas revelaciones proféticas de gran trascendencia.
  • Alrededor del año 605 a.C. Daniel junto con otros nobles de Judá fueron llevados como esclavos a la capital del imperio (Babilonia). Era una costumbre de los imperios de la época, tomar como cautivos a la clase dirigente de un pueblo, este quedaba descabezado y sería fácil de dominar. Estos acontecimientos ya había sido profetizados por Isaías (39: 7).
  • El libro de Daniel contiene muchas enseñanzas:

a)      Una vida consagrada a Dios y obediente ante cualquier circunstancia.

b)      Dios puede transformar un cautiverio en un final apoteósico (progresión de Daniel en la estructura del imperio). Llegó a convertirse en uno de los hombres más importantes bajo los reinados de Darío y Ciro: Daniel 6: 26- 28.

c)       Profecías acerca del tiempo del fin. Dios es el soberano que controla la historia. La lectura y estudio de Daniel es fundamental para comprender la profecía bíblica en su conjunto (Daniel capítulo 9, profecía de las setenta semanas). Interpretación clásica o dispensacionalista.

  • Vivimos tiempo de gran confusión de ideas y falta de principios claros.

a)      Política: Caída de las ideologías y adaptación a las circunstancias.

b)      Ética: De las normas a la ética de situación.

c)       Familia: No hay un solo modelo sino muchos y ¿todos válidos?

d)      Empresa: De las regulaciones estrictas al todo vale.

e)      Ideas extravagantes.

  • En medio de todo esto, ¿Tenemos claras las normas que rigen nuestra vida? ¿Hay alguna circunstancia que pueda surgir en que las normas no son válidas?
  • Daniel nos da ejemplo de una vida que permanece de forma segura porque los principios son inamovibles.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Las normas hay que cumplirlas.

  • Daniel 1: 8.
  • Daniel fue escogido para recibir una formación especial al servicio del rey Nabucodonosor. Esto incluía comer de la comida del rey, estaba previamente sacrificada a los ídolos.
  • Daniel sabía que eso era algo contrario a la palabra de Dios y esa enseñanza llega hasta nuestros días: Hechos 15: 29.
  • Pero ¿tenía alguna escapatoria que no fuese morir por su desobediencia? La situación era realmente complicada. ¿Quién era él para desobedecer un mandato dado por el importante rey de Babilonia?
  • Daniel no tenía la respuesta pero si la clave de su decisión: “…propuso no contaminarse.” Estaba lejos de Jerusalén pero no de Dios.
  • ¿Cuántas cosas hay a nuestro alrededor que son consideradas contaminación por Dios para nuestra vida? Éxodo 20: Mentira, codicia, falta de devoción a Dios.
  • ¿Qué hacemos frente a eso?
  • ¿Está condicionada la obediencia a Dios por las circunstancias o está por encima de ellas?
  • En todos los años que trabajé en Exploradores aprendí la necesidad de enseñar y vivir conforme a las normas. Nos dan la seguridad de saber que hay que hacer y que se espera de cada uno y que por supuesto no se pueden saltar en ninguna circunstancia (hay que ser íntegro y coherente en todo momento). Muchas veces al volver de los campamentos los padres asombrados nos preguntaban qué les habíamos hecho a sus hijos.
  • Daniel 3: 15- 18. Nabucodonosor construyó una estatua de grandes dimensiones ante la que todo hombre debía postrarse y adorar. No lo hicieron así ni Daniel ni sus compañeros.
  • V. 18: Aunque su vida les fuese arrebatada no iban a desobedecer a Dios.
  • ¿Podríamos decir nosotros lo mismo? Recordemos que hay hermanos nuestros en algunos lugares del mundo que están respondiendo a este reto hoy en día.
  • Daniel 3: 28. El Señor les libró del fuego de forma milagrosa.
  • Daniel 6: 7, 10, 16-17, 21- 22. Daniel no cesó su comunión con Dios ante ninguna amenaza. No se avergonzó ni se escondió. Dios le volvió a librar de forma increíble esta vez de unos leones hambrientos.
  • Daniel obedeció a Dios en circunstancias muy adversas. 

2.2. Un profundo conocimiento del carácter de Dios.

  • Daniel 9: 1- 19.
  • Esta oración que precede a la profecía de las setenta semanas nos muestra como Daniel, debido a su comunión estrecha con Dios, había llegado a un profundo conocimiento de su naturaleza.
  • Daniel comprendió que Dios es:

a)      Justo: vs. 7

b)      Fiel: vs. 4

c)       Amor: vs. 17

d)      Misericordia: vs. 18

e)      Perdón: vs. 9

  • También asume que el castigo que estaba recibiendo el pueblo de Judá era consecuencia de su desobediencia y no del olvido de Dios vs. 10- 11.
  • ¿Reconocemos nosotros de la misma forma el carácter de Dios en nuestro entorno? ¿Le culpamos a Él cuando los culpables somos nosotros?

2.3. ¿Lo tenemos tan claro nosotros?

  • Daniel 12: 13.
  • Daniel había cumplido la misión que Dios le había encomendado. Había permanecido fiel y no se había apartado a pesar de las circunstancias muchas veces adversas. Como consecuencia de esto Dios le tenía preparada una gran recompensa. “El que persevere hasta el fin.” (Mateo 10: 22).
  • ¿Tenemos nosotros las ideas tan claras para vivir como lo hizo Daniel?
  • Tenemos unas normas expresadas con claridad en su Palabra y el ES en nosotros que nos muestra el camino correcto. Nos remueve cuando pecamos y nos acerca a Dios.
  • Lucas 10: 27- 28. El camino que debe seguir nuestra vida está expresado con mucha claridad.
  • El servicio a Dios debe ser lo primero en nuestra vida. Una vida de devoción sincera y continuada. Una entrega incondicional.
  • También hemos de vivir pensando en los demás más que en nosotros mismos: 1ª Corintios 10: 24.
  • En este nuevo curso en la iglesia:

¿Vas a entregarte tu vida en servicio a Dios?

¿Vas a entregar tu vida en servicio a los demás?

  • El deseo de Dios para nosotros es servirle a Él (adoración, alabanza, oración y obediencia) y servir a los demás (evangelizar y ayudar).
  1. 3.       Conclusión.
  • Daniel nos dejó su ejemplo de obediencia, claridad de propósito y recibirá su recompensa. SU VIDA TUVO CLARIDAD DE ACCIÓN Y DE DEVOCIÓN.
  • En medio de la incertidumbre actual, el Señor nos muestra un camino de vida muy claro.
  • ¿Serviremos a Dios? ¿Serviremos a los demás?
  • Dios sigue siendo digno de nuestra confianza. Él sigue controlándolo todo.
  • Oración. 

Tags: ideas, claras, consagración, obediencia, servicio

Publicado por manuelsanchez @ 19:08  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios