S?bado, 25 de agosto de 2012

“LA GRANDEZA DEL SERVICIO.”

  1. 1.       Introducción:
  • Juan 13: 1- 17.
  • En este texto vemos a Jesús cumpliendo con un ritual de la época. La suciedad de los caminos hacia importante esta costumbre.
  • Esta tarea la solían hacer los siervos cuando alguien iba invitado a alguna casa, en 1ª Samuel 25: 41 tenemos las palabras de Abigail cuando David le propuso matrimonio.
  • Hace poco veíamos este texto desde la perspectiva de la limpieza digamos parcial que necesitamos por la suciedad que se nos adhiere en el camino pero hoy veremos el sentido principal de este texto.
  • Vs.3: Antes de comenzar la narración se nos relata la grandeza de Cristo y su divinidad. Siendo Dios, habiendo cumplido su cometido y a pesar de su dignidad iba a lavar los pies de sus discípulos.
  • Vs. 4 y vs. 5: Jesús realizó el trabajo destinado a los siervos. Un trabajo poco agradable y no hace falta dar más detalles.
  • En este acontecimiento no se nos habla de que nadie detuviera a Jesús diciéndole que él se iba a encargar de hacerlo. La actitud de los discípulos entre ellos fue de rivalidad en muchos momentos viendo quién iba a ser el más importante cuando no estuviese Jesús y eso de rebajarse a este extremo seguramente no agradaba a ninguno. Excepto Pedro, él entendió que era un acto de humillación.
  • Vs. 13 al 17: Todo esto fue para enseñarles que debían servirse unos a otros, siguiendo el ejemplo de Cristo. El texto termina con un gran reto que llega hasta nuestros oídos en el día de hoy: “ Dichosos seréis si lo ponéis en práctica.”
  • ¿Os han lavado alguna vez los pies? A mí sí, en dos ocasiones. La primera fue una líder de Exploradores del Rey cuando tenía unos 15 años, con ese gesto consiguió hacer enmudecer durante toda la clase a un grupo de adolescentes bastante revoltosos.
  • ¿Habéis lavado los pies a alguien en alguna ocasión?
  • ¿Estaríamos dispuestos a hacerlo?
  •   En esta mañana veremos cómo y en qué debemos servir.

a)      Predicar el evangelio.

b)      Ayudando a los necesitados.

c)       Sirviendo a los hermanos.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Predicando el evangelio.

  • 2ª Corintios 5: 18 – 6: 2.
  • El mayor ejemplo de servicio que podemos hacer en este mundo es predicar el evangelio.
  • Luego veremos que es importante también ayudar a los necesitados y que haya un espíritu de ayuda entre los hermanos pero es importante entender ésta como nuestra principal tarea.
  • Vs. 18: Dios nos reconcilió con Él, perdonando nuestros pecados y permitiéndonos tener comunión con el Padre. Pero esto también supone para nosotros un “ministerio”. La palabra original es “diakonian”, o sea servicio, trabajo, labor.
  • Vs. 19: Este debe ser el mensaje central de nuestra predicación. Cristo es el perdón de nuestros pecados y el camino a la reconciliación con el Padre.
  • Vs. 20: Somos embajadores de Cristo. Tenemos una labor encomendada y esta es para todos los creyentes. Estamos enviados por Cristo a todos aquellos que no le conocen para que la luz de la verdad brille también en sus corazones.
  • 2ª Corintios 6: 2. A menudo nos cuesta saber o encontrar el momento para compartir el evangelio con alguien, pero “hoy” es día de salvación y cada día debemos aprovechar nuestras oportunidades para compartir el evangelio con otros.
  • Aprovechemos también estos días de período estival para compartir con amigos, familiares o gente que nos encontremos.
  • No debemos caer en el error de limitar nuestras relaciones a gente de la iglesia, necesitamos relacionarnos con compañeros de trabajo, vecinos, etc… y desde esa relación poder compartirles el evangelio.
  • Debemos aceptar el rechazo o la incomprensión como parte de la tarea porque eso mismo recibió El Señor mismo en numerosas ocasiones.

2.2. Ayudando a los necesitados.

  • Lucas 4: 14- 30.
  • Desde el principio de su ministerio público Jesús fue directamente a aquellos que la sociedad rechazaba: pobres, cautivos, ciegos y oprimidos.
  • Este texto lo podemos interpretar en un sentido espiritual, que lo hay, pero también en el sentido material de aquellos a los que la sociedad rechaza por motivos económicos o estigmas sociales que no son conforme a los mandamientos de Dios.
  • En los evangelios encontramos numerosos relatos de provisión para aquellos que no tienen nada y multitud de sanidades y liberaciones.
  • Desde el AT Dios había enseñado a su pueblo a no dejar que nadie pereciese de hambre. Tenemos el “jubileo” como sistema para evitar la acumulación de unos pocos y el empobrecimiento de otros y dejar parte de la cosecha para aquellos que no tenían campos que cosechar.
  • Gálatas 2: 9- 10: De entre todo lo enseñado en el AT sólo hay una cosa que los padres de la iglesia de Jerusalén recordaron a Pablo que hiciese entre los gentiles y era acordarse de los pobres.
  • ¿Nos acordamos nosotros de ellos con el esmero que tuvo Pablo?
  • Realizamos desde hace algunos años un trabajo de reparto de alimentos entre la gente necesitada y debemos seguir aumentando este trabajo. Deberíamos extenderlo y abrirlo ante tanta gente necesitada como hay en la actualidad.
  • Tenemos una gran oportunidad de servir a los pobres a través de los proyectos misioneros que apoyamos: Perú, Bolivia e India.

2.3. Sirviendo a los hermanos.

  • Hebreos 6: 9- 12.
  • Tal y como leíamos al principio en el texto del lavamiento de los pies, estamos llamados a servirnos unos a otros en la iglesia. Sabemos que ese trabajo será recompensado grandemente por el Señor.
  • En nuestro servicio no debemos nunca caer en la comparación. No hay mayor privilegio que dedicar nuestro tiempo, esfuerzo y recursos por ayudar a los hermanos. No debe importarnos lo que hagan los demás.
  • Ejemplo del servicio de Eduardo Spuler viniendo a recogernos a casa en coche para poder estar en las reuniones de jóvenes cuando él tenía tanta gente en la iglesia de la que ocuparse.
  • Ejemplo de los líderes de ER que empleaban sus vacaciones en enseñarnos en los campamentos.
  • Es servir a los demás: Escuela Dominical, Alabanza, Enseñar, Orar por los demás, llamar y visitar a los enfermos, ayudar a los que están en necesidad.
  • Este espíritu debe sobreabundar entre nosotros.
  • A todos nos gustan que nos sirvan pero tenemos que estar dispuestos a ser nosotros los que sirvamos a los demás.
  • Hay mucho trabajo en esta iglesia y en este barrio por hacer y es necesario tu servicio en ello.
  1. 3.       Conclusión.
  • Jesús mismo nos dio múltiples ejemplos de servicio y entrega, debemos imitar ese ejemplo.
  • Juan 13: 17: Seremos dichosos si ponemos todo esto en práctica.
  • Estamos llamados a servir:

a)      Predicando el evangelio.

b)      Ayudando a los necesitados.

c)       Sirviendo a los hermanos.

  • Oración. 

Tags: predicar, ayuda, necesitados, sirviendo, hermanos

Publicado por manuelsanchez @ 9:03  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios