Jueves, 12 de julio de 2012

“RECIBIREMOS PODER.”

  1. 1.       Introducción:
  • Hechos 1: 1- 8.
  • Este es el comienzo del segundo libro de Lucas a Teófilo. Después de haber narrado la vida de Jesús comienza a relatar el principio de la iglesia.
  • Vs. 4 y 5: Jesús después de haber resucitado se apareció a sus discípulos y continuó enseñándoles y confirmando su llamamiento y su misión. Les dice que no se muevan de Jerusalén hasta que pase algo: sean bautizados con el ES. Es un bautismo diferente del de agua (para arrepentimiento).
  • Vs. 6: A los discípulos les preocupaban algunos asuntos sobre los que Dios no les quería decir nada. Cuando iba a ser restaurado el reino completamente.
  • Vs. 7: En otras palabras no debéis preocuparos de esas cosas…
  • Vs. 8: Recibirían el ES y entonces tendrían el poder necesario para ser testigos de Cristo desde la ciudad donde se encontraban hasta lo último de la tierra.
  • Los apóstoles, según nos relata el libro de Hechos, comenzaron la predicación después de Pentecostés y llegaron a muchos lugares pero no hasta lo último de la tierra.
  • Nosotros estamos incluidos en esa instrucción: necesitamos el poder, somos testigos de Cristo y debemos llevar su evangelio a todos los lugares (2ª Corintios 5: 20).
  • Sobre este poder y su empleo ha habido mucho abuso y ya lo empezó a haber en la iglesia primitiva. Pablo se vio en la necesidad de corregir a los Corintios. No debemos seguir a Dios por su poder o sus milagros sino por amor.
  • Este abuso no debe impedirnos a nosotros ser conscientes de su necesidad para que podamos cumplir como Dios quiere su propósito en nosotros. ¿Queremos recibir este poder?
  • Esta puede ser la sorpresa que Dios tenga para nosotros en esta mañana.
  • Cuando hablamos del poder de Dios entramos en el terreno de lo sobrenatural y eso nos genera muchas dudas. Necesitamos atrevernos a andar en caminos que no controlamos pero sobre todo necesitamos el discernimiento de Dios para no confundirnos nosotros ni por supuesto confundir a nadie.
  •   En esta mañana veremos lo que ocurre cuando el poder de Dios desciende.

a)      Bautismo en el ES.

b)      Milagros y prodigios.

c)       Arrepentimiento y santidad.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Bautismo en el ES.

  • Hechos 2: 1-13.
  • Vs. 1: Estaban todos juntos, no sólo los apóstoles, esperando lo que Dios les había prometido. ¿Estamos nosotros juntos? ¿Qué estamos esperando?
  • La unidad en cuanto a lo que buscamos y hacemos es esencial para que Dios derrame su poder.
  • Podemos esperar muchas cosas, podríamos hablar mucho de las expectativas. ¿Qué esperamos en la iglesia? Que me quieran, me acepten, me enseñen, poder hacer algo para Dios, enseñar a otros, ayudar a misiones….¿esperamos su poder?
  • Vs. 2 y 3: La venida del ES sobre los creyentes fue espectacular acompañada de ruido, viento y fuego. Yo he visto algunos bautismos en el ES sin estas señales porque en estos elementos no está la clave, son lo accesorio del pasaje.
  • Vs. 4: Todos fueron llenos del ES. No es algo sólo para los líderes o para los que se portan bien sino para todos. Empezaron a hablar en lenguas que no conocían, también se llama xenolalia. Es la evidencia del bautismo en el ES. De repente comenzamos a hablar en una lengua que no conocemos y es como si alguien dirigiese la  nuestra.
  • Testimonio personal.
  • La consecuencia de esto, no fue el bautismo en sí sino como después la iglesia se levantó de forma increíble, salieron de su escondite y el evangelio de Jesús empezó a ser predicado, primero en Jerusalén y luego en otros muchos lugares. Muchas personas se arrepintieron y  recibieron la salvación de Dios.
  • No es algo que debamos enseñar para frustrar a nadie ni para juzgar y con esto debemos tener extremo cuidado.
  • En esta mañana oraremos para que aquellos que no lo han recibido lo reciban si Dios lo desea, es su poder y su voluntad lo dirige. Nosotros debemos ser obedientes y pedírselo.
  • Eso era lo que estaban haciendo los apóstoles y los demás mientras oraban.
  • Hechos 10: 23- 48. Ese mismo espíritu se derramó sobre los gentiles. Algo asombroso e impensable para un judío como Pedro, Dios es sorprendente.
  • Hechos 8: 14- 17. El ES desciende sobre los samaritanos. Ahora ya tenían los judíos todos los esquemas rotos y Dios mostraba la universalidad de su propósito de amor.
  • Hechos 19: 1- 7. Es algo que necesita todo creyente diferente del bautismo  arrepentimiento.
  • ¿Has recibido el bautismo en el ES? ¿Quieres recibirlo?

2.2. Prodigios y señales.

  • Hechos 5: 12- 16.
  • Los apóstoles después de que recibieron el poder del Espíritu realizaron numerosos milagros y prodigios.
  • Estos acompañaron a la predicación del evangelio en todo lugar: 1ª Corintios 2: 1- 5. La comprobación del poder de Dios afianza nuestra fe.
  • Hay un aspecto donde necesitamos una intervención poderosa de Dios: las relaciones. Vivimos una sociedad donde el mal aumenta y se está cebando en las relaciones con nuestros semejantes (padres, hijos, pareja, compañeros). Oremos al Señor por restauración en esas relaciones.
  • Oremos sin impedimentos por prodigios y sanidades.

2.3. Arrepentimiento y Santidad.

  • Hechos 2: 41. El poder del ES que ungió a Pedro llevó a que 3000 personas se arrepintiesen. El libro de Hechos está lleno de episodios como éste.
  • Juan 16: 8. La labor del ES es convencer al hombre que es pecador, que está alejado de Dios y necesita reconciliarse con él.
  • Cuando el Espíritu Santo desciende sobre el creyente provoca un anhelo de buscar más a Dios y de agradarle con nuestra vida: Hebreos 12: 14.
  1. 3.       Conclusión.
  • Los apóstoles recibieron el poder que Jesús les había prometido. Con ese poder pudieron realizar la tarea de predicación que tenían encomendado y muchos conocieron al Señor.
  • ¿Queremos recibir ese poder? ¿Lo necesitamos para cumplir nuestra misión?
  • El Dios que lo envió sobre los apóstoles es el mismo hoy en día y lo puede derramar sobre sus hijos.
  • Llamamiento y oración: Bautismo en el ES y oración por enfermos. 

Tags: Espíritu Santo, Bautismo, Pentecostés, Lenguas, Milagros, Sanidad, Arrepentimiento

Publicado por manuelsanchez @ 22:04  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios