Domingo, 29 de abril de 2012

“PERSEVERANDO”

  1. 1.       Introducción:
  • Lucas 18: 1- 8.
  • Esta parábola la hemos oído y explicado en varias ocasiones pero es muy necesario recordarla periódicamente.
  • A menudo pensamos que en la vida cristiana, las cosas que son la voluntad de Dios deben suceder de modo instantáneo y cuando las cosas se tardan, nos entra la impaciencia, dudamos y a menudo dejamos muchas cosas a medias.
  • En los tiempos actuales la persistencia es una virtud en desuso. Tenemos poco tiempo para hacer muchas cosas y si no nos salen a la primera desmayamos:

a)      Adelgazar con dietas milagrosas: Requiere un trabajo continuado.

b)      Aprender idiomas: Hay que estudiar durante muchos años.

  • Para aprender las cosas en profundidad y conseguir los retos es necesaria la perseverancia.
  • Para llegar a ser un gran deportista hay que entrenar muchas horas y sobreponerse a las lesiones y a los resultados adversos.
  • Para llegar a ser un buen profesional hay que estudiar mucho y de forma continua, trabajar mucho, equivocarse muchas veces y solo entonces se consigue un buen resultado.
  • Jacob amaba a una mujer y para conseguirla tuvo que trabajar 14 años (Génesis 29); ¿no es eso perseverancia en lo que uno quiere? ¿seríamos nosotros capaces de hacer algo semejante hoy?
  • David tuvo que esperar un intervalo de tiempo bastante grande y superar multitud de obstáculos y persecuciones desde que fue ungido por Samuel hasta que fue proclamado rey de Judá.
  • Perseverar significa:

a)      Continuar con constancia lo que se ha empezado.

b)      Durar permanentemente o por largo tiempo.

  • En esta mañana veremos que tenemos que perseverar:

a)      En la oración aunque la respuesta se tarde.

b)      En la comunión aunque haya conflictos.

c)       En la proclamación aunque haya rechazo.

  • ¿Perseveraremos o desistiremos?
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Perseverando en la oración.

  • Lucas 18: 1- 8.
  • En esta parábola que veíamos al principio tenemos dos personajes.
  • Un juez injusto, ostentaba un cargo pero no tenía un corazón inclinado a la justicia y ayudar a los demás.
  • Una viuda que venía delante de él de forma continua para exigir que le fuese hecha justicia.
  • Durante mucho tiempo este hombre se negó a atender las demandas de la viuda pero ante su insistencia cedió.
  • Vs. 7: Jesús nos enseña como Dios se comporta de otra forma frente a aquellos que claman de forma constante a Él.
  • ¿Cómo clamamos nosotros? ¿De forma permanente o esporádica? ¿Nos cansamos si no recibimos respuesta inmediata?
  • Vs. 8: Dice que el Señor no se tardará en respondernos, aunque a nosotros nos parezca lo contrario.
  • Nosotros no vamos a torcer la voluntad de Dios con nuestras oraciones, su soberanía está por encima de cualquier acto que realicemos…pero la Palabra nos exhorta a orar de forma constante.
  • Efesios 6: 18. Debemos orar en todo momento, por nosotros y por la iglesia.
  • 1ª Timoteo 2: 1. En la lista de las cosas que Pablo le enseña a Timoteo que debe hacer es la oración.
  • ¿Qué ocurre cuando la respuesta tarda?
  • ¿Durante cuánto tiempo somos capaces de perseverar en la oración?
  • Lucas 1: 5- 20. Zacarías y su mujer Elisabeth habían estado orando durante mucho tiempo por un hijo. El ángel le dice que su oración ha sido oída y le cuenta el nacimiento de ese hijo tan ansiado que sería Juan el Bautista.
  • A veces estamos tanto tiempo orando por algo  que cuando llega no nos lo podemos creer.
  • Hechos 1: 14 y Hechos 6: 4 nos muestra como los apóstoles entendían su labor primordial de perseverar en la oración.
  • Romanos 12: 12: “…constantes en la oración.”
  • Lucas 18: 1.
  • Anécdota de la semilla de bambú: Durante siete años no crece nada y en 6 semanas crece más de 30 metros.
  • Perseveremos en la oración aunque la respuesta se tarde.

2.2. Perseverando en la comunión.

  • Hebreos 10: 24- 25.
  • Los versículos anteriores, del 19 al 23 son un llamamiento a la perseverancia.
  • Ya en la iglesia primitiva había personas que pensaban que no había que ser persistente en la participación en los cultos.
  • En Hechos 2: 42 se nos dice que en la iglesia primitiva se mantenían constantes en la oración y en la comunión entre otras cosas.
  • ¿Por qué dejamos de congregarnos?

a)      Me encuentro desanimado: Precisamente esa es una labor central de la comunión.

b)      Existencia de conflictos. Somos diferentes, a veces nos equivocamos, ponemos nuestro interés ante todo…pero la palabra de Dios nos muestra la manera de resolver esos conflictos: Mateo 18: 15- 20 y las cartas de Pablo a los Corintios.

  • Con la convivencia y en trabajo en común surgen conflictos, ¿cómo reaccionamos ante ellos? Huimos o los enfrentamos y con la ayuda de Dios los resolvemos.
  • Mantenernos perseverantes en la comunión es una tarea ardua, llena de muchos obstáculos. Son muchas las ocasiones en que puede haber diferencia de opinión, criterio y además nos encanta juzgar a los demás.
  • ¿Qué haremos con todo eso?
  • Trabajemos por mantener la unidad en la comunión. Si sabemos que alguien no está viniendo, estemos atentos a llamarle y preocuparnos por su situación.
  • Si hay un conflicto pidamos sabiduría a Dios y consejo a los líderes para resolverlo.
  • Perseveremos en la comunión: “Mirad cuan bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía, pues allí envía el Señor bendición y vida eterna.”
  1. 3.       Conclusión.
  • Para progresar en la vida cristiana hemos de practicar la “perseverancia” en todos los ámbitos. No esperemos conseguir las cosas instantáneamente y si no es así abandonar.
  • Hemos de perseverar a pesar de las dificultades:

a)      En la oración aunque la respuesta se tarde.

b)      En la comunión aunque haya conflictos.


Tags: perseverancia, constancia, oración, comunión

Publicado por manuelsanchez @ 20:18  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios