Mi?rcoles, 04 de abril de 2012

“REALMENTE LIBRES”

  1. 1.       Introducción:
  • Juan 8: 31- 34.
  • Juan 14: 6.
  • El cantautor y poeta Joan Manuel Serrat en su canción “Para la libertad” inspirada en un poema de Miguel Hernández dice: “Para la libertad sangro, lucho y pervivo.” En esas poéticas palabras está contenido el sentido de la vida en su forma plena, algunos son conscientes de ello y otros no tanto.
  • Esta canción fue bandera junto a otras muchas de los que luchaban por la democracia durante la dictadura franquista y entendían casi exclusivamente este término en su aspecto político. Fue escrita en plena guerra civil española.
  • La libertad entendida como ausencia de limitaciones para poder ejercer nuestra voluntad ha sido un anhelo de muchos individuos y pueblos enteros, muchos han sido capaces de dar su vida por ello.

a)      Lucha de pueblos para liberarse del colonialismo.

b)      Lucha contra el apartheid y otros racismos.

c)       Lucha por abolir la diferencia de clases según el origen social.

d)      Lucha por la igualdad de las mujeres.

  • Uno de los monumentos más visitados del mundo es la Estatua de la Libertad en la isla de Ellis en Nueva York, simboliza la libertad para los oprimidos. Fue un regalo hecho por Francia a EEUU en 1884 como conmemoración del primer centenario de su independencia.
  • El lema de la República francesa es: libertad, igualdad y fraternidad, acuñado durante la Revolución Francesa. Por lo menos, sonar suena muy bonito, la realidad ya es otra cosa.
  • En pleno siglo XXI todos afirmamos sin ningún tipo de duda que somos libres. Tenemos plenos derechos fundamentales: reunión, asociación, expresión, etc ... pero ¿somos realmente libres?
  • A pesar de que durante la historia de la humanidad se ha buscado la libertad de muchas maneras: guerras, asociaciones,  protestas, etc… hay un único camino a la libertad.
  • En Juan 8: 31 y ss. Jesús se está dirigiendo a judíos que habían creído en Él y les explica que sólo pueden ser seguidores suyos si obedecen fielmente sus enseñanzas. Entonces (y sólo entonces) conocerán la verdad y esa verdad les hará plenamente libres.
  • Ellos responden que nunca han sido esclavos de nadie. Jesús les contesta que si lo son pero en un sentido espiritual y si quieren ser libres plenamente sólo tienen que seguirle y obedecerle.
  • Sólo hay una verdad, JESUS y es esa verdad la que puede dar el hombre la libertad plena y auténtica.
  • ¿Te sientes esclavo de algo o alguien?
  • La palabra de Dios nos anima a vivir en la plena libertad que Cristo nos regaló:

a)      Libertad del pecado y de la muerte.

b)      Libertad del temor.

c)       Libertad de doctrinas de hombres.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Libres del pecado y de la muerte.

  • Juan 8:34.
  • Como decíamos antes pensamos que somos libres porque tenemos nuestro entendimiento espiritual entenebrecido por el pecado.
  • No somos conscientes, sin la intervención del Espíritu Santo de nuestra condición de pecadores. “Estoy vendido como esclavo al pecado” Romanos 7: 14.
  • Todos somos esclavos del pecado, porque sin la intervención divina en nuestra vida no podemos dejar de pecar.
  • Nuestra naturaleza es pecaminosa como consecuencia del pecado original (Romanos 5: 12), por eso afirmamos con rotundidad que la palabra de Dios enseña la unicidad de la raza humana en Adán.
  • Como esa naturaleza corrompida está en nosotros nuestro impulso en pecar, es decir, desobedecer los mandamientos de Dios. Por eso necesitamos la intervención de Dios para ser salvados.
  • Un predicador acababa de invitar a sus oyentes a buscar de Dios, cuando un joven exclamó: -Usted habla del peso del pecado. Yo no lo siento — Cuanto pesa? Veinte kilos, cien kilos?
  • -Digame -le pregunto el predicador-,si usted pusiera un peso de cien kilos sobre el pecho de un hombre muerto, -Lo sentiría el??
  • –No, ya que esta muerto -Contesto el joven.
  • El predicador prosiguió: -Pues bien, el hombre que no siente el peso del pecado
    esta espiritualmente MUERTO.
  • Romanos 6: 5- 14.
  • Pero hay una gran solución para liberarnos de esa esclavitud: Cristo.
  • Vs. 6: Al creer en El aceptamos su sacrificio en la cruz que cubre el precio de nuestro pecado pasado y nos regala la libertad presente.
  • Vs. 11: Ahora bien el pecado debe morir plenamente en nosotros, no debemos darle lugar ni abrir ninguna puerta por la que se pueda colar.
  • ¿Quieres ser libre del pecado? Cree en Jesús.
  • Vs. 12: ¿Has creído? No dejemos que el pecado vuelva a gobernar nuestra vida porque lo va a seguir intentando.
  • ¿Crees y has pecado? Romanos 8: 1, 2 y 5. Fijemos nuestra mente en los deseos del Espíritu.
  • Si sigues esclavo del pecado, Cristo quiere liberarte plenamente para poder disfrutar de la libertad auténtica.
  • Con su sacrificio Cristo venció a la muerte y nos ha librado de su poder, regalándonos la vida eterna (1ª Corintios 15: 54).
  • Si no sientes el peso del pecado pide ayuda a Dios, y si sientes el peso muy grande Cristo vino para liberarte.
  • Anécdota “No te olvides del pato”.
  • Palabras de Cristo a la mujer adúltera: “…vete y no peques más.”

2.2. Libres del temor.

  • Romanos 8: 15- 17.
  • Sin Cristo en nuestra vida estamos condenados a vivir en temor, porque no hay nada cierto en lo que pueda el hombre fundamentar su existencia fuera de Dios.
  • Pero muchas veces, aun habiendo creído el temor domina nuestras vidas.
  • Temor a la enfermedad, mía o de nuestros familiares.
  • Temor al futuro, no saber que nos va a suceder mañana.
  • Temor a los retos: desconocer si van a salir las cosas bien.
  • Temor a la opinión de los demás….
  • Una función del ES en nuestra vida es confirmarnos que somos HIJOS DE DIOS. Y esa es la clave para echar fuera todo temor, creernos que estamos cerca y bajo la protección de Dios como un hijo de sus progenitores.
  • ¿Te sientes tan cerca de Dios y tan protegido por Él?
  • Saber esto NOS LIBRA DEL TEMOR PERO NO DEL SUFRIMIENTO: “…si ahora sufrimos con Él, también tendremos parte con Él en su gloria.”
  • Puede que haya momentos de sufrimiento en nuestra vida...¡¡¡ vaya novedad!!! Y no son necesariamente consecuencia de vivir lejos de Dios, pero no debemos temer en dichos momentos y confiar en el cuidado de nuestro Padre celestial.
  • De la misma forma que nosotros como padres somos un bálsamo para los miedos infantiles porque les ofrecemos protección y seguridad, Dios se comporta con nosotros.
  • Salmo 23: 4: “No temo peligro alguno porque tú estás a mi lado.”

2.3. Libertad de doctrinas de hombres

  • Gálatas 5: 1- 15.
  • El apóstol Pablo escribió en numerosas ocasiones y en concreto a los gálatas contra el peligro de perder la libertad en Cristo por doctrinas que no provenían de Dios.
  • En este caso, la iglesia en Galacia había caído bajo la influencia de doctrinas judaizantes. Predicaban que además de creer en Cristo había que cumplir íntegramente la ley mosaica incluso la circuncisión y eso no sólo para los judíos sino para todos los cristianos.
  • Vs. 1: Como hemos hablado repetidamente en esta mañana Cristo nos ha regalado la plena libertad y no debemos renunciar a ella bajo ningún concepto. Podemos perderla si escuchamos doctrinas que no vienen de Dios ni están basadas en su palabra.
  • Las herejías que pretenden añadir mandamientos humanos a la ley divina son tan antiguas como la iglesia y aunque camufladas perviven hoy en día, no nos dejemos engañar por ellas.
  • Ejemplos:

a)      Legalismo: vestido, aspecto físico, alimentos (veganos), donde ir, qué leer o escuchar, etc.

b)      Teología de la prosperidad.

c)       Teología de la super fe, el poder de nuestras “declaraciones”.

  • Prestemos atención a lo que oímos y leemos en esta sociedad con tanta información, también en ámbitos cristianos. Pero sobre todo una vez liberados por Cristo que nadie nos vuelva a esclavizar.
  • Vs. 13: Estamos llamados a usar nuestra libertad con responsabilidad.
  1. 3.       Conclusión.
  • Dios nos ha regalado mediante su Hijo Cristo la libertad plena.
  • No vivamos esclavizados por nada: pecado, temor o doctrina que no proviene de Dios.
  • Anunciamos con todo lo que tenemos esa libertad a todos los hombres.


Tags: libertad, pecado, muerte, temor, legalismo, prosperidad, superfe

Publicado por manuelsanchez @ 20:44  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios