Domingo, 04 de marzo de 2012

“LA RECONSTRUCCION ES POSIBLE.”

  1. 1.       Introducción:
  • Nehemías 2: 17- 18.
  • A menudo se dice que los españoles nos caracterizamos por tener todas las soluciones a todos los problemas, pero hacemos explicación de ella en los lugares que no son los indicados.
  • Nos gusta explayarnos explicando cuál sería nuestra solución a: la crisis mundial, los problemas de España, la gestión de la empresa, los asuntos familiares y por supuesto la dirección de la iglesia.
  • Pero esta explicación la solemos dar en lugares que produce un nulo resultado. En España hay un nivel de asociacionismo muy bajo, si nos unimos para defender aquello que creemos a lo mejor lograríamos algo más de lo que tenemos.
  • Nehemías es el ejemplo de un hombre comprometido. Comprometido con su pueblo y con Dios. Ante algo que entiende que no es correcto, no sólo no se conforma sino que pone todo lo que está en su mano para hacer que la situación cambie.
  • El libro de Nehemías es el claro ejemplo de que cosas aparentemente imposibles se pueden conseguir cuando se siguen los principios bíblicos y es la voluntad de Dios.
  • Es un libro lleno de esperanza, por muy difícil que sea la situación LA RECONSTRUCCIÓN ES POSIBLE.
  • Personalmente te puedes sentir como el pueblo de Israel en el exilio, con los muros destruidos y malviviendo pero la reconstrucción es posible.
  • Como iglesia debemos entender que estamos en período de conquista y para eso es necesario completar la reconstrucción para comenzar el avance.
  • El pueblo de Israel había sido llevado al exilio en el año 586 a.C. por el imperio babilónico. Bajo el mandato de Zorobabel, un primer remanente regresó a Jerusalén para iniciar al reconstrucción. El segundo regreso se produjo en el año 458 bajo la dirección de Esdras y por último lo narrado en el libro de Nehemías sucede en torno al año 445  a.C.
  • Nehemías ocupaba un lugar de responsabilidad en la corte del rey de Persia, pero ante las noticias de la desolación en Jerusalén actúa.
  • Había un remanente viviendo en Jerusalén, pero una ciudad sin muralla era un lugar muy inseguro para vivir. Era saqueada continuamente y no había ninguna organización.
  • Dios usó a Nehemías para transformar esa situación. Los habitantes de Jerusalén bajo su liderazgo reconstruyeron el muro. Después todo el pueblo se reconcilió con Dios y la situación final fue una Jerusalén restaurada como habían profetizado Zacarías y Daniel.
  • Esta obra se desarrolló en varias estapas:

a)      Oración y visión.

b)      Trabajo.

c)       Resultado final.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Visión y oración.

  • Nehemías 1: 4.
  • Nehemías 1: 11.
  • Nehemías, a pesar de estar en el exilio, lejos de Jerusalén y en una posición cómoda pregunta por su pueblo (vs. 2). Primera lección, no era egoísta y seguía preocupado por su pueblo, ¿nos preocupa algo más que nuestra propia situación personal?
  • La respuesta que recibe es muy negativa (vs. 3).
  • Ante esa respuesta hace lo mejor que podemos hacer en esos momentos (vs. 4). Ir en oración ante Dios. Con eso estamos volcando nuestra preocupación ante el Dios soberano y recibiremos de Él la respuesta de cómo debemos actuar, no hacerlo a la inversa. De esa forma nunca funciona, aunque la respuesta tarde en llegar.
  • A lo largo del libro de Nehemías vemos como era un hombre de oración:

a)      Antes de hacer su petición al rey: Neh. 2: 4

b)      Cuando hubo obstáculos en la reconstrucción: Neh. 4: 4- 5.

c)       Cuando fueron atacados: Neh. 4: 9.

d)      Cuando fue amenazado: Neh. 6: 9.

e)      Pide recompensa a Dios: Neh. 13: 14.

  • Nehemías nos muestra que para lograr cosas imposibles conforme a la voluntad de Dios una vida intensa y continua de oración es necesaria.
  • En la primera ocasión que Nehemías ora recibe la visión de Dios sobre qué debe hacer: Neh. 1: 11. De esta texto inferimos que su oración concluyó con la decisión de ir a Jerusalén para reconstruir la muralla.
  • La visión es fundamental para nuestra vida y nuestra comunidad. Sin visión perecemos.
  • Anécdota de la primera mujer ciega que consiguió concluir una carrera universitaria a mediados del siglo pasado. Ante la pregunta de si había algo peor que estar ciega respondió que estar sin visión, porque esta nos permite encarar el presente con claridad.
  • Entendemos que el Señor nos está llevando a levantar y trabajar para que su reino crezca, muchos le conozcan empezando por nuestro entorno próximo pero hasta lo último de la tierra. Te animo a que ores para que el Señor ponga esa misma visión en tu corazón y juntos podamos trabajar.
  • Dios tiene también una visión personal, hemos de entender la nuestra e interpretar nuestro presente respecto a esto. Anécdota de la conversación con el enfermero esta semana.
  • Si desconoces tu visión personal ora y estoy dispuesto a ayudarte, pero también debes comprender tu papel en esta iglesia para ejercerlo de forma activa.
  • Fase 1, oración y visión.

2.2. Trabajo.

  • Nehemías 3.
  • La oración y la visión consecuente es el primer paso, pero hay que continuar. Recordamos el imperativo de Dios a Moisés en el desierto: “dile al pueblo que marche.”
  • Los habitantes de Jerusalén recibieron como provenientes de Dios las palabras de Nehemías y se pusieron manos a la obra.
  • En el capítulo 3 podemos ver como se desarrolló la construcción: cada familia edificó una parte de muro. Es decir, se dividieron el trabajo y cada uno hizo su parte.
  • En la iglesia se debe funcionar de la misma forma: 1ª Corintios 12: 12- 27. Cada uno usando nuestros dones para el correcto funcionamiento del cuerpo. Si todos trabajamos la muralla se terminará y todos creceremos.
  • Tenemos el reto de estar todos ocupados en construir la parte de muro que nos corresponde, ¿sabes cuál es la tuya?
  • Nehemías 4: 14- 23.
  • Como siempre que se emprende una labor surgen problemas, en esta ocasión fueron los vecinos que no querían una Jerusalén fuerte.
  • Nehemías anima al pueblo y establece la estrategia de seguir construyendo pero a la vez reforzar la defensa para que no se eche por tierra lo que se ha avanzado.
  • Si la obra es de Dios nada ni nadie podrá detenerla.
  • Debemos trabajar para construir nuestra iglesia y nuestra vida pero también estar preparados para los ataques y oponer la defensa requerida.
  • Nunca dudemos de la fidelidad de Dios.

2.3. Resultado final.

  • Nehemías 6: 15- 16.
  • Después de un tiempo breve pero de intenso trabajo el muro fue concluido.
  • El resultado fue un pueblo con la moral alta y las defensas establecidas para volver a recuperar una vida normal.
  • Este fue el principio de una nueva época para la ciudad de Jerusalén.
  • Nehemías 8: 1- 3.
  • La renovación que se produjo no fue sólo material sino espiritual. El pueblo volvió a leer la ley de Dios, se arrepintieron de sus pecados y el culto a Dios fue restablecido.
  • Un gran final para una gran labor.
  1. 3.       Conclusión.
  • El resultado final fue grandioso pero llevo mucho trabajo, constancia y unidad en torno a un mismo propósito.
  • La reconstrucción de tu vida es posible.
  • La reconstrucción de la obra de Dios también, ¿nos pondremos manos a la obra?
  • Recordemos los procesos: oración y visión, trabajo y resultado final.

Tags: muro, reconstruccion, oración, visión, trabajo, resultado

Publicado por manuelsanchez @ 18:45  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios