Domingo, 05 de febrero de 2012

“TIEMPO DE CONQUISTA.”

  1. 1.       Introducción:
  • Éxodo 14: 15.
  • En esta mañana vamos a hablar de tiempo y no precisamente del metereológico.
  • Dice el sabio que hay tiempo para todo, pero precisamente la sabiduría consiste en hacer en cada momento lo que corresponde. No hay peor desatino que hablar cuando tenemos que callar, reír cuando hay que llorar o avanzar cuando hay que estar quieto.
  • En este texto el pueblo de Israel estaba saliendo de Egipto, llegaban al Mar Rojo, su avance se veía detenido y el pueblo había empezado a exclamar que mejor les habría valido seguir esclavos en Egipto que morir arrollados por el ejército de Faraón. Entonces Moisés después de animar al pueblo, va a clamar a Dios y le responde que no es tiempo de clamar sino de avanzar en el camino.
  • Es necesario, muy recomendable para nuestra salud espiritual como individuos y como Iglesia tener un tiempo de oración de forma continuada, pero hay momentos en los que no sólo toca clamar sino también avanzar. Es tiempo de conquistas para nosotros en este momento y en este lugar.
  • ¿Te ves como un conquistador? ¿Estás dispuesto a formar parte de un ejército, un tanto especial, que se adentra en una batalla crucial?
  • En algunas ocasiones las situaciones personales por las que estamos atravesando, el contexto de desilusión en el que nos movemos hoy en día, o porque tenemos la sensación que no avanzamos lo suficiente podemos caer en la tentación de hacer valer el refrán: “….que me quede como estoy”. Pensamos de nosotros mismos en términos de supervivencia, nos vale con mantenernos más o menos como estamos.
  • La vida cristiana debe ser un avance continuo, es como montar en bicicleta, en el momento en que te paras te caes.
  • Las conquistas a lo largo de la historia no han estado reservadas para grandes pueblos, multitudes e iglesias exclusivamente. En ocasiones un grupo pequeño de personas con una convicción profunda y una clara determinación han conseguido grandes hazañas.
  • Ejemplo del avivamiento en el país de Gales, que llevó en los años 1904-1905 a más de 100000 personas a convertirse mediante un joven de 27 años llamado Evan Roberts y su congregación de la Calvinistic Methodist Chapel. Recibió un unción del ES que cambió su vida y la de su país.
  • Cuando sabemos lo que debemos hacer y lo dejamos pasar es como un dolor de muelas, empieza con un suave dolor al que no damos importancia pero acabamos yendo al dentista cuando ya es tarde, la infección está extendida y hemos pasado alguna mala noche.
  • La conquista es una tarea no exenta de obstáculos pero sírvanos de ejemplo la anécdota de la hormiga y la pluma.
  • En esta mañana veremos:

a)      ¿Guerreros o supervivientes?

b)      ¿Qué armas tenemos?

c)       ¿Cuál es nuestro objetivo?

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. ¿Guerreros o supervivientes?

  • Jueces 6: 4- 17; 7: 7.
  • Vs. 3 al 6: El pueblo de Israel era asediado de forma continua por los madianitas. Venían de vez en cuando se llevaban un botín del pueblo y la historia volvía a repetirse. Por mucho que el pueblo se afanase en trabajar venían otros y se llevaban el fruto de su trabajo.
  • ¿No tenemos nosotros a veces la misma sensación? Trabajamos, nos esforzamos pero de nuevo tras el asedio del de siempre nos encontramos en la misma situación que al principio.
  • Vs. 7. El pueblo de Israel clamó a Dios para que les ayudase en esa situación.
  • Vs. 10: El Señor responde diciendo que están sufriendo esos males por ser desobedientes a Dios. Entonces el Señor escoge a Gedeón para darle la victoria al pueblo sobre Madián.
  • Vs. 15: Gedeón no se ve asimismo como un guerrero, piensa que no tiene recursos y que él es poco importante.
  • ¿Piensas de ti mismo como Gedeón? Cuando estamos hablando de conquista te ves a ti mismo como un guerrero o como un superviviente.
  • Un superviviente es aquel cuyo único objetivo es sobrellevar la situación  presente sin sufrir un mal mayor. En esta historia podía ser alguien que en vez de vencer a Madián se conformase con que no le robasen poco.
  • ¿Nos vamos a conformar con que el enemigo nos robe poco o por el contrario vamos a ir a la batalla para derrotarle y que no entre en nuestras tierras a llevarse el fruto de nuestro trabajo?
  • Jueces 7: 7. Dios le dio la victoria al pueblo con un grupo de 300 hombres frente a un gran ejército para mostrarles que dicha victoria venía del poder de Dios.
  • ¿Seremos guerreros o sólo supervivientes?

2.2. ¿Qué armas tenemos?

  • Efesios 6: 10- 20.
  • Vs. 10 al 13: Nuestra conquista no es de carácter material, sino espiritual, tiene lugar más allá de lo que ven nuestros ojos, por eso nos es desconocida en muchas ocasiones.
  • Para luchar en esta conquista tenemos que usar pues armas espirituales.
  • Verdad: En griego aletheia. Lo que es verdadero, lo que no está oculto frente a las mentiras con las que el enemigo quiere derrotarnos y enemistarnos unos con otros. Efesios 4: 25.
  • Justicia: En griego dikaiosune. Algunos interpretan este texto en el sentido de que somos justos por Cristo y esto protege nuestras vidas como una coraza, pero también tiene el sentido de rectitud, integridad y pureza de vida.
  • Evangelio de la paz: El buen mensaje de la paz debe ser el centro de nuestra vida y nuestra predicación. Recordemos lo hablado el pasado Domingo: paz con Dios, paz con los demás y paz con nosotros mismos.
  • Fe: La creencia absoluta en Dios y en su revelación la que nos permite rechazar los dardos de fuego que el enemigo nos envía.
  • Salvación: Debemos proteger nuestra cabeza (quizás la parte más importante de nuestro cuerpo) con la creencia absoluta en la salvación que Dios tiene para sus hijos y no hacer caso a falsas doctrinas.
  • Palabra de Dios: En griego Remá, lo que dios ha declarado. Es la palabra que el ES trae continuamente a nuestra vida y que por supuesto tiene que estar en absoluta concordancia con la revelada (logos). Esta es la espada con que atacar al enemigo. Lo dicho y prometido por Dios para nuestra vida e iglesia.
  • Oración: En algunas listas la armadura se detiene en la anterior pero esta es fundamental. El apóstol Pablo nos insta a hacerlo en todo tiempo y de forma perseverante, es decir no intermitente.
  • ¿Te parecen pocas las armas que tenemos para esta batalla?
  • ¿Las vamos a usar?

2.3. ¿Cuál es nuestro objetivo?

  • Hechos 1: 8.
  • Este versículo enlaza perfectamente con lo que acabamos de ver. Está batalla es espiritual, se emplean armas espirituales y la ganaremos con el poder del ES que Dios ha enviado sobre aquellos que le confiesan como Señor y Salvador.
  • Entonces, con ese poder seremos testigos (mensajeros) de Dios:

a)      Judea: Nuestro entorno más próximo. Nuestra familia, aquellos que nos conocen íntimamente y más tiempo compartimos. Si tienes algún familiar que no conoce a Dios ese es el primer objetivo en nuestra conquista. Ora a Dios por ellos, predica el evangelio pero sobre todo seamos ejemplo en todo.

b)      Samaria: Nuestro entorno próximo. Nuestros amigos, compañeros de trabajo, vecinos, etc. Orar por ellos, pedir oportunidades para compartir, predicar pero sobre todo ser ejemplo en todas las situaciones que surjan.

c)       Hasta lo último de la tierra: Aquellos que no conocemos ni tenemos ningún tipo de relación. Gente del barrio, enfermos en los hospitales, etc…

  • Si vemos el equivalente como iglesia sería:

a)      Judea: Nuestro barrio.

b)      Samaria: La ciudad de Madrid y nuestro país España.

c)       Hasta lo último de la tierra: Compromiso misionero.

  • Empecemos esta lucha por lo que tenemos próximo pero seamos ambiciosos y anhelemos llegar muy lejos.
  1. 3.       Conclusión.
  • Ahora no es sólo tiempo de clamar sino también de MARCHAR.
  • Debemos ponernos en marcha con todos los proyectos que tenemos entre manos y los próximos a comenzar.
  • Mientras avanzamos en la conquista es también cuando más crecemos personalmente.
  • No debes conformarte a la situación actual ni a los errores y fallos del pasado.
  • ¿MARCHAREMOS JUNTOS? 

Tags: conquista, guerrero, superviviente, armas, objetivo, marchar

Publicado por manuelsanchez @ 19:18  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios