S?bado, 24 de septiembre de 2011

“TIEMPO DE RETOS.”

  1. 1.       Introducción:
  • Amós 9: 11- 15.
  • El Señor, a lo largo de la historia habla a su pueblo (primero Israel y ahora su Iglesia) para que sepamos lo que tenemos por delante. Él no quiere que su pueblo vaya vagando por la vida sin un rumbo determinado.
  • Frase: “No hay viento favorable para quién no sabe hacia donde va.”
  • El texto con el que hemos empezado es algo que Dios pone en mí una y otra vez desde hace tiempo cuando oro por la iglesia. En un primer momento fue una palabra que Dios trajo al profeta Amós.
  • Es un libro donde el profeta expresa la indignación de Dios con su pueblo por haber olvidado las leyes de justicia que les dio y aprovechar el tiempo de prosperidad material para que unos se enriqueciesen y otros fuesen explotados. Dios castigará esa conducta pero al final restaurará a su pueblo una vez este se hubiese arrepentido.
  • Para nosotros supone el que se acerca un tiempo de bendición, donde la recogida de fruto será inmediata a la cosecha y seremos restaurados. En definitiva supone un tiempo de retos.
  • Un reto es un objetivo o empeño difícil de llevar a cabo y que constituye por ello un desafío para quién lo afronta.
  • Los hay de muchos tipos: personales (estudiar algo, aprender un idioma o tocar un instrumento), grupales (deportivos, empresa, ong), familiares (educación de los hijos), etc…
  • Como iglesia es necesario que sepamos qué tenemos por delante, que es algo que nos puede parecer inalcanzable en un principio pero esto debe provocar en nosotros un desafío al que hemos de estar dispuestos a enfrentarnos.
  • Los retos son un camino al crecimiento, sin ellos nuestra vida estaría estancada en cualquier aspecto del que estemos tratando, nos enseñan que podemos ir más lejos de donde nos encontramos en la actualidad.
  • Hechos 9: 15- 16. Este texto es el paradigma del reto, el propósito que Dios tenía para Pablo.
  • Para afrontar los retos hay que tener en cuenta varios aspectos:

a)      ¿Cuál es el reto o los retos?

b)      ¿Con qué armas contamos para hacerle frente?

c)       Compromisos necesarios para llevarlo a  cabo.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. ¿Cuáles son los retos?.

a)      El primer reto es el crecimiento de la Iglesia.

  • Hechos 2: 47.
  •  Hechos 9: 31.
  • El crecimiento de la iglesia, más personas conocían a Jesús como Salvador, se arrepentían de sus pecados y comenzaban a formar parte de la comunidad que es la iglesia, fue algo natural en la primera iglesia de Jerusalén.
  • A lo largo del libro de Hechos vemos que la predicación tanto de Pablo como de otros apóstoles iba acompañada de la conversión y por lo tanto el nacimiento y desarrollo de nuevas comunidades.
  • Este el primer y gran reto que tenemos como Iglesia, que aumentemos en número, no para prestigio nuestro  sino porque ese es el deseo de Dios.
  • 1ª Timoteo 2: 4- 6.
  • Es una tarea de todos, aunque debemos ser capaces de articular un grupo de evangelismo con aquellas personas a las que Dios ha dado el don de evangelistas.
  • Debemos buscar una mayor presencia en este barrio donde Dios nos ha puesto sin olvidarnos de nuestro entorno inmediato.
  • ¿Estás dispuesto a formar parte del reto de crecimiento de la Iglesia?

b)      Desarrollo de nuestra vida cristiana.

  • Efesios 4: 11- 13.
  • Nuestra vida cristiana tiene un principio que es cuando nos convertimos y en ese momento aceptamos el reto de ser como Cristo.
  • Para eso Dios ha puesto los dones en la iglesia, para que unos a otros nos ayudemos a conseguir este objetivo.
  • Supone un progreso a nivel individual, conocer más a Dios, ser más como Él y servirle más. Pero  además es responsabilidad de todos el desarrollo colectivo.
  • Estamos llamados a progresar en nuestra vida cristiana. Que el próximo año, por estas fechas, podamos decir que nos hemos desarrollado: oramos más, hemos estudiado más la biblia, hemos cambiado cosas en nuestro carácter que no son buenas o hemos dejado hábitos dañinos.

c)       Ayudar a los necesitados.

  • Lo que denominamos el compromiso social de la iglesia, es algo intrínseco a la misma desde sus inicios.
  • Hechos 2: 34- 35. El sentimiento de comunidad que Dios puso en la iglesia de Jerusalén nos es algo anecdótico o circunstancial, es un reto para nosotros hoy en día.
  • Como iglesia debemos estar pendientes de las necesidades los unos de los otros. Preocuparnos por aquel que no asiste, por si le pasa algo o ha tenido algún problema. Si alguien está pasando por necesidad ayudarle y no sólo es el aspecto material.
  • “Prohibido sufrir solo.”
  • Hebreos 13: 16: “Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.”
  • También tenemos el reto de hacer extensiva nuestra ayuda a aquellos que sufren en esta sociedad tan despiadada que nos rodea: enfermos, pobres, presos, etc.

2.2. ¿Con qué armas contamos?.

a)      Oración.

  • Efesios 6: 18: “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”.
  • Cuando Pablo les habla a los Efesios de la armadura que tenemos como cristiano hace referencia a la oración como uno de las principales armas con las que contamos. A menudo la infravaloramos.
  • La oración no es sólo un pilar fundamental junto con la lectura de la palabra en la vida de un creyente también lo es en la vida de la iglesia.
  • Es fundamental nuestra participación activa en los eventos de oración. Os animo y exhorto a participar en las reuniones de oración de los Martes y el día de Ayuno y oración convocado para el próximo Sábado.
  • Si queremos ver grandes cosas y asumir grandes retos debemos orar de forma permanente, porque esta es la obra de Dios.
  • Es el poder del ES obrando el que hará que consigamos estos retos.

b)      Dones.

  • 1ª Corintios 12: 12- 31.
  • La iglesia es como un cuerpo. Muchos miembros, interconectados y trabajando para un mismo propósito común.
  • Diversos miembros pero todos de igual valor.
  • Lo que ocurre a uno afecta al resto. Un simple dolor de pie no nos deja pensar en otra cosa, así debe ser entre nosotros.
  • Cada uno tiene una tarea que desempeñar. Es importante entender que si tú no haces tú parte, es probable que se quede sin hacer.
  • Os animo a ejercitar vuestros dones, a descubrirlos y así veremos cómo podemos enfrentar los retos de los que estamos hablando.

c)       Recursos.

  • Tiempo: No es ilimitado pero bien organizado da para mucho.
  • Efesios 5: 15- 16: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.”
  • Usemos nuestro tiempo con sabiduría. Con la ayuda de Dios encontraremos tiempo para nuestra familia, nuestros amigos, descansar, trabajar y hacerlo en la obra de Dios.
  • Dinero: Es algo que Dios nos ha dado para que lo usemos sabiamente y lo empleemos también en el avance de la obra de Dios.
  • Seamos generosos y contribuyamos: al sostenimiento de la iglesia, misiones, etc..
  • Habilidades: Lo que sabemos hacer y lo que hemos aprendido también hemos de ponerlo a disposición de Dios y su obra.

2.3. Compromisos.

a)      Santidad.

  • 2ª Corintios 7: 1: “Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la SANTIDAD en el temor de Dios. “
  • Dios quiere un pueblo Santo. Apartado para Él y limpio de pecado.

b)      Lealtad y fidelidad a la iglesia local.

  • Para formar parte de este proyecto hay que comprometerse con esta iglesia local. El pacto de membresía es una expresión del compromiso de participar de estos retos en esta iglesia local y en este momento.
  • Es un compromiso con el Señor y con el resto de hermanos.
  1. 3.       Conclusión:
  • Vivimos un tiempo de retos.
  • Retos: Crecer, progreso cristiano y ayudar a los necesitados.
  • Armas: Oración, dones y recursos.
  • Compromisos requeridos: Santidad y lealtad a la iglesia local.
  • ¿Te comprometes a participar en estos retos?.

Tags: reto, crecimiento, ayuda, oracion, dones, santidad

Publicado por manuelsanchez @ 17:54  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios