Jueves, 01 de septiembre de 2011

“AMOR A DIOS.”

  1. 1.       Introducción:
  • Mateo 22: 34- 40.
  • Jesús es interpelado por los fariseos en este pasaje como una muestra más del acoso a que lo sometían para ver si le cogían en algún error. En esta ocasión le preguntan por el mandamiento más importante de la ley: vs. 36.
  • Los fariseos habían desarrollado toda una lista de mandamientos a raíz de la ley que Dios dio a Moisés y habían llegado a incluir 613 preceptos de obligado cumplimiento para el que quisiera ser un buen judío.
  • La respuesta a la pregunta ya estaba también revelada por Dios en el AT, lo que demostraba que su conocimiento era muy parcial o mejor dicho sólo veían lo que querían ver (que Dios nos guarde a acercarnos de esa forma a su Palabra).
  • La respuesta de Jesús es: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.” Y “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”
  • Como veíamos antes esta respuesta está contenida en la “Shema” que se constituye en la declaración de fe más importante del judaísmo y que repetían diariamente los judíos: Deuteronomio 6: 4- 5.
  • Cuantas veces nos complicamos la vida en exceso preguntándonos que quiere Dios que hagamos, la respuesta es muy sencilla, por lo menos de enunciar. En esta frase está contenido todo nuestro propósito vital. Debemos dejarnos de vanas genealogías (carta de Pablo a Timoteo) y cumplir lo que la Biblia expresa con total claridad.
  • ¿Qué significa amar a Dios de esa forma? Que Dios sea lo más importante en nuestra vida y ocupe el primer lugar SIEMPRE Y EN TODO.
  • Amar a Dios con todo significa:

a)      Corazón (Kardias): Es el centro de la vida humana. Implica: deseos, sentimientos, afectos, pasiones e impulsos.

b)      Alma (phyche): Es lo que da vida al cuerpo, permanece tras la muerte. Donde reside la capacidad moral.

c)       Mente (Dianoias): Es el pensamiento.

d)      Fuerzas en Lucas 10: 27 (Ischuos): Implica poder, habilidad y capacidades.

  • Hay un refrán que dice: “Obras son amores y no buenas razones.” Esto quiere decir que nuestro amor a Dios no se expresa únicamente con lo que decimos sino básicamente con lo que hacemos.
  • 1ª Juan 3: 18. El amor no consiste en declaraciones (aunque en las películas parece que síGui?o sino en acciones que expresan ese sentimiento. En el contexto de Juan nos habla de amarnos de forma práctica unos a otros como muestra de nuestro amor a Dios.
  • Juan 21: 15- 17. El Señor le pregunta a Pedro si le amaba, a la respuesta afirmativa de éste en tres ocasiones, le responde que cuide de la iglesia. El amor a Dios también se expresa en el trabajo en su obra, que es su iglesia. La muestra de ese amor no es lo que Pedro dijo en estos instantes, sino lo que hizo después de la muerte y resurrección de Cristo.
  • En esta mañana, sin embargo, no vamos a ir a la segunda parte de la respuesta de Jesús sino que nos vamos a quedar sólo con la primera y vamos a ver dos ejemplos, de acontecimientos en la vida de Jesús, que son a mi juicio, expresiones claras del amor a Dios. Esos ejemplos deben llevarnos a reflexionar sobre qué hacemos como expresión del amor que tenemos a Dios.
  • Amar a Dios con todo lo que tenemos es:

a)      Darlo todo por Él: la ofrenda de la viuda.

b)      Un gesto sorprendente: Marta unge a Jesús.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Darlo todo por amor: la ofrenda de la viuda.

  • Marcos 12: 41- 44.
  • El texto empieza con Jesús situado delante del arca de la ofrenda en el templo. Iba a aprovechar un acontecimiento para darles una enseñanza muy importante a los discípulos.
  • El arca de la ofrenda estaba situada en el patio de las mujeres (esto sí lo podían hacer) y las ofrendas se colocaban en 13 cestas con forma de trompeta. La gente rica solía atraer la atención cuando iba a echar la ofrenda haciendo de ello un espectáculo.
  • Vs. 41: Muchos ricos echaban mucho. Gente que tenía mucho dinero depositaban enormes cantidades en la ofrenda del templo. Este hecho podría haber sido el usado por Jesús para hablarles de la importancia de contribuir a la obra de Dios, pero lo que estos hacían como dice Jesús al final del texto tenía una validez muy reducida.
  • Vs. 42: La protagonista de esta historia es una viuda y pobre. Las viudas con el marido habían perdido toda posibilidad de sostenimiento económico y la mayoría solían vivir de la caridad.
  • Vs. 42: El importe de lo que esta mujer deposita en la ofrenda es muy bajo. Dos blancas. La blanca era una moneda de bajo valor que circulaba por Palestina. Para aclarar el texto Marcos traduce este importe a moneda romana, un cuadrante. Esto era 1/64 de un denario (el jornal de un día). Si lo traducimos a nuestros días y consideramos un salario medio de 1200 Euros, estaríamos hablando de 0,65 Euros.
  • Vs. 43- 44: Sin embargo la clave de esta historia no está en la cantidad sino en lo que esta cantidad suponía para esta mujer. Los ricos habían echado lo que les sobraba pero ella había echado TODO LO QUE TENÍA.
  • ¿Qué tiene esto que ver con el amor a Dios?
  • ¿Por qué echó la viuda todo su sustento en el arca de la ofrenda?
  • Ella podía haberse excusado a ella misma diciendo que el templo se sostendría de sobra con lo que echaban los ricos y que su ofrenda para el templo no suponía nada pero para ella suponía poder comer o no. Sin embargo no lo hizo.
  • Esta viuda amaba a Dios. Para ella era lo más importante, este ejemplo debe mostrarnos lo que supone AMAR A DIOS CON TODO LO QUE TENEMOS.
  • De la misma forma que la viuda no se fijó en lo que hacían los demás, tampoco debemos hacerlo nosotros.
  • La pregunta clave es: ¿Hacemos nosotros lo mismo? ¿Amamos a Dios de la forma en que lo hacía esta viuda?
  • Si la respuesta es NO, es que no amamos a Dios con todo. Por supuesto que no estamos hablando de dinero únicamente.

2.2. Un gesto sorprendente: Marta unge a Jesús.

  • Juan 12: 1- 11.
  • Vs. 1: Antes de la Pascua, nos indica que este acontecimiento sucedió poca antes de que Jesús fuese entregado y culminase su misión.
  • vs. 1 y 2: Estaba en la ciudad de Betania, en casa de Lázaro, al que Jesús resucitó. Tenemos a Lázaro con él a la mesa, junto a los discípulos y algunas personas más. Marta sirviendo la mesa, como siempre, pero en esa casa faltaba alguien, ¿dónde estaba María? (Lucas 10: 38- 42).
  • Vs. 3: María cogió un perfume de muchísimo valor, lo echó sobre los pies de Jesús y empleó su propio cabello para extenderlo.
  • Este hecho fue muy valorado por Jesús pero menospreciado por todos los demás. Jesús le dio una importancia profética, preparación para su muerte que estaba próxima, pero también porque entendía por qué ella lo había hecho. María lo hizo porque sabía que Jesús era el Mesías y está fue su manera de expresa su amor a  Él.
  • El resto vio en este hecho un desperdicio económico, aunque creo que principalmente estaban criticándose a sí mismos por no haber tenido ni siquiera la idea de hacer algo similar.
  • Este perfume de nardo puro era un valioso aceite sacado de una planta llamada nardo. Se importaba de la India, por ello era muy caro y sólo se usaba en ocasiones muy especiales.
  • Marcos 14: 6, 8 y 9. Ante la actitud de la multitud que reprende a la mujer, Jesús da valor a su acto. HIZO LO QUE PUDO. Además quiso que este acontecimiento quedará reflejado como parte de la revelación de Dios.
  • ¿Qué hizo esta mujer que fue tan importante? Demostrar con lo que tenía, su amor a Dios. Sin duda, tenía una gran devoción por Él, tuvo la idea, compró el perfume invirtiendo mucho dinero o gastó el que tenía  para las ocasiones especiales porque sabía que no había persona mejor en la que emplearlo.
  • Estuvo dispuesto a hacer algo insólito, delante de toda la gente porque su amor a Dios estaba por encima de todo.
  • ¿Amamos a Dios de la misma forma?
  • Hoy en día no podemos tener a Cristo delante para echarle perfume pero sí muchas maneras de demostrar ese amor aunque sea de forma sorprendente a los demás.
  1. 3.       Conclusión:
  • ¿Amamos a Dios con todo? ¿O sólo de una forma parcial?
  • Examinemos nuestra vida a la luz de estos dos ejemplos, para corregirnos e imitar a estas mujeres.
  • Una viuda que nos enseña con su ofrenda como Dios si era lo más importante para ella.
  • María, que es capaz de hacer algo sorprendente porque amaba a Jesús y no le importó la opinión de los demás.
  • Oración.

Tags: amor, Dios, viuda, ofrenda, ungir, marta

Publicado por manuelsanchez @ 19:36  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios