Jueves, 12 de mayo de 2011

?

Lectura: Hechos 6:1-7.


"Cada uno seg?n el don que ha recibido, min?strelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios" 1 Pedro 4:10

Un grupo de j?venes que visitaba Jamaica en un viaje misionero estaba disfrutando de un tiempo libre y jugando al frisbee [disco volador]. Sin embargo, cuando alguien vio que un barco se hab?a volcado en una playa cercana, el juego de pronto termin? y los j?venes se arrojaron r?pidamente al agua para ayudar.

Se encontraron con un peque?o grupo de operarios navieros profesionales que luchaban para tratar de dar vuelta el barco. Ante tal circunstancia, los j?venes pudieron ayudar. Pusieron manos a la obra, aportaron su fortaleza juvenil, y todos juntos pudieron enderezar el bote.

Lo que pas? ese d?a en el Mar Caribe me recuerda lo que puede suceder en la iglesia. Los ?profesionales?, el pastor y las dem?s personas capacitadas para liderar la congregaci?n, enfrentan una tarea que no pueden hacer solos. Suele ser complicado llevar a cabo las labores en la iglesia sin que los laicos se incorporen y trabajen junto con los l?deres.

Esto fue lo que sucedi? en Hechos 6. Algunas personas de la iglesia estaban siendo descuidadas, y los ?profesionales?, los ap?stoles que lideraban la congregaci?n, se dieron cuenta de que no pod?an hacer todo por s? solos. La iglesia pudo seguir adelante s?lo cuando siete laicos se sumaron para ayudar a los l?deres.

?C?mo puedes sumarte a la labor de tu pastor y de los dem?s l?deres para colaborar en el progreso de la iglesia?

Reflexi?n: El trabajo en equipo divide el esfuerzo y multiplica el resultado.

Tags: Cristianismo, Unidad de acción, Comunidad, Laicos, Líderes

Comentarios