Mi?rcoles, 11 de mayo de 2011

PEDACITO DE CIELO


Lectura: ?xodo 25:1-9.

"?No sab?is que sois templo de Dios, y que el Esp?ritu de Dios mora en vosotros?" 1 Corintios 3:16

Hace un tiempo, mi esposa encontr? a una mujer que necesitaba transporte. Al pensar que quiz? Dios hab?a preparado la situaci?n, acept? llevarla. En el trayecto, la mujer le cont? que era creyente, pero que estaba luchando contra un problema de drogadicci?n. Mi esposa escuch? a esta angustiada mujer y luego le habl?. Mientras le daba esperanzas sobre un ma?ana mejor, creo que, en cierta medida, esa mujer experiment? un pedacito de cielo en la tierra.


Cuando Dios le indic? a Mois?s que construyera el tabern?culo seg?n Sus especificaciones, fue para que Su pueblo pudiera sentir Su presencia. Me gusta pensar en eso como un pedacito de cielo en la tierra. El templo tambi?n era un ejemplo palpable de la presencia de Dios en este mundo (
1 Reyes 5?8). El prop?sito de estos lugares sagrados era que Dios morara entre Su pueblo. Este fue el plan de Dios cuando Jes?s, el templo perfecto, ?habit? entre nosotros (Juan 1:14).


Cuando Jes?s ascendi? al cielo, envi? al Esp?ritu Santo a morar en Sus seguidores (
Juan 14:16-17), para que nosotros fu?semos tabern?culos y templos de Dios en el mundo (1 Corintios 3:16; 6:19). Como representantes de la presencia del Se?or, busquemos formas de brindar paz y esperanza de cielo a las dem?s personas que est?n en este mundo.


Reflexi?n: Un creyente dispuesto a realizar cosas peque?as por otros puede hacer grandes obras para Dios.


Tags: Cielo, Templo, Cristo, Cristianismo, Dios

Comentarios