Lunes, 03 de enero de 2011

Texto B?blico: Juan 20:1-29

Vers?culos claves: 20:1 y 20:19 y 26.

El primer d?a de la semana, Mar?a Magdalena fue de ma?ana, siendo a?n oscuro, al sepulcro, y vio quitada la piedra que lo sellaba o cerraba.

Han pasado cerca de 2000 a?os, y este sigue siendo, junto con el de Navidad, ?uno de los anuncios m?s esperanzadores para el conjunto de la humanidad. ?Jes?s ha resucitado!, ?Jes?s vive!

Un anuncio como ?ste, no puede quedar en el silencio, en el olvido, en tierra de nadie o como pretexto para la especulaci?n, como pretendieron algunos contempor?neos.

Es algo ins?lito y esperanzador, ?Jes?s vive!, ?ha vencido a la muerte!, no era un impostor, un acontecimiento de tal magnitud, deb?a ser hecho p?blico, y conocido por todo el mundo, precisamente, este es el motivo? en el que enmarcamos las diferentes apariciones de Jes?s, antes de su ascensi?n a los cielos.

El hecho que mejor ilustra tan magno acontecimiento es la frase ?y vio quitada la piedra del sepulcro?, un sepulcro abierto y vacio fue el testimonio recibido por Mar?a Magadalena, Pedro y Juan, a?n as?, no todos reaccionaron de la misma manera, ni interpretaron el suceso de la misma forma.

Vers. 8 ?Entonces entr? tambi?n el otro disc?pulo que hab?a venido primero al sepulcro; y vio, y crey?.?

Jes?s, despu?s de esto, se apareci? a Mar?a Magdalena. Estos acontecimientos desencadenan la primera convocatoria de los disc?pulos despu?s de la muerte de Jes?s. (20:19).

Llama mi atenci?n, el contraste entre el sepulcro abierto y el lugar de reuni?n de los disc?pulos, donde las puertas estaban bien cerradas.

Puertas cerradas, que muestran el ambiente de clandestinidad en el que se desarroll? esa primera reuni?n, para hablar de un acontecimiento tan determinante? en la vida de Jes?s, en la historia de la iglesia y del conjunto de la humanidad, y tan? injustamente tratado desde el principio, como es, la Resurrecci?n de Jesucristo.

Puertas cerradas, que ponen de manifiesto los sentimientos encontrados de los disc?pulos, y explican el momento que estaban viviendo los disc?pulos de Jes?s:

???? I.??????? El miedo a las consecuencias de ser identificados como seguidores de Cristo por las autoridades jud?as.

??? II.??????? La falta de entendimiento y comprensi?n de lo que hab?a acontecido.

? III.??????? La falta de prop?sito en el ser y el hacer de los disc?pulos. ?Y ahora qu??

? IV.??????? No todos sab?an que Jes?s hab?a resucitado.

Aquel d?a, en el que Jes?s se apareci? a sus disc?pulos reunidos, faltaba uno, (siempre falta alguien, que triste). Aunque? todos le contaron lo vivido, el no crey?, necesitaba ver y vivir lo que ellos experimentaron, para compartir su mensaje y su gozo, (cuando no nos congregamos algo nos perdemos).

Ocho d?as despu?s, se volvieron a reunir y las puertas permanec?an cerradas. La historia se repite, no fue f?cil que aquellas puertas se abrieran.

Parece ser que los disc?pulos vivieron la resurrecci?n de Jes?s de manera privada, necesitaban realizar la transici?n de lo privado hacia lo p?blico. Todos ellos, deb?an ser testigos de todas estas cosas, y a todas las naciones. Esta gran tarea contrastaba mucho con las puertas cerradas.

Es posible que pensaran que permaneciendo con las puertas cerradas hay muchas cosas que no pueden entrar, no es verdad, la enfermedad, el dolor, el conflicto, la muerte, el frio, la angustia, el miedo, la depresi?n, la tristeza, etc. Pueden entrar.

Al mismo Jes?s resucitado, las puertas cerradas no le impidieron entrar y situarse en el centro de la reuni?n, este fue el secreto que permiti? la convivencia pac?fica de gente tan diferente, como eran los disc?pulos de Jes?s, ?l estaba en medio de ellos. ?Necesitaban volver a un sano Cristocentrismo?

El mensaje era de Paz, a aquellos que est?is llenos de miedo y angustia por la situaci?n que viv?s, a aquellos que os sent?s solos, incomprendidos, sin rumbo ni direcci?n, a todos, Paz. Este es el pre?mbulo de la misi?n, no se puede hacer misi?n sin paz.

Vivimos momentos de mucha conflictividad, y de seguir la situaci?n as?, lo que viene no es muy alentador, hoy m?s que nunca necesitamos la Paz del Se?or. ?Mi paz os dejo, mi paz os doy, yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro coraz?n ni tenga miedo.? (Juan 14:27)

?Estas cosas os he hablado para que en m? teng?is paz. En el mundo tendr?is aflicci?n, pero confiad, yo he vencido al mundo.? (Juan 16:33).

Por ?ltimo, y no por ello lo menos importante, Jes?s soplo en ellos y Recibieron el Esp?ritu Santo, para Proclamar el Perd?n de Dios a todas las naciones.

Hoy necesitamos volver al principio, abrir las puertas de la iglesia, dejar de ser guetos y de vivir, algo tan extraordinario como la Resurrecci?n de Jesucristo, de manera clandestina y privada. Debemos realizar esa transici?n, sin complejos, de lo privado a lo p?blico, de lo personal o individual a lo colectivo, de lo local a lo global.

Para ello, hay que abrir las puertas en 2011

???? I.??????? Volver a un sano Cristocentrismo. Abrir definitivamente la puerta a Cristo. (Apocalipsis 3:20).

??? II.??????? A la paz y unidad de la iglesia y de todos los creyentes (Juan 13:35; 17:15 y 20-23).??

? III.??????? De nuestro entendimiento para una mejor y mayor comprensi?n de la Palabra de Dios. (Lucas 24:45-49).

? IV.??????? De nuestra disposici?n a crear y aprovechar cada oportunidad para ejercer dones, capacidades, talentos y habilidades. Aprovechar nuestro tiempo, dinero, relaciones, profesiones, en definitiva, creer y vivir un verdadero sacerdocio universal de todos los creyentes.

?? V.??????? De nuestra actitud hacia el mundo contempor?neo, en nuestra Jerusal?n, Jud?, Samaria y hasta lo ?ltimo de la tierra (Hechos 1:8; 2invasor.

? VI.??????? A dar un sentido de misi?n a todo lo que somos y hacemos como individuos y como iglesia.


Tags: Puertas Abiertas, Libertad, Dios, Iglesia, Cristianismo

Publicado por carlosmartiroy @ 15:31  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios