Lunes, 29 de noviembre de 2010

La pregunta es una herramienta del lenguaje y de la comunicaci?n nada despreciable. Seguro que muchos de nosotros conocemos el formato televisivo ?tengo una pregunta para usted?? en este programa pol?ticos de nuestro pa?s se enfrentan a un p?blico diverso debidamente seleccionado, que representa diferentes situaciones en las que se encuentran muchos espa?oles, este p?blico realiza una serie de preguntas para conocer ?realmente? el inter?s, las ideas y las acciones que el pol?tico llevar?a a cabo en su caso concreto. En este sentido, las preguntas tienen un prop?sito claro que es, por un lado, conocer las ideas del invitado y profundizar en el conocimiento de la sociedad por parte del invitado y viceversa.

Las preguntas forman una secuencia que conducen al otro a una manera de pensar que impulsa decisiones y como consecuencia nuevas acciones.

Sobre todo, una pregunta no se puede dejar sin respuesta, y para ello, nos obliga a reflexionar sobre nuestra experiencia.

Si te dijera que, Dios tiene una pregunta para y sobre ti, ?la dejar?as sin respuesta?

G?nesis 3:9 Pero Dios el Se?or llam? al hombre y le dijo: ?D?nde est?s?

La mayor?a de los seres humanos estamos acostumbramos a hacer la misma pregunta con respecto a quien la formula en G?nesis, es decir, Dios ?D?nde est? Dios?, generalmente cuando vemos lo que ocurre a nuestro alrededor, la injusticia, la maldad, la violencia, la avaricia y codicia de unos pocos, la tiran?a de otros, la situaci?n de los m?s d?biles, ni?os, mujeres, ancianos, pa?ses llamados Estados fallidos y subdesarrollados, etc. Tendemos a realizarnos este tipo de preguntas. Hoy voy hacerte una propuesta diferente, intenta pensar en la situaci?n de los dem?s, pero hazte la siguiente pregunta ?D?nde estoy yo?

La pregunta formulada, al igual que en su origen, no pretende hablar de lugares f?sicos, que deber?amos tener en cuenta, ni de posici?n social, que tambi?n podr?amos hablar de ello, sino m?s bien de condici?n moral. ?D?nde est?s?

El hombre y la mujer creados por Dios a su imagen y semejanza, decidieron en el ?mbito de su libertad, cambiar la situaci?n que hasta ese momento disfrutaban, el cuestionamiento de la credibilidad de Dios y la fiabilidad de su Palabra a la que fueron llevados de manera astuta por Satan?s, provoc? que desobedecieran y consecuencia de esto ?ltimo, lo primero que se vio afectado, que no lo ?nico, como veremos en la historia de la humanidad, fue su relaci?n con Dios y con ellos mismos.

Comenzaron a experimentar sensaciones diferentes, tales como el miedo, la culpabilidad, la verg?enza, la responsabilidad de la conciencia y sus derivadas, la enemistad, el dolor, el sufrimiento, la envidia, la avaricia y la codicia.

Su manera de relacionarse tambi?n cambio, el individualismo, el s?lvese quien pueda rompe toda convivencia y solidaridad, dando origen a la rivalidad y competencia.

La Biblia declara que el hombre y la mujer fueron creados a imagen y semejanza de Dios, esta condici?n moral le otorga un valor superior al resto de la creaci?n y le permite administrarla y gobernarla, fue en su decisi?n de quebrantar su pacto con Dios, el momento en el que el hombre y todo lo creado adquiere una condici?n de esclavitud, deterioro y degradaci?n. Las consecuencias de esa decisi?n las vemos hoy, en la manera en la que el ser humano se relaciona con el medio ambiente y/o naturaleza. Por lo tanto, la condici?n moral del ser humano condiciona su relaci?n con Dios, con el mismo, con el resto de individuos y con el mundo que le rodea, de ah?, la trascendencia e importancia de la pregunta ?D?nde est?s t??.

La gran mayor?a, parte de esa condici?n y viven en la misma, sin ser consciente del inter?s de Dios por el cambio y como ?ste puede afectar positivamente al ser humano. El cambio es posible y para ello, aparece Cristo Jes?s, el Dios hecho hombre, en la historia de la humanidad. En Jes?s otro mundo es posible, en ?l otra vida es posible.

?D?nde est?s?, ?en Ad?n o en Jes?s?, sigues jugando a los diosecitos o te decides a seguir, creer y fiarte del Dios, que si?ndolo, no lo estim? sino que se hizo hombre, para buscarte y? ser llevado de nuevo a Dios, al origen de todas las cosas, al ideal perfecto posible en Dios. (Romanos 5:12-21; Filipenses 2:5-8).

Dios en Cristo estaba reconciliando al mundo consigo. (2? Corintios 5:19; Romanos 8invasor. En Cristo nuestros pecados han sido perdonados. (Efesios 2:1-10)

?C?mo podemos llegar a estar en Cristo? La Biblia nos ense?a que? Dios mismo nos ha injertado en Cristo Jes?s, el motivo es para que nadie se glor?e y que si de algo podemos llegar a presumir es de lo que ha hecho el Se?or (1? Corintios 1:30).

Este descubrimiento no fue algo improvisado (Efesios 3:11-12). Adem?s y como consecuencia de ello, hoy podemos decir, a todos aquellos que no viven satisfechos consigo mismo y no les gusta lo que ven a su alrededor, que en Cristo Jes?s podemos disfrutar de una segunda oportunidad, una nueva vida (2? Corintios 5:17), una vida plena y eterna, llena de expectativa, siendo Cristo nuestra Esperanza (Efesios 1:12; Colosenses 1:27).

Frente a la adversidad y dificultades de la vida, en Cristo somos m?s que vencedores y todo lo podemos en su fuerza (Romanos 7:37-39; 2? Corintios 2:14; Filipenses 4:13).

El ser injertados en Cristo nos introduce en una nueva comunidad (Romanos 12:5; G?latas 3:27-28; Colosenses 3:11).

Si bien llegamos a Cristo por la Gracia de Dios, la Biblia nos exhorta a la necesidad de Permanecer en ?l (Juan 15:1-17), con mucha facilidad nos dejamos llevar por la presi?n que nos rodea y perdemos de vista que s?lo podemos dar fruto, m?s fruto, mucho fruto y que ?ste permanezca si permanecemos en Cristo. ?Qu? significa permanecer en Cristo?

Seg?n este pasaje de la Biblia, significa que permanezcamos unidos a ?l, que su palabra permanezca en nosotros y viceversa, y que permanezcamos en su amor.

Vivimos tiempos de crisis tambi?n en lo referente a la Cristolog?a de la Iglesia. Permanececer en Cristo es mucho m?s que permanecer en un sistema de reuniones, liturgias y/o religi?n. Es vivir en comuni?n con ?l, obedecer su Palabra y seguir su ejemplo de amor.

?? Permanecer en Cristo es vivir en amistad con Dios.

?? Permanecer en Cristo es aceptar y vivir con gratitud y gozo el prop?sito de Dios para nuestra vida.

?? Permanecer en Cristo es vivir en comuni?n con su Iglesia, en unidad, libertad e igualdad.

?? Permanecer en Cristo es vivir en obediencia a su palabra.

?? Permanecer en Cristo es vivir en renuncia a nuestra vieja manera de ser y hacer las cosas y entregarnos a ?l sin reservas.

?? Permanecer en Cristo es mantener la firme aspiraci?n de ser semejante a ?l.

?? Permanecer en Cristo es vivir el Perd?n, la Paz y la Reconciliaci?n.

?? Permanecer en Cristo es vivir conforme su fuerza y poder, dependiendo de ?l.

?? Permanecer en Cristo es vivir en amor.

?? Permanecer en Cristo es unirnos con toda nuestra pasi?n a dar continuidad a su misi?n.

?? Permanecer en Cristo es acostumbrarse a esperar en ?l y a ?l.

?

Termino con una pregunta de Dios para ti, ?D?nde est?s t??


Tags: Moral, Dios

Publicado por carlosmartiroy @ 9:05  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios