Lunes, 31 de mayo de 2010




Mateo 5:14-16 (Biblia en Lenguaje Sencillo)

Ustedes son como una luz que ilumina a todos. Son como una ciudad construida en la parte más alta de un cerro y que todos pueden ver. Nadie enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón. Todo lo contrario: la pone en un lugar alto para que alumbre a todos los que están en la casa. De la misma manera, su conducta debe ser como una luz que ilumine y muestre cómo se obedece a Dios. Hagan buenas acciones. Así las verán los demás y alabarán a Dios, el Padre de ustedes que está en el cielo.

  • Dimensión Comunitaria de la iglesia

Destacar el sentido de comunidad frente al individualismo. La enseñanza Bíblica es muy rica  y ha inspirado buena parte de la tradición filosófica de Occidente y bebe de Génesis 1 (enseñanza antropológica), cuando decimos persona hablamos de relación. Somos personas completamente en el encuentro con el otro, es decir, cuando yo me encuentro a mi mismo en el otro. En ese ámbito lo personal  toma su verdadera dimensión (Génesis 1:27) la semejanza de Dios trino frente al individualismo, de ahí la vida en comunidad y el sentido de responsabilidad para con el prójimo.

Los protestantes o evangélicos hemos puesto mucho énfasis en la respuesta personal e individual a Dios y hemos descuidado que la fe no es solamente una cuestión privada, sino que tiene una clara dimensión comunitaria. Dios salva individuos para con ellos construir un pueblo, una familia, un edificio.

Una vida comunitaria que requiere y se hace fuerte por medio de la individualidad, que no individualismo. (1ª Pedro 4:10-11; Efesios 4:1-16).

Una vida comunitaria que se distingue precisamente por la manera en la que nos relacionamos entre nosotros “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:35).

Una vida Comunitaria que el mundo necesita para creer y conocer a Jesús (Juan 17:21-23).  

 

  • La distinción y el carácter singular de la iglesia

La verdad básica y a veces pasada por alto que descansa sobre las metáforas y que es común a ambas es que la iglesia y la sociedad contemporánea expresada en términos “tierra” y “mundo” son sociedades o comunidades totalmente distintas y diferenciadas. Por un lado está “Vosotros” y por otro existe “tierra”, por un lado existe “el mundo” y por otro nuevamente “Vosotros”. Ciertamente las dos comunidades ellos y vosotros se relacionan entre sí pero su relación depende de su distinción.

La descripción de ambas comunidades

El mundo es un sitio oscuro, que por sí mismo tiene poca luz o ninguna.

El mundo también manifiesta una clara tendencia al deterioro y corrupción. No puede por sí mismo interrumpir el proceso de descomposición y corrupción.

La causa de dicho deterioro, en mi opinión, queda claramente ilustrada en el libro de Romanos 1:18-32.

Por otro lado tenemos una comunidad que incorpora y expresa los valores del Reino de Dios recogidos en los versículos anteriores (Mateo 5:1-12). El trasfondo bíblico de estas dos imágenes nos permite ver que la comunidad de los “bienaventurados”, el nuevo pueblo de Dios, no agota su finalidad en sí misma sino que es una fuente de esperanza: esperanza del mundo nuevo inaugurado por Jesús. Particularmente la imagen de la luz había sido utilizada por Isaías 42,6 (“Te he destinado a ser alianza del pueblo y luz de las gentes&rdquoGui?o, 49,6 (“Te voy a poner por luz de las gentes, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra&rdquoGui?o, y muy especialmente 60,1-3 (“¡Arriba, resplandece, que ha llegado tu luz!... Caminarán las naciones a tu luz y los reyes al resplandor de tu alborada&rdquoGui?o

  • Dimensión y Posición pública y visible de la iglesia. 

El propósito de Dios no es salvar a individuos y conducirlos al anonimato y al asilamiento, sino guiarlos a lugares de liderazgo moral y espiritual.

Definición de liderazgo según J.R. Clintón “Es una persona con capacidad dada por Dios, con una responsabilidad dada por Dios, para influir un grupo específico del pueblo de Dios, hacia el cumplimiento de los propósitos de Dios para ese grupo.”

Términos a destacar Capacidad, Responsabilidad, Influencia, Propósito.

Capacidad en términos de preparación, dones, talentos, habilidades.

Responsabilidad en términos de tarea y misión.

Influencia en términos de transformación y cambio. Ligada no tanto a lo que hacemos, sino a lo que somos, al carácter.

  • El énfasis está en el carácter, en lo que somos, lo que hacemos es el resultado de lo que somos.

La iglesia está en el centro del Plan de Salvación. Cristo murió no sólo para redimirnos de toda iniquidad, sino también para reunir y purificar para sí mismo a un pueblo entusiasta por las buenas obras que el preparo de antemano para que anduviéramos en ellas. (Tito 2:14; Efesios 2:8-10).

“Así brillen vuestras buenas obras delante de los hombres”, curiosamente la prioridad de Dios es la humanidad “delante de los hombres”.

CONCLUSIÓN

Cada uno de nosotros concibe la iglesia de manera diferente, y ¿cómo podemos saber esto?, por la manera en la que nos relacionamos con ella (ej. Nuestra relación con la  mujer que Dios nos ha dado, no es, ni puede, ni debe ser la misma que con el resto de mujeres)

Necesitamos tener la perspectiva de la iglesia que Jesús mismo tenía, y redescubrir la visión de una iglesia viva, renovada por el Espíritu Santo, tal y como lo fue en sus primeros tiempos.


Tags: Cristianismo, Iglesia, Dios, Comunidad, Individualismo

Publicado por carlosmartiroy @ 19:09  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios