Lunes, 01 de marzo de 2010



1 Pedro 4:10-11 (Biblia en Lenguaje Sencillo)

Cada uno de ustedes ha recibido de Dios alguna especial capacidad. Úsenla bien en el Servicio a los demás. Si alguno sabe hablar bien, que anuncie el mensaje de Dios. Si alguno sabe COMO AYUDAR A LOS demás, que lo Haga Con la fuerza que Dios le da para hacerlo. De este modo, todo lo que Hagan servirá para que los demás alaben a Dios por medio de Jesucristo, que es maravilloso y poderoso para siempre. Amén.

1 Pedro 4:10-11 (Nueva Versión Internacional)

Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus DIVERSAS formas. El que habla, hágalo como quien Expresa MISMAS Las Palabras de Dios, El que presta Algún servicio, hágalo como quien tiene el poder de Dios. Así Dios será en todo alabado por medio de Jesucristo, a quien sea la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

INTRODUCCIÓN

Cuando leemos este pasaje muchos de nosotros ya estamos pensando a quien puede referirse, sin pensar que es para nosotros, reaccionamos al más puro estilo de Moisés (Éxodo 4:13), lo cierto es que pensamos que no puede estar hablando de nosotros, los miedos, los complejos, las comparaciones negativas, la falta de tiempo e interés se encargan de paralizarnos, anularnos y hacernos mantener una actitud como si este asunto no fuera con nosotros.

La vida es un teatro abierto en el que diariamente se interpretan, de manera simultánea un gran número de obras. El aforo de este gran teatro es inmenso, en este momento puede estar alcanzando unos 6 mil millones de plazas. Hay un reducido y exclusivo número que lo ven desde su palco privado, otro grupo también limitado lo ve desde su butaca, unas mejores que otras, el resto se sienta en el fondo, en el suelo y la aglomeración es tal que no llegan a enterarse bien de lo que está pasando en el escenario.

El escenario está abierto a todo aquel que quiera subir y actuar, pero la gran mayoría deja transcurrir el tiempo como simple espectadores, unos por comodidad, otros porque creen que cualquier intento de alcanzar lo que para ellos está muy lejos es tarea imposible.

Entonces ¿Quiénes son los autores y actores? Aquellos que deciden ponerse en pie y esforzarse por abrirse camino entre la multitud y al final conseguir subir al escenario (imagen de la mujer del flujo de sangre), la verdad que el acceso al escenario no es igual para todos, hay quienes lo tienen mucho más difícil, pero todos, sin excepción tienen la posibilidad de acceso, todos están unidos por una actitud común: quieren hacerse escuchar y para hacerlo tienen que entrar en acción y pasar de simple espectador a protagonista. Independientemente del papel que a uno le toque jugar en la obra en cuestión, lo que está claro es que hay que buscar, aprovechar o crear la oportunidad para subir al escenario, pues arriba está la acción  y abajo sólo la contemplación y para algunos atrevidos hasta el juicio y la opinión, pero la gran diferencia es que arriba se viven y experimentan cosas que abajo no, en el mundo del espectador no pasa absolutamente nada por críticos ilustrados que seamos. Charles Spurgeon, conocido también como el príncipe de los pastores, dijo en una de sus alocuciones a sus alumnos que atentamente le escuchaban, “en la vida prefiero equivocarme haciendo algo, que esforzarme por hacer nada y conseguirlo”.

Amados, es importante que hagamos nuestro el mensaje que emana de la lectura bíblica, no seamos excesivamente generosos regalándola a todo el mundo, sino que recibamos como si de un regalo se tratase esta palabra que nos interpela y desafía.

Empezamos con la buena noticia que nos aporta el texto bíblico, hemos recibido algo de Dios que nos constituye en un regalo de Dios para los demás y un motivo para que éstos alaben y gloriquen a Dios por medio de Jesucristo.

¿De qué se trata?

DE UNA CAPACIDAD ESPECIAL DADA POR DIOS

Según el apóstol Pedro, se trata de un don de Dios, dicho de otra manera, de una capacidad especial de Dios para servir a los demás. La Biblia nos enseña a este respecto que el dador es Dios, que existen diversas y diferentes capacidades o dones, que en la distribución realizada por Dios nadie quedará desatendido y que la misma se realiza no como respuesta a un antojo o capricho humano, sino como designación divina conforme a su voluntad. (1ª Corintios 12:7, 4 y 11).

PARA SERVIR A LOS DEMÁS

Por tanto, si Dios nos ha dado a cada uno una capacidad especial para servir, esto último no es una opción, sino más bien, una consecuencia inevitable e ineludible, un deber que Dios espera de cada creyente. Alguien dijo “el que no vive para servir, no sirve para vivir”. Cada uno... Dios espera que todos los creyentes en Cristo, con poco o mucho tiempo en el evangelio, con poco o mucho conocimiento bíblico, con poco o mucho sea productivo para él. Nadie puede -ni debe- quedarse rezagado cuando se trata de servir a Dios. Nadie puede decir que su misión en la vida es de ser espectador, todos somos actores. Como comentábamos en la introducción al sermón, si queremos hacernos oír e influir en la sociedad, hemos de estar dispuestos a pasar de la teoría a la acción y esforzarnos por subir al escenario a interpretar la mejor obra jamás vista o conocida.

Dios nos ha dado dones para usarlo, lo que no se usa cae en desuso y es como si no existiera. Recordemos la famosa parábola de los talentos (Mateo 25:14-30).

El don dado por Dios debe estar enfocado en la gente y no tanto en nosotros mismos.

’...minístrelo a los otros...

Me gusta la versión NVI porque dice ’póngalo al servicio de los demás’. En el término los demás están todos y cualquiera menos tu. Nuestra generación rinde culto al individualismo, a la autosatisfacción y al autoservicio. Es curioso, pero hoy -debido a los medios de comunicación - estamos más conscientes de las necesidades de los otros, pero parece haber menos interés en hacer algo.

Servir es un antídoto contra el egoísmo, al servir a los demás nos olvidamos de nosotros y descubrimos que hay otras personas a nuestro alrededor.

BUSCAR LA EXCELENCIA EN EL EJERCICIO DE LOS DONES

Los dones espirituales dados por Dios no son para nuestro orgullo personal, ni para mejorar nuestra relación personal con él, ni signo de madurez, los dones están destinados para ser usados en el servicio a los demás.

Y hemos de hacerlo como buenos y fieles administradores de la multiforme Gracia de Dios, en otras palabras, no sólo hemos de hacer lo que Dios nos ha llamado y capacitado para hacer, sino que además hemos de hacerlo por los motivos correctos y con la actitud correcta.

Dios nos hace aptos para el ministerio o el servicio a los demás dándonos la capacidad especial para hacerlo, ahora lo que puede descalificar o restarle valor y eficacia a nuestro servicio es la actitud y la motivación con y por la que lo hacemos.

¿Cuánta gente tiene aptitud para hacer algo, y por su actitud no encuentran la aprobación del resto de las personas? (1ª Corintios 10:31 y  12:31, Filipenses 2:3-4 y 12-14; Colosenses 3:23-24).

ADMINISTRAMOS LA MULTIFORME GRACIA DE DIOS

La multiforme Gracia de Dios nos habla de la diversidad y las diferentes alternativas que Dios actúa en nosotros y a través de nosotros. (1ª Corintios 12:4-7; Efesios 4:6-7). ¿Porqué encasillar a Dios en nuestra mentalidad rígida y estrecha? Es evidente que no tenemos que hacer todos lo mismo, hay alternativas y diversidad de capacidades.

(1 Corintios 12:4-11; Romanos 12:3-8; Efesios 4:11) Son una clara evidencia de esa diversidad y de las diferentes alternativas para experimentar y administrar la multiforme Gracia de Dios, y además sabemos que son listas abiertas que en ningún caso buscan encasillar las diferentes manifestaciones de Dios en la iglesia y en la sociedad que vivimos.

Casa de Oración no debe ni puede ser una excepción, son ya algunos años los que llevamos hablando de este tema y todavía hay personas que no se han decidido a realizar obras de servicio a los demás en virtud de su capacidad especial dada por Dios, no valen las excusas, es nuestra obligación identificar las capacidades que Dios nos ha dado y usarlas sirviendo a los demás. Hay diferentes ministerios que están funcionando en la iglesia, diferentes oportunidades por tanto de servicio, no debes dejar pasar más tiempo sin estar sirviendo y ejerciendo tus dones en la iglesia.

Recordar la frase el que no vive para servir, no sirve para vivir. La falta de propósito y compromiso en la iglesia nos aleja de la misma y nos sitúa en posiciones poco edificantes, nos establecemos como espectadores que lo único que aportan son juicios de valor y opiniones huecas, de ahí a la crítica y murmuración hay una línea muy delgada. Estar ociosos en la iglesia es una situación de riesgo que hemos de evitar a toda costa.

EL SERVICIO A LOS DEMÁS SE DEBE CONCRETAR A TAREAS

Los ejemplos utilizados por el apóstol nos muestra dos cosas importantes con relación a lo que debemos hacer

Importancia de la tarea radica en que hemos de hacerlo conforme a la Voluntad de Dios.  

La fuerza para la tarea es conforme al Poder de Dios.

Y Por último, EL PROPÓSITO FINAL DE LOS DONES O CAPACIDADES DADAS POR DIOS

1.- Servir a los demás.

2.- Que Dios sea glorificado.

CONCLUSIÓN

Recordad, Todos queremos y necesitamos ser escuchados y para hacerlo tenemos que entrar en acción y pasar de simple espectador a protagonista. Independientemente del papel que a uno le toque jugar en la obra en cuestión, lo que está claro es que hay que buscar, aprovechar o crear la oportunidad para subir al escenario, pues arriba está la acción  y abajo sólo la contemplación y para algunos atrevidos hasta el juicio y la opinión, pero la gran diferencia es que arriba se viven y experimentan cosas que abajo no, en el mundo del espectador no pasa absolutamente nada por críticos ilustrados que seamos. Charles Spurgeon, conocido también como el príncipe de los pastores, dijo en una de sus alocuciones a sus alumnos que atentamente le escuchaban, “en la vida prefiero equivocarme haciendo algo, que esforzarme por hacer nada y conseguirlo”.


Tags: Dios, Dones, Capacidades, Servir, Administrar

Publicado por carlosmartiroy @ 7:55  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios