Viernes, 12 de febrero de 2010



La Vida es una carrera

1 Corintios 9:19-27

¿No sabéis que los que corren en el estadio, […] uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. —1 Corintios 9:24

El apóstol Pablo utilizó el atletismo como ilustración para describir cual debe ser nuestra actitud en  la vida. Es cierto que cuando el reto no es simplemente participar, sino que además hemos de hacerlo con la mentalidad, actitud y aptitud de ganar, no es nada fácil.

Lo cierto es que queramos o no, estamos inmersos en una competición y eso nos pone en evidencia, afirmaciones como no estoy preparado, no tengo el conocimiento suficiente, no tengo el don o la capacidad para hacer…, nos hacen eludir la responsabilidad, pero la realidad es que estamos compitiendo. Surgen los miedos, los complejos, las comparaciones negativas, pensamos que otros lo hacen mejor que nosotros y un sin fin de sentimientos y pensamientos que nos paralizan e incapacitan para competir.

 En 1 Corintios 9:24, no sólo encontramos el  desafío de correr, sino que además nos indica como hemos de hacerlo, para ganar. Dijo: « ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis». Pablo no sólo enseñó esta verdad, sino que la puso en práctica en su propia vida.

Igual que hay un principio de carrera, también existe un final, cuando llegues a la meta y estés por tanto en condiciones de presentarte ante el tribunal, ¿cuales serán tus últimas palabras?.

El apóstol declaró en su última epístola, «He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe» (2 Timoteo 4Secreto. Después de haber completado la carrera, el apóstol gozosamente anticipaba el momento de recibir la corona de victoria de manos del Rey del cielo.

Siguiendo el ejemplo de Pablo, no te conformes simplemente con participar, que algunos ni eso,  corre tu carrera vital para ganar, cumple tu objetivo y vive conforme al propósito del que te creó y te hizo renacer para una esperanza viva.


Tags: Cristianismo, actitud, vida, competencia

Publicado por carlosmartiroy @ 20:46  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios