Lunes, 25 de enero de 2010


“SIN MIEDO A LAS OLAS.”

1-     Introducción:

  • Leer Mateo 8: 23- 27.
  • Para contextualizar la historia es importante que entendamos primero la situación real. Los discípulos y Jesús se hallaban en un bote pesquero de la época no muy grande con capacidad para Jesús, sus discípulos y poco más. El lago de Galilea es un lugar muy peculiar (un lago pequeño 21km de largo por 11 de ancho, se encuentra a 200 m por debajo delnivel del mar y puede alcanzar una profundidad de 48 m) y en él se originan tormentas de forma repentina que pueden generar olas de hasta 7 metros de altura. El peligro en el que se encontraban era real y ellos siendo marineros no tenían recursos para salir de él.
  • La pregunta de Jesús en medio de esta situación fue:“...¿porqué tenéis tanto miedo?”.
  • La respuesta de los discípulos podría haber sido:“Porque estamos a punto de morir ahogados, ¿te parece poco?”. Jesús les dice que tenían poca fe. Porque si la tuvieran sabrían que no podían perecer pues Jesús tenía todavía una gran labor que realizar.
  • Nosotros en muchas situaciones también nos vemos en medio de tempestades. Son situaciones que no podemos controlar (aparentemente)y que nos parecen van a ser el final.
  • Miedo: Es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto,presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo, la amenaza, y se manifiesta tanto en los animalescomo en el ser humano.
  • ¿A qué tenemos miedo nosotros? Miedo a la muerte, aquedarnos sin trabajo, a nuestro futuro, a la enfermedad, a un accidente, al fracaso....
  • En mi experiencia personal puedo decir que he tenidomiedo en muchos momentos desde mi infancia: miedo a la oscuridad, miedo arelacionarme, miedo al fracaso en los estudios, miedo a no desempeñar bien mistareas profesionales, miedo a hablar en público, miedo a la responsabilidadfamiliar, miedo a la enfermedad, miedo a los conflictos. En todos esos momentospuedo dar testimonios de que Dios me ha ayudado a superarlos y su palabra hasido una fiel guía para no dar marcha atrás.
  • El temor es algo natural en el ser humano, “no temas”aparece más de 100 veces en la Biblia, ¿por algo será?.
  • Todos nosotros en algún momento o en muchos nos encontramoscomo los discípulos en medio de la tempestad y no debemos dejar que esassituaciones nos dominen.
  • El efecto del miedo en nuestra vida es la parálisis.Nos deja inactivos sin capacidad de reacción.
  • ¿Tiene la Biblia una solución para nuestro miedo o miedos?Si y la respuesta es: fe y obediencia.
  • En esta mañana veremos tres tipos de miedo y larespuesta bíblica ante ellos:

a)      Miedo a la muerte.

b)     Miedo a la vida: desafíos, pruebas.

c)      Miedo al fracaso.

2-     Desarrollo:

a)      Miedo a la muerte.

  • Leer 1ª Corintios 15: 1- 22.
  • Para muchos, aún siendo creyentes, la muerte sigue siendoalgo que nos provoca miedo y de lo que se evita hablar.
  • La mayoría no se hace preguntas sobre ella, prefiere vivirde espaldas a ella y cuando nos golpea (pues tarde o temprano lo hace) le damosla respuesta más variada para intentar seguir adelante.
  • Vs. 12: La resurrección de Cristo es el centro de nuestrafe. Cristo es el Hijo de Dios encarnado para morir por nuestros pecados y darsalvación a todos los hombres. Murió y resucitó venciendo a la muerte ydándonos esa victoria a todos nosotros.
  • Vs. 14: Negar esto es negar la esencia de la fe cristiana.
  • Vs. 19: Como cristianos estamos llamados a comprender quenuestra esperanza es la vida eterna y no la vida actual. Si vivimos nuestravida sólo en términos de la de ahora, somos unos desdichados.
  • Vs. 22: Todos los que han muerto creyendo en Cristo seránresucitados también.
  • Podemos tener miedo a nuestra muerte o la de nuestrosseres queridos pero la clave para vencer este miedo es: fe y obediencia.
  • Si obedecemos a la palabra de Dios, es decir, leconfesamos como Señor y Salvador y le entregamos nuestra vida no tenemos nadaque temer.
  • Si hemos perdido a alguien que había creído debemos tenerfe, aunque no le vemos está en la presencia del Señor.
  • Ahora bien, si estás aquí y no has obedecido al Señor yles has confesado tus pecados debes tener miedo porque tú final no es la vidaeterna sino el castigo eterno. La buena noticia es que esa situación tienesolución hoy mismo.

 

b) Miedo a la vida: desafíos y pruebas.

  • Desafíos: nuestra vida está llenade momentos de cambio en los cuáles tenemos que afrontar retos. En esosmomentos nos puede invadir el miedo a que va a pasar.
  • Números 13 y 14: Antes de la conquista de la tierra deCanaán, Israel envía espías para reconocer la tierra.
  • Números 13: 25- 29. A su vuelta presentan un informe antetodo el pueblo. La tierra es buena y fértil, pero sus habitantes son buenosguerreros y bastante grandes.
  • Ante esta información caben dos reacciones: ver mayor elproblema o ver mayor la oportunidad.
  • Números 13: 31- 14: 4. El reto les parecía muy grande y envez de creer lo que Dios les había prometido deciden darse la vuelta. ¿Quiénnos ha dicho que conquistar lo que Dios quiere es fácil? ¿Quién les había dichoque la tierra de Canaán estaría vacía, esperándoles a ellos? ¿Quién te ha dichoque conseguir lo que Dios quiere no va a suponer renuncias y problemas?
  • Números 13: 30 y 14: 6- 9. También está la opción de nodejar que el temor nos paralice, creer la palabra de Dios y ponerla por obra.
  • ¿A quién te pareces? ¿A quién nos parecemos como iglesia?Tenemos este año grandes retos como iglesia y personales. Vamos a ver másgrande los problemas o el poder de Dios. Este año va a ser complicado porque lacrisis va a seguir (según dicen los expertos), ¿en quién vamos a confiarnosotros?.
  • Pruebas: En muchos momentos nosacontecen cosas que no nos agradan: escasez, enfermedad, conflictos. En esosmomentos el miedo también se puede apoderar de nosotros.
  • Filipenses 4: 10- 14. Pablo se sincera con la iglesia deFilipos. Estaba pasando una situación de carencia material (quizás una de lascosas que más nos hace temer) y en medio de esa situación confiesa que sea cuálsea la situación por la que vaya a pasar el PODER de Dios va a ser más grande quela adversidad.
  • 2ª Corintios 12: 9- 10. En medio de la prueba, cuando lasfuerzas nos faltan debemos tener fe y ser obedientes.
  • ¿Estás en medio de una prueba? Confía en el Poder de Dios,no es algo teórico sino muy real.

c) Miedo al fracaso.

  • Tenemos miedo a empezar muchas cosas, dentro y fuera dela iglesia, porque dudamos del resultado.
  • En la sociedad que vivimos, éxito se considera lo quetiene mucha repercusión, va acompañado de los números y del reconocimientogeneral. Debemos comprender que ese no es el concepto de éxito que aparece enla Biblia.
  • El éxito bíblico radica única y exclusivamente en laobediencia a Dios. Si además viene acompañado del reconocimiento general y deobservar el cambio en las personas que nos rodean pues mejor que mejor, pero noson dos cosas que han de ir unidas inseparablemente.
  • Una vida a estudiar si queremos comprender lo que es eléxito bíblico es la de Jeremías, como muchos otros profetas o Pablo o e mismoJesús. En sus días sólo cosechó rechazo y sufrimiento.
  • Jeremías 1: 6- 10. Desde el principio de su ministerio,Dios le llamó a pesar de su juventud y su aparente incapacidad. Él tenía miedoy el Señor le consoló: “No temas porque yo estoy contigo para librarte.”
  • A lo largo de su vida cosechó muchas cosas portransmitir el mensaje de Dios al pueblo (que consistía en que estaban siendodesobedientes a la ley e iban a ser destruidos por ello). Entre ellas: fuepobre, sufrió privaciones, fue encarcelado (cap. 37), arrojado a una cisterna(cap. 38), expulsado a Egipto (cap. 43). Además fue: rechazado por sus vecinos(cap. 11), su propia familia (cap. 12), los otros profetas y sacerdotes (cap.20 y 28), sus amigos (cap. 20), el pueblo en general (cap. 26) y losgobernantes (cap. 36).
  • ¿Fue su vida un éxito? Sin duda sí lo fue.
  • ¿Tienes miedo al fracaso? El éxito para Dios esobedecerle y si Él te ha llamado su compañía te seguirá siempre.

3-     Conclusión:

  • ¿A quién tienes/ tenemos miedo?
  • Tenemos los recursos para no vivir paralizados ni uninstante más.
  • Mateo 8: 26. Cambiemos nuestro temor por obediencia yfe.
  • No tengamos miedo ni a la muerte, ni a la vida(pruebas, desafíos) ni al fracaso. Dios está con nosotros.
  • Oración.

 


Tags: temor

Publicado por manuelsanchez @ 22:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios