S?bado, 01 de agosto de 2009

“CLAVES PARA UNA VIDA DE VICTORIA.”

1-     Introducción:

  • Leer Juan 10: 10.
  • Este versículo nos muestra el propósito de la venida de Cristo. Que tengamos vida y la tengamos en abundancia. El término empleado es “perissos” que significa: excesivo, rebosante, extraordinario y mucho más de lo necesario.
  • A menudo las situaciones de nuestra vida nos llevan a numerosos problemas: laborales, familiares, de relaciones, enfermedades, etc. En esos momentos nos conformamos con SOBREVIVIR, es decir, pasar esa situación lo antes posible y descontar los días.
  • En la Palabra de Dios tenemos reflejado el propósito de Dios para nosotros, es que vivamos una vida victoriosa. Es decir, que enfoquemos cada día desde la perspectiva divina. No estamos aquí para SOBREVIVIR sino para VENCER. ¿Lo crees? Es una victoria en el terreno material y en el espiritual.
  • Los equipos deportivos y las organizaciones empresariales buscan entre sus dirigentes personas que tengan espíritu de victoria y que sean capaces de transmitirlo a la gente que hay a su alrededor. Pero la base de ese espíritu está en su propia personalidad y ambición, sin embargo nosotros tenemos una motivación mucho mayor. Podemos creer en la vida de victoria porque Dios nos ha prometido que está con nosotros y no nos va a abandonar.
  • Es el enemigo es que quiere destruirnos, que caigamos en la desesperación y que se apodere de nosotros la ansiedad y la tensión.
  • En esta mañana vamos a aprender del ejemplo de David, que en medio de situaciones muy adversas, cuando era perseguido injustamente y todo se volvía en su contra nos enseña como su enfoque era hacia la victoria que Dios tenía para él.
  • Salmo 40. Vamos a ver 6 claves para una vida de victoria.

2-     Desarrollo:

a)     Recordar las victorias de Dios en el pasado:

  • Vs. 1: La paciencia a veces nos falta y queremos las soluciones de forma rápida. Las grandes lecciones en la vida se aprenden a lo largo del tiempo y no instantáneamente. David recuerda como Dios en el pasado se había inclinado y había escuchado sus peticiones. Una vida de victoria es una VIDA DE ORACIÓN.
  • Vs. 2: El relato de lo que Dios había hecho con David en el pasado es muy gráfico, le había sacado del pozo de la desesperación (cuando no vemos salida y es como estar en un pozo y no poder salir de él si alguien no nos echa una cuerda). El lodo cenagoso es un lugar cuando el barro nos impide avanzar y cada paso que damos nos hunde más. En esas situaciones Dios le había sacado y le había colocado en una peña, un lugar firme donde todo cobra sentido y se puede seguir caminando. Ese es el propósito de Dios para nosotros sacarnos de las situaciones de desesperanza y colocarnos sobre un lugar firme.
  • Es importante que volvamos la vista atrás para recordar como Dios nos ha sacado de situaciones difíciles y hemos salido adelante. Yo recuerdo: comienzos de la iglesia, mi vida laboral, enfermedad de mi padre, nacimiento de mi hija.

  b) Conocer el propósito de Dios para nosotros:

  • Vs. 5: Los pensamientos de Dios hacia nosotros son de bendición, de prosperidad y de vida abundante. No son escasos sino increíbles.
  • Isaías 56: 8- 13. Esos son los pensamientos de Dios para sus hijos. No son escasos ni míseros sino abundantes y buenos sobremanera.

c) Vivir en obediencia:

  • Vs. 8: En los momentos difíciles hemos de permanecer obedientes a Dios y no buscar soluciones que se saltan los principios bíblicos.
  • Saber lo que Dios quiere que hagamos y hacerlo.
  • Meditar continuamente en su Palabra para que sea la guía de nuestros actos.

d) Una vida de proclamación:

  • vs. 10: Dar testimonio de lo que Dios  y lo que hace por nosotros. Reconocer su justicia en todas sus obras, anunciar su fidelidad y su salvación. Proclamarlo delante de la multitud sin ningún tipo de vergüenza.
  • Una clave para una vida de victoria es una vida de proclamación de la verdad de Dios y sus maravillas.

e) Pedir ayuda a Dios:

  • vs. 12: La situación en la que nos encontremos puede ser igual de desesperada que la que tuvo David: males sin número.
  • Vs. 13: Su reacción es pedir ayuda a Dios sin exigencia. Imitemos esa actitud acudamos a Dios pidiendo que nos libre y que se apresure en nuestra ayuda.
  • ¿A quién recurrimos cuando tenemos problemas? A nuestros conocimientos, habilidades y recursos o nos ponemos de rodillas a pedir a Dios su socorro.

f) Poner en Dios nuestra confianza:

  • vs. 17: Sea cual sea mi situación, Dios está pensando en mí. No está lejano sino cercano a mi sufrimiento. Recuerda que Dios no se olvida de ti.
  • Vs. 17: David reconoce que el único que le puede sacar adelante es Dios, para terminar suplicando de nuevo.

3-     Conclusión:

  • Dios quiere que vivamos una vida de victoria, de plenitud y de alegría, es decir una VIDA ABUNDANTE.
  • En medio de las situaciones difíciles recordemos que Dios está a nuestro lado, que no nos deja y que se acuerda de nosotros.
  • Recordemos de la experiencia de David las claves para una vida de victoria:

a)      Recordar las victorias de Dios en el pasado

b)     Saber cuál es su propósito para nuestra vida

c)      Vivir en obediencia

d)     Proclamar el evangelio

e)      Pedirle ayuda

f)       Confiar en Él.

  • ¿Quieres vivir una vida de victoria? ¿Estás dejando que el espíritu de supervivencia te invada? Dios nos ha llamado a cosas mayores.
  • Llamamiento y oración.

Tags: victoria, vida, abundancia

Publicado por manuelsanchez @ 13:10  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios