Viernes, 17 de abril de 2009


 Por Mario Escobar,


A muchos la palabra pasión le suena mal, les suena a falta de control, a irracional, a pasajero. Les suena a emoción, les suena a desorden.

Dios es un Dios apasionado.

Introducción.

-         Muchas veces nos creemos y vendemos a otros la imagen de un Dios razonable.

-         Un dios que piensa de una manera lógica, tal y como entendemos la lógica.

-         Rebajamos algunos puntos del cristianismo que nos parecen muy duros: Infierno, perdición, pecado, maldad.

-         No hace mucho alguien me comentaba: es mejor no hablar de pecado, la gente actual no entiendo ese concepto. Sería más correcto decir errores, fallos, fracasos.

-         El problema que de tanto dulcificar la verdad bíblica nos hemos terminado por creer nuestras propias tergiversaciones.

-         Entonces eso nos hace ver en el Evangelio un mensaje razonable y en el cristianismo una agradable fe sobre la que podamos desarrollarnos como personas y sentirnos motivados.

-         Pero eso nos aleja de la realidad de Dios y de la Biblia.

-         Lo peor de todo es que al perder la vertiente espiritual nos convertimos en lo que la Biblia llama tibios.

-         ¿Tibios? ¿Qué es ser tibios?

1.     El test de tibieza. Apocalipsis 3

Leamos Apocalipsis 3: 14

 14 »Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea:[p] in »"El Amén, el testigo fiel[q] y verdadero, el Principio de la creación de Dios,[r] dice esto: in

    15 »«Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojala fueras frío o caliente!

    16 Pero por cuanto eres tibio y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

    17 Tú dices: Yo soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad. Pero no sabes que eres desventurado, miserable, pobre, ciego y estás desnudo.[s]

    18 Por tanto, yo te aconsejo que compres de mí oro refinado en el fuego para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez. Y unge tus ojos con colirio para que veas.

    19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo;[t] sé, pues, celoso y arrepiéntete.

    20 Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo.[u]

    21 Al vencedor le concederé que se siente conmigo en mi trono,[v] así como yo he vencido[w] y me he sentado con mi Padre en su trono.

    22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias> "».

-         La Odisea era una Iglesia normal  y corriente situada en una de las  zonas más prósperas de Asia.

-         El apóstol Juan la utiliza en su simbología como Iglesia para definir a la Iglesia templada, ni fría ni caliente.

-         Para ello nos da una serie de datos que pueden ayudarnos a nosotros a saber si estamos templados.

-         Lo llamaremos el test de la templanza.

-         El primer rasgo: Yo conozco tus obras.

-         Dice el refrán Amor son acciones y no buenas razones. El nivel de compromiso.

-         El primer síntoma del templado es su nivel de compromiso con Dios.

-         No he conocido a una persona apasionada que no esté involucrada, pero si a muchos apáticos que no hacen nada y aun se quejan de lo que se hace

-         Muchos de estos apáticos o indiferentes echan la culpa a la iglesia. Si la iglesia fuera más activa, si hubiera otro espíritu, si sintiera más, etc.

-         El primer síntoma para reconocer al apático es la inactividad.

-         No hay nada que le apasione.

-         Pero Juan no se refería tan sólo a la clase de apatía indiferente, también hablaba de la apatía que hace, pero sin pasión. Fría, como una pesada carga.

-         Por eso habla del segundo punto del test. La frialdad o el ardor.

-         Que no eres frío ni caliente.

-         Si fueras frío caliente.

-         ¿Cómo puede ser? ¿Dios prefiere que seamos fríos a que seamos tibios?

-         ¿No es peor ser frío?

-         Frío para Dios es el que no le conoce, está ajeno a su existencia y por tanto, no puede sentir pasión y cercanía por él.

-         Tibio es el que ha estado cerca de Dios, pero al alejarse se ha enfriado hasta olvidar a que Dios sirve.

-         Se olvida de su condición pecadora, de sus imperfecciones, de su posición ante Dios.

-         Se ha acostumbrado a Dios.

-         Pero hay dos rasgos más en el cristiano templado.

-         El tercero es la autosuficiencia. Eres rico, de nada tengo necesidad.

-         El templado no ora, para qué, lo tiene todo ya, todo lo sabe, todo lo conoce.

-         Si ora, se dirige a Dios para pedir por otros, pobrecitos, ellos si necesitan a Dios.

-         No me hace falta nada. Ese tipo de autosuficiencia, de independencia de Dios es otro de los rasgos de la gente tibia. Muchos por eso son muy activos. Quieren demostrar a Dios lo buenos que son.

-         El cuarto y último rasgo es la ceguera.

-         Juan recomendaba a los tibios que limpiaran sus ojos con colirio, habían perdido la visión, la perspectiva espiritual de la vida.

-         Por tanto puedes hacer el test: falta de compromiso, frialdad, autosuficiencia y ceguera.

-         Pero bueno, ¿Qué hay de malo en estar tibio?

2.     Cosas repulsivas.

-         La reacción ante los tibios es la más dura que Dios ha manifestado ante una persona.

-         Tal ves la versión en lenguaje sencillo nos de más luz

   15 'Estoy enterado de todo lo que haces, y sé que no me obedeces del todo, sino sólo un poco. ¡Sería mejor que me obedecieras completamente, o que de plano no me obedecieras!16 Pero como sólo me obedeces un poco, te rechazaré por completo.17 Pues tú dices que eres rico, que te ha ido muy bien y que no necesitas de nada. Pero no te das cuenta de que eres un desdichado, un miserable, y que estás pobre, ciego y desnudo.18 Por eso te aconsejo que compres de mí lo que de veras te hará rico. Porque lo que yo doy es de mucho valor, como el oro refinado en el fuego. Si no quieres pasar la vergüenza de estar desnudo, acepta la ropa blanca que yo te doy para que te cubras con ella, y las gotas medicinales para tus ojos. Sólo así podrás ver.

-         No me obedeces del todo, sólo un poco, te echaré por completo.

-         Dios aborrece la actitud de autosuficiencia del ser humano.

-         Dios quiere gente que dependa de Él, que le ame de todo el corazón.

-         Amé a Jacob y Esaú aborrecí. Romanos 9:13

-         ¿Dios tiene preferidos? Sí, ama a todos por igual, pero prefiere a aquellos que le aman de todo corazón.

-         Los que tienen pasión por su obra. 

-         Jacob quería la bendición, Esaú la menospreciaba.

-         Jacob estaba dispuesto a cualquier cosa para obtenerla, Esaú a cualquier cosa para venderla.

-         El DESEO de Jacob contrata con la APATIA de Esaú.

-         Vendió la bendición de Dios por un plato de lentejas.

-         No se lo tomaba muy en serio ¿Verdad?

-         ¿Cómo te tomas tu, tu salvación? La venderías por un plato de lentejas.

-         No verdad, pero ¿lo harías por un millón de euros?

-         Entonces porque tantas veces menospreciamos y ponemos cualquier cosa antes que a Dios. ¿No lea estamos vendiendo de alguna manera?

-         Una estadística dice que el 70% de los miembros de una iglesia simplemente asisten a algún culto, pero sólo un  30% está realmente involucrado.

-         Si ese 70% desapareciera no se notaría en la mayoría de actividades de la Iglesia, finanzas, etc.

-         La tibieza e indiferencia nos aleja de Dios. Dios odia la apatía y la indiferencia más que ninguna otra cosa.

-         Dios está levantando una nueva generación apasionada.

-         Para impactar España. No eres consciente del poder que Dios ha puesto en tus manos.

-         Esaú menospreció la promesa, era indolente y materialista.

-         Dios le rechazó y escogió a su hermano.

-         En Amos 6:1 el profeta habló sobre la indolencia:

-         ¡Ay[a] de los que reposan en Sión
    y de los que confían en el monte de Samaria,

-         Sión representa la presencia de Dios. No podemos estar quietos, impasibles ante la presencia de Dios.

-         Pero las comodidades, como a la Iglesia de Laodicea les hicieron indolentes, conformistas y con poca motivación.

-         Pero, ¿cómo podemos cambiar nuestra actitud?

3.     Recuperando la pasión.

-         Lo primero es cambiar la actitud.

-         Buscar a Dios y buscarlo de todo corazón.

-         La clase de pasión que llevó a Jacob a pasar una noche entera aferrado al ángel para que le bendijera.

-         Un deseo profundo de recibir lo que Dios tiene para tu vida.

-         Jacob se aferró tanto al ángel que este descoyuntó su cadera.

-         El dolor no importó, Jacob se quedó con el ángel hasta que despuntó el alba.

-         ¿Cuándo fue la última vez que buscaste a Dios de esa manera?

-         Ser cristiano requiere esfuerzo. El Reino de Dios sufre violencia y los violentos lo arrebatan.

-         El ángel cambió aquella noche el nombre de Jacob por el de Israel que significa "El que lucha con Dios".

-         Los hombres de Dios siempre fueron apasionados, piensa en Pedro, Jacobo y Juan o en el propio Pablo.

-         Jesús no eligió a los más inteligentes, ni a los más nobles, escogió a los más apasionados, a los que estaban dispuestos a llegar hasta el final.

-         Dios no quiere la mitad, un noventa por ciento. Lo quiere todo de ti.

-         Necesitamos gente apasionada.

-         Esforzados, los que pasan por la puerta estrecha.

-         Los que pelean la buena batalla.

-         Los que aman de todo corazón.

-         Deja la apatía. Dale tu pasión a Dios.

-         Un pastor prefiere a diez apasionados que a cien perfectos, pero que no tiene pasión por Dios y su obra.

-         Yo quiero estar apasionado, que mis hijos se sientan apasionados.

-         Me preguntó cómo me ve mi hija, que ejemplo estoy dándole.

-         ¿Cómo están tus hijos?

-         La pasión se ve, se transmite, se siente. No se puede imitar.

Conclusión

-         No sé que te sale cuando te haces el test del templado.

-         Dios no quiere que seas templado, prefiere que seas frío o caliente.

-         Sólo cerca de Dios, apasionados por Él y su obra es que podremos llevar esta iglesia adelante.

-         Sin pasión es imposible agradar a Dios.



Tags: iglesia evangélica, madrid, asambleas dios

Publicado por marioescobargolderos @ 12:00
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Excelente reflexi?n , cuanta falta hace en nuestras Iglesias hablar con los hermanos sobre este tema.-
Nemdiciones.-
Hermana Ponce.Chica
Publicado por Invitado
S?bado, 06 de junio de 2009 | 19:09