Lunes, 01 de diciembre de 2008


Y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. —2 Corintios 5:15

 


Mark Twain dijo: «Dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que sí hiciste; así que deshazte de las amarras de proa. Navega lejos del puerto seguro. Explora. Sueña. Descubre».

Esta cita aparece en un sitio en la red con la intención de ayudar a las personas a que descubran su pasión y puedan tener una vida con mayor trascendencia.

La pasión en la vida del apóstol Pablo estaba grandemente motivada por su preocupación por el destino eterno de los demás. En 2 Corintios 5, él menciona tres cosas que alimentaban dicha pasión. Primero, reconocía que era responsable ante Cristo por su servicio y quería rendir buena cuenta de ello ante Su tribunal (vv. 9-10). Segundo, a Pablo le motivaba el amor de Cristo y el deseo de que los demás conocieran el amor que él había experimentado. En el versículo 14, escribió: «Porque el amor de Cristo nos constriñe». Finalmente, él entendía que un mundo perdido y moribundo necesita al Salvador (v. 20).

¿Qué es lo que te apasiona? La pasión de Pablo por las personas estaba alimentada por el amor de Cristo, y la nuestra también debe estarlo. Apliquemos las palabras de desafío de Twain a nuestros esfuerzos por alcanzar a los demás: «Navega lejos del puerto seguro». Comparte el amor de Cristo con alguien hoy. —WEC

Hablarle a Cristo acerca de los demás nos ayuda a hablarles a los demás acerca de Cristo.


Tags: iglesia evangélica, madrid, amor

Comentarios