Martes, 11 de noviembre de 2008


Proverbios 25: 8-18

8 no vayas corriendo a los tribunales,

    no sea que, al fin de cuentas,

    otro testigo lo niegue

    y te ponga en vergüenza.

   9 Defiéndete si es necesario,

    pero no le cuentes a nadie

    lo que otros te han confiado,

   10 no sea que alguien te oiga

    y te ponga en vergüenza,

    y te ganes mala fama.

   11 Las palabras dichas a tiempo

    son como manzanas de oro

    con adornos de plata.

   12 Para quien sabe apreciarla,

    una sabia reprensión vale tanto

    como una joya de oro muy fino.

   13 Tan refrescante

    como apagar tu sed

    con un vaso de agua fresca,

    es contar con un amigo

    a quien puedes confiarle un mensaje.

   14 Hay quienes hablan de dar

    y nunca dan nada.

    Son como las nubes oscuras,

    que anuncia lluvia...

    ¡y no llueve!

   15 La paciencia vence toda resistencia.

    La cortesía vence toda oposición.

   16 Si encuentras miel,

    no comas demasiada;

    la mucha miel empalaga.

   17 Con los amigos, guarda tu distancia;

    visitarlos demasiado ya es molestia.

   18 Quien habla mal de su amigo

    lo hiere más que una espada.


Tags: iglesia evangélica, . madrid, ayuda, consejos

Comentarios