Mi?rcoles, 28 de junio de 2017


1.     Introducción:

  • Juan 14: 1- 14.
  • Estas palabras de Jesús forman parte de un discurso bastante amplio que les dio a sus discípulos. Comienza en el capítulo 13 de este evangelio y va hasta el capítulo 18, el mismo momento en que es arrestado para culminar su misión en este mundo.
  • Empieza con el momento en que lava los pies a sus discípulos y poco después les anuncia que va a ser entregado. Entonces esta parte comienza con el vs. 1: “no se turbe vuestro corazón, creéis en Dios, creed también en mí.”
  • El corazón de ellos se había llenado de miedo por esta noticia, muchas cosas iban a cambiar en sus vidas. El maestro al que habían seguido durante varios años les iba a dejar, ¿qué iba a ser de ellos?
  • Vs. 2 al 4: Les deja claro que se lugar estará junto a Él, más allá de este mundo.
  • En muchas ocasiones nuestro corazón se puede turbar, por muchos motivos, la solución no pasa por engañarnos diciéndonos que nada “malo” nos va a acontecer sino poner nuestra vida en la dirección correcta.
  • Vs. 6: “Yo soy el camino, la verdad y la vida…”
  • Esta es una de las declaraciones de Jesús que tenemos en el evangelio de Juan:

a)     Yo soy el pan de vida: Juan 6: 35

b)     Yo soy la luz del mundo: Juan 8: 12

c)     Yo soy la puerta: Juan 10: 9

d)     Yo soy el buen pastor: Juan 10: 11

e)     Yo soy la resurrección y la vida: Juan 11: 25, 26.

f)      Yo soy el camino, la verdad y la vida: Juan 14: 6

g)     Yo soy la vida: Juan 15: 5

  • En esta mañana nos centraremos en: “LA VERDAD”
  • En el año 2016 el diccionario de Oxford proclamó como palabra del año la palabra “posverdad”. Esta palabra quiere decir que hay circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de una opinión que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal.”
  • Esto quiere decir que hay ocasiones en las cuales preferimos creer algo porque lo sentimos aunque la realidad nos muestre lo contrario. Son términos surgidos para explicar acontecimientos como el Brexit o la victoria de Trump. Ambos acontecimientos tienen un factor común. Tanto los partidarios de que Gran Bretaña saliera de la UE como el equipo de campaña de Trump dijeron cosas que están alejadas de la realidad y la gente las prefirió creer a sabiendas de que no eran la verdad.
  • En esta mañana no vamos a hacer un análisis de la situación política sino traemos esto para entender que el hombre de hoy en día ha pasado del relativismo (no existe verdad absoluta) al hombre que se crea su propia verdad y la prefiere creer y hacérselo ver así a otros.
  • Ya en la Segunda Guerra mundial Goebbels entendió esto y dijo que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad. Eso fue lo que pasó en la Alemania de la Segunda Guerra mundial.
  • Hoy en día hay mucha gente viviendo así. Se han creado su propia verdad y creen en ella aunque no haya nada en lo que la puedan sustentar….¿y nosotros?
  • Debemos entender que sabemos quién es Jesús y eso va más allá de lo que podamos “sentir” o “estar convencidos”.
  • Jesús es la verdad. No una cualquiera, ni relativa ni inventada sino la única verdad.
  • Esta es una afirmación propia del cristianismo que no tiene que nada que ver que lo que afirman otras religiones:

a)     Budismo: Anécdota de los ciegos que tocan el elefante.

b)     Mahoma: Anécdota sobre la ciudad y su disposición a escuchar su mensaje.

  • Viñeta gráfica: “¿Estos datos son verdad?, Por supuesto los hemos inventado nosotros”.
  • ¿Vivimos y compartimos la verdad, la posverdad o la mentira?
  • El término verdad en el griego de NT es “aletheia”, que quiere decir aquello que refleja la realidad, que no es oculto, que es evidente.
  1. 2.     Desarrollo:

2.1.Viviendo verdad.

  • Efesios 4: 15.
  • Comenzamos a vivir en la verdad cuando reconocemos que somos pecadores y aceptamos el perdón otorgado mediante la muerte redentora de Cristo: Hechos 2: 38.
  • Aquí tenemos la exhortación de Pablo a los Efesios de seguir la verdad en amor.
  • La verdad es Cristo y nosotros debemos vivir verdad.
  • Esto significa vivir como Él vivió.
  • Hay dos palabras clave que definen su obra: obediencia y servicio.
  • Filipenses 2: 7. Vivir la verdad es “despojarnos” a nosotros mismos.
  • Obediencia a Dios y su Palabra: Juan 17: 17. Debemos conocerla, meditarla, hacerla nuestra.
  • Servicio a Dios y a los demás:

a)     Servicio a Dios: Filipenses 1: 21; Filipenses 1: 29 y 30.

b)     Servicio a los demás: Filipenses 2: 3.

  • La verdad no es sólo para creerla (arrepentimiento) sino para vivirla.

2.2.Hablando verdad.

  • Efesios 4: 25.
  • Debemos no sólo vivir la verdad sino hablarla.
  • Esto significa desterrar de nuestra vida la mentira.
  • Es un arma que usamos inspirados por el enemigo para evitar nuestra responsabilidad y así fue desde el principio.
  • El enemigo mintió al hombre (seréis como Dios), este le creyó y desde entonces estamos en esa lucha.
  • Tenemos la tentación de mentir para que no descubran nuestros errores y pecados pero no debemos darle lugar.
  • En su lugar afrontar la verdad y ser responsables.
  • Esto marcará una gran diferencia con lo que nos rodea.
  • Debemos evitar el compromiso a la ligera que pueda crear en otros falsas expectativas.
  • Anécdota sobre el niño irritado y el juego de manchar la camisa con carbón que le propuso el padre.
  • Así somos nosotros cuando mentimos pensamos que perjudicamos a otros pero sobre todo nos dañamos a nosotros mismos.
  • Pidamos perdón y desechemos la mentira.

2.3. Creyendo verdad.

  • 1ª Juan 2: 22- 26.
  • Es importante perseverar en la sana doctrina que nos ha sido revelada en la palabra.
  • Creerla íntegramente: sin quitarle nada ni tampoco añadirle.
  • Juan 8: 44.
  • El enemigo intenta que en nuestra mente entren sus ideas que son mentiras y nos destruyen.
  • El enemigo nos dice:

a)     No necesitas a Dios: Eres suficiente para vivir una vida plena sin su ayuda.

b)     No vales: eso de ser cristiano es para otros tú eres demasiado imperfecto.

c)     No llegarás: ves que pasa el tiempo y no lo consigues.

d)     No merece la pena: estás perdiendo el tiempo.

e)     Estás sacrificando mucho mira como disfrutan los demás.

  • Y cosas por el estilo. Eso daña y destruye nuestra vida.
  • Sabemos que Dios nos ha escogido, nos ha limpiado, ha dado propósito a nuestra vida y una herencia celestial.
  • No creamos sus mentiras ni esperemos lo que Dios no nos ha dicho.
  • Debemos tener las expectativas correctas. A veces esperamos cosas que no se van a cumplir porque no vienen de Dios. Hay que entender bien la historia de José (su vida es el ejemplo de alguien que vio cumplidos los sueños de Dios no los suyos propios).

3.     Conclusión.

  • Sabemos que El Señor es la verdad, que se nos ha revelado para que la conozcamos, andemos en ella y la compartamos con los demás.
  • Contamos con la mejor ayuda posible: Juan 15: 13.
  • Oración.

Publicado por manuelsanchez @ 16:24  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios