Mi?rcoles, 28 de junio de 2017



1.     Introducción:

  • Salmo 48: 14.
  • Este Salmo es un cántico a la ciudad de Jerusalén. El salmista se está refiriendo a la ciudad en cuanto al significado que había tenido en el pasado, que ya tenía en aquella época pero sobre todo que iba a tener en el futuro.
  • Esa Jerusalén celestial que será restaurada por Dios en el tiempo del fin. Momento en el cuál todo hombre reconocerá el poder y la majestad de Dios y se someterá a su dominio.
  • El versículo final del Salmo es el centro de nuestra meditación hoy:

a)     Dios es Dios nuestro: Un Dios que se revela en lo colectivo

b)     Eternamente y para siempre: Lo que Él hace lleva un sello de eternidad

c)     Guía aún más allá de la muerte: el mejor guía que puede existir.

  • Todos necesitamos alguien o algo que nos guíe en determinadas situaciones. En un sentido vital, la gente busca inspiración para como dirigir su vida en: artistas, músicos, mentores, gurús, etc.
  • Cuando solemos salir de viaje a un lugar que no conocemos solemos consultar guías, nos indican lo más destacada de una ciudad o país, que no tenemos que perdernos, dónde comer o dormir. Si les hacemos caso podemos ahorrarnos algún tiempo y sobre todo algún disgusto.
  • Hoy en día todos usamos aplicaciones con GPS en nuestros teléfonos. Cuando vamos a viajar en coche, vemos la distancia a recorrer, el camino que debemos seguir para evitar atascos y cuando llegaremos aproximadamente.
  • El otro día tenía que hacer una gestión en Madrid, ciudad en la que he vivido toda mi vida. Para llegar a donde iba tuve que usar el GPS pero cuando conseguí aparcar también lo tuve que usar para encontrar el camino aunque era una zona relativamente familiar. Hemos cambiado el mirar los carteles o preguntar por consultar nuestros teléfonos.
  • Así ocurre en nuestra vida, necesitamos dirección para tomar decisiones, donde debemos dirigirnos o como resolver los problemas que se nos presentan.
  • ¿Sabemos dónde acudir?
  • La familia o amigos suelen ser un buen apoyo, pero además tenemos la posibilidad TODOS de acudir al mejor guía que existe.

 2.     Desarrollo:

2.1.Es Dios nuestro.

  • Salmo 48: 14a
  • En el contexto actual donde prima la individual por encima de todo, debemos recordar que Dios se revela a nosotros en comunidad.
  • Es cierto que la conversión y la salvación es algo individual que debemos resolver entre cada uno de nosotros y Dios: “…todo aquel que crea…”
  • Pero es verdad que Dios siempre se ha revelado al hombre en comunidad. Llamó a los patriarcas del AT a establecer una nación (Israel) desde la cual cada uno podía acercarse a Dios. Cuando Cristo vino escogió a un grupo de discípulos (no a uno sólo) y después estableció su iglesia.
  • Mateo 6: 9.
  • El Señor nos enseñó a orar como Padre nuestro precisamente para ponernos en el contexto de la colectividad. Podía haber dicho perfectamente Padre mío.
  • Mateo 26: 39.
  • Sin embargo aquí vemos a Jesús dirigiéndose a Dios como Padre mío. Es el único que puede usar ese nombre con total propiedad.
  • En un sentido individual es su Padre porque esa relación estrecha y especial existe en la Trinidad.
  • En cuanto a nosotros Dios nos hace ver que todo lo que queramos  hacer con Él y para Él tiene que implicar directamente a los que me rodean.
  • 1ª Juan 2: 8 al 11. Si amamos a Dios, debemos demostrar ese mismo amor con los demás.
  • Entender que somos un cuerpo me hace ver que soy responsable por lo mío y también por el que tengo a mi lado (¿acaso soy guardián de mi hermano?).
  • La respuesta es sí, lo somos.

2.2.Eternamente y para siempre.

  • Salmo 48: 14b
  • Podemos tener la absoluta certeza de que Dios no cambia, lo que Él ha dicho siempre ha sido verdad y lo será siempre.
  • Él no cambia de opinión y su destino para nosotros y para la humanidad no está sujeto a cambios repentinos.
  • Vivimos en un mundo de cambios continuos y esto no va a hacer nada más que acelerarse todavía.
  • El otro día leía un artículo que decía que la ciudad “digital” va a suponer un cambio en nuestra forma de vida en los próximos 20 años similar a los últimos 300. Ya nos podemos ir abrochando los cinturones.
  • Este cambio tan rápido genera mucha ansiedad en nosotros y aunque no todos los cambios son malos, debemos saber con claridad que nuestro fundamento no está sujeto a modificaciones.

2.3.Guía más allá de esta vida.

  • Salmo 48: 14c
  • Dios es el mejor guía que podemos encontrar para cualquier situación. Solo hemos de seguir los pasos establecidos por Él y prestar atención.
  • Isaías 41: 13. En un contexto de anuncio de exilio y derrota, Dios muestra que no se ha olvidado de su pueblo. Tampoco lo ha hecho de ninguno de nosotros. Aunque parezca que puede estar lejos, está pegado a nosotros.
  • Vs. 10: Ese apoyo es para siempre.
  • Isaías 43: 25. Esa guía incluye el perdón de los pecados que hayamos cometido. Lo necesitamos para seguir adelante.
  • Hechos 18: 27. La guía de Dios también se manifiesta en el acuerdo entre y con los hermanos. No estamos llamados a ser llaneros solitarios ni hacer la guerra por nuestra cuenta.
  • 1ª Timoteo 4: 12- 16. La guía de Dios la vamos a encontrar en la doctrina, que es inmutable, que está contenida en su palabra.
  • Esta no admite atajos ni apagados temporales.
  • Apocalipsis 22: 5. La guía de Dios está prometida para toda la eternidad. 

3.     Conclusión.

  • Dios se revela a nosotros en lo colectivo y así debemos entenderlo.
  • No cambia, su eternidad es nuestra garantía y seguridad.
  • Si necesitamos guía, y todos la necesitamos no hay mejor sitio donde acudir.
  • Oración.

Publicado por manuelsanchez @ 15:50  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios