Domingo, 09 de abril de 2017

“PASEMOS AL OTRO LADO”

  1. 1.       Introducción:
  • Lucas 8: 22 al 25.
  • Este es un momento al comienzo del ministerio público de Jesús, en el cuál, como podemos leer en Marcos, después de haber estado enseñando a la multitud hace una petición a sus discípulos.
  • “Pasemos al otro lado del lago.” Se está refiriendo al lago de Galilea. Es un lago de 20x13 Km con aguas procedentes principalmente del río Jordán. A pesar de ser un lago debido a su extensión es como un pequeño mar. De ahí lo que acabamos de leer.
  • En esta mañana nos vamos a quedar con esta frase para tomarla como un reto para nuestra vida.
  • Recuerdo cuando era niño que veraneaba cerca del río Alberche. Cuando iba con mis amigos y no era fin de semana el río bajaba con mucha fuerza. A un lado era donde estaba todo el mundo, bastante masificado y era un paraje muy conocido. Pero si cruzábamos al otro lado y éramos capaces de vencer la corriente nos encontrábamos con lugares nuevos que la propia corriente generaba  y unas zonas desocupadas donde podíamos jugar y disfrutar a nuestras anchas. Eso es “pasar al otro lado”.
  • En este lado esta lo conocido y al otro no sabemos qué. ¿Merece la pena pasar?
  • En el “coaching” moderno esto se llama “salir de la zona de confort”. Si queremos progresar es necesario salir de lo que conocemos y arriesgarnos para lograr cosas nuevas y mejores.
  • A veces nos enfrentamos a momentos en los que no se nos presentan retos y estos nos llevan a lugares que no conocemos, a territorio desconocido, más allá de lo que entiendo o espero. Ejemplos: ir a otro país, cambiar de trabajo, comprometerme con alguien, tener hijos, servir en el ministerio…
  • Dios llamó a Jonás a pasar al otro lado. Le llamo a predicar al pueblo de Nínive. Ese pueblo no merecía según Jonás una oportunidad de salvación. Decidió no obedecer sino huir y tuvo que pagar un alto precio por su desobediencia.
  • Si Dios nos llama a pasar al otro lado, ¿seremos como Jonás?
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Cruzando el Jordán.

  • Josué 3.
  • Es el momento paradigmático en el cuál el pueblo de Israel pasó del desierto en el que había estado durante 40 años a la Tierra Prometida.
  • Vs. 3 al 5. Dios iba delante de ellos (el arca) para que supieran por donde ir (desconocían el camino) y lo harían convencidos de las maravillas que Dios iba a hacer.
  • A continuación Dios de forma milagrosa detuvo el curso del río para que pueblo pudiese pasar en seco.
  • Desde ese momento habían pasado al otro lado. Estaba a punto de terminar el tiempo de conquista para comenzar el tiempo de posesión de la tierra.
  • Aunque pudiera parecer increíble el pueblo estuvo mucho tiempo vagando por el desierto y se habían acostumbrado a esa vida y cabía la posibilidad de pensar que a fin de cuentas en el desierto no se estaba tan mal.
  • O también podían pensar que las dificultades en esa tierra eran muchas (los espías) y no merecía la pena cruzar el río para seguir batallando.
  • Pero ninguna de esas dos opciones fue considerada por el pueblo. Decidieron avanzar, dirigidos por Josué hacia la promesa.
  • Josué 5: 10 al 12.
  • Al final poseyeron la tierra, todo fue porque se atrevieron a “pasar al otro lado”.
  • ¿Nos atreveremos nosotros?

2.2. Traspasando nuestras prejuicios.

  • Hechos 10.
  • Este capítulo es un claro de ejemplo de lo que significa pasar al otro lado.
  • Cornelio estaba orando y recibe una visión de Dios de buscar a Pedro (vs. 1 al 8).
  • Pedro por su parte recibe una visión de Dios con animales que para los judíos eran inmundos y una voz que le ordenaba comer de ellos porque si Dios los había limpiado no eran ya más inmundos (vs. 10 al 16).
  • Entonces llegando los que buscaban les acompaña y al llegar a casa de Cornelio declara lo siguiente: vs. 28.
  • Pedro entendió que Dios le había transmitido que no eran los judíos los únicos receptores de la salvación a través de Cristo sino todos los hombres sin ninguna distinción.
  • Eso que hoy en día nos puede parecer algo habitual en aquel momento era algo impensable.
  • Dirigido por Dios, Pedro pasó con su predicación al otro lado, comenzando la era de la predicación a los gentiles que luego siguió Pablo y otros muchos.
  • Pasar al otro lado significa dejar a un lado los prejuicios e ideas falsas que por cultura u otra razón hemos ido acumulando con el tiempo.
  • Tanto en este caso como en el anterior, el paso al otro lado debe estar impulsado por Dios. Sino solamente estaríamos hablando de mejora personal y para eso no está la iglesia de Cristo.

2.3. ¿Qué es el otro lado?

  • Dar un paso al frente en el ministerio. De ser servido a servir a los demás.
  • Dar un paso al frene en el testimonio: tener en mente alguien al que compartir el evangelio e invitarle el próximo día 23 de Abril. No porque sea una fecha sino porque esperamos un día de Salvación en medio de nosotros.
  • Dar un paso al frente en la oración y estudio de su palabra.
  • Comprometerme y apoyar, no sólo lo que me apetece o me siento cómodo haciendo.
  • El texto de Lucas 8 nos muestra que al pasar al otro lado, llega la tempestad y LA VICTORIA.
  • ¿Pasaremos al otro lado?
  1. 3.       Conclusión.
  • De la misma manera que el pueblo de Israel cruzó el Jordán dejando atrás el desierto para entrar en la tierra prometida y Pedro dejó atrás sus prejuicios para llevar el evangelio a los gentiles, nosotros debemos estar dispuestos a pasar al otro lado.
  • Si Dios nos está llamando a algo que va más allá de nuestro entorno habitual o conocido. A asumir retos que implican un riesgo o a obedecer algo que no nos cuadra, debemos estar dispuestos a pasar al otro lado.
  • Que nuestra comodidad no frene el avance del Reino de Dios.
  • Oración.

Tags: cruzando, lado, Jordán, retos, prejuicios

Publicado por manuelsanchez @ 22:04  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios