Mi?rcoles, 06 de abril de 2016

“¿CON O SIN ESPERANZA?”

  1. 1.       Introducción:
  • Salmo 39: 7.
  • Este Salmo es una oración a Dios de David para proclamar que todo lo que impulsa la vida de muchas personas es por definición efímero: vs. 6
  • Entonces levanta su  clamor, ¿qué voy a esperar yo?
  • La conclusión la tiene muy clara: Mi esperanza está en ti.
  • ¿Tienes esperanza?
  • ¿En quién o dónde la tienes depositada?
  • Todos necesitamos para seguir adelante el estímulo de las expectativas, saber para qué estoy haciendo las cosas y la recompensa que espero recibir de ello.
  • A veces no hacemos cosas por la recompensa sino simplemente porque disfrutamos con ellas, son un fin en sí mismas (deporte, aficiones). Pero aunque puede darse el caso no son este tipo de actividades las que pueden llenar todas las aspiraciones que tenemos.
  • Luego veremos el vídeo sobre la entrega de la ropa a los refugiados en la que hemos colaborado. Ellos son el ejemplo de personas que han dejado su país en medio de un gran sufrimiento y privaciones para llegar a un lugar donde esperan encontrar la solución a sus problemas y ¿qué están recibiendo? ¿Es acaso eso lo que esperaban?
  • Vivimos tiempos difíciles donde la esperanza parece esconderse, mucha gente no la encuentra, PORQUE ESTÁN BUSCANDO EN EL LUGAR EQUIVOCADO.
  • Cuando la gente no tiene esperanza es factible que cualquiera llene su vida y caer en cualquier cosa. Frase de Chesterton: “Cuando el hombre deja de creer en Dios es capaz de creer en cualquier cosa.”
  • Anécdota de la película: “La ola”.
  • Esta falta de esperanza la vemos de manera más pronunciada cuando perdemos a alguien. Anécdota del comentario de uno de los familiares que habían perdido a un ser querido en el accidente de Germanwings del año pasado.
  • La diferencia entre tener o no tener esperanza en nuestra vida es trascendental, nos permite soportar la adversidad o rendirnos ante ella.
  • Anécdota de las ovejas que se ven sorprendidas por la lluvia torrencial. Una espera y se salva, la otra perece arrastrada por las aguas.
  • La esperanza nos ayuda a tener paciencia.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Sin Dios, sin esperanza.

  • Efesios 2: 12
  • Esta es una comparación muy adecuada que emplea Pablo para dirigirse a los Efesios y explicar cuál era su situación antes de venir Cristo.
  • Estaban separados de la promesa y de la herencia de la que Dios quiere que disfrute el hombre.
  • Gracias a Cristo esa esperanza se ha acercado a todos. Solo debemos aceptarla. Versículos 4 al 7.
  • ¿Pero cómo estaban antes?
  • Sin Dios y sin esperanza.
  • Todos los sucedáneos donde se pueda intentar encontrar la esperanza que nos cobije en tiempo de adversidad son efímeros y nos pueden fallar.
  • Ejemplo: familia, amigos, posesiones, status, habilidades, etc.
  • 1ª Tesalonicenses 4: 13
  • Aquí Pablo está hablando de la vida eterna.
  • El que no cree en la muerte y resurrección de Jesús no tiene herramientas para afrontar la pérdida.
  • Entonces viene la tristeza y la desesperación absoluta.
  • Ejemplos de personas creyentes que se han repuesto a la pérdida de seres queridos (ejemplo de Rick Warren).

2.2. Vivamos con esperanza.

  • 1ª Pedro 1: 3- 9.
  • Vs. 3: Cristo nos ha hecho “renacer” (nacer de nuevo) para una esperanza viva, es decir, real que se va a cumplir.
  • Esa esperanza tiene su fundamento en lo que compartíamos la semana pasada. La resurrección de Cristo. Recordemos la suya es también la nuestra.
  • Vs. 4: Aquí nos explica en que consiste nuestra esperanza. En la herencia que vamos a recibir que es: incorrupta, sin contaminación y que no se marchita.
  • ¿Dónde está? Aquí y ahora, no. Está en los cielos y está reservada (como en un restaurante) para nosotros (por nombre).
  • Vs. 5: El poder de Dios actúa en nuestras vidas guardándonos para que podamos llegar a ese momento. Que cuando nos faltan las fuerzas se renueven y cuando nuestra visión se nubla sea aclarada.
  • Vs. 6: Esto produce en nosotros alegría.
  • Vs. 6: Aunque ahora, es decir aquí y ahora hasta que Cristo se manifieste, tengamos que pasar por diferentes períodos de adversidad.
  • Vs. 7: Es necesario que pasemos por esas situaciones. No debemos preocuparnos cuando lleguen ni angustiarnos por cómo saldremos de ellas.
  • Vs. 8 y 9: Entender así nuestra vida nos produce una gran alegría aunque lógicamente ahora no vemos lo que esperamos.
  • Este es el camino establecido por Dios, lo demás son atajos que no llevan a ningún sitio.
  • ¿Vivimos con esa esperanza?
  • ¿Tenemos esa alegría en nuestra vida?
  • Si no es así, pensemos que parte de esta progresión nos hemos perdido. Volvamos atrás y recuperemos la senda correcta.
  • Hebreos 10: 23.
  • El llamamiento a estar firmes en esta esperanza. No a perderla ante la adversidad.
  • 1ª Timoteo 6: 17.
  • Todo lo que necesitamos y en abundancia proviene de Dios. Cuando entendemos y aplicamos sus principios.

2.3. Compartiendo la esperanza.

  • 1ª Pedro 3: 15
  • Esa esperanza es algo tan grandioso que no debemos quererla solo para nosotros.
  • Debemos estar dispuestos a compartirla con los que nos rodean.
  • La gente a veces se acerca y pregunta, ¿qué le vamos a decir?
  • ¿Sabemos presentar nuestra esperanza de forma clara y concisa sin perdernos por las ramas?
  • Escuela de evangelismo día 16 de Abril a las 17: 00 horas.
  • Culto evangelístico día 24 de Abril a las 12: 00 horas.
  1. 3.       Conclusión.
  • Salmo 39: 7.
  • Nuestra única, la única esperanza es Cristo.
  • Disfrutemos de ella, sabiendo que aunque estemos en tribulación lo prometido por Dios se cumplirá.
  • Nuestra recompensa está reservada para cada uno por la gracia de Dios.
  • Vivamos con alegría pensando en esto.
  • Compartamos con los demás este gran regalo maravilloso de Dios.
  • Oración.

Tags: esperanza, paciencia, desesperación, perdidos, real, compartir

Publicado por manuelsanchez @ 23:29  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios