Domingo, 25 de octubre de 2015

“¿DONDE VAS?”

  1. 1.       Introducción:
  • Salmo 16.
  • Vs. 2: David entendió con claridad que lo más importante en su vida era Dios. No había nada en su vida que se pudiese comparar a su relación con Dios.
  • Vs. 1: A Dios acudía a buscar refugio y cuidado.
  • Vs. 11: David había entendido cuál era el camino que debía seguir su vida y había experimentado la alegría momentánea y la eterna que produce Dios en nosotros.
  • ¡Qué gran nivel de comprensión tenía David sobre Dios y sobre su vida!
  • Poema de Fernando Pessoa:

De todo, quedaron tres cosas

De todo, quedaron tres cosas:
la certeza de que estaba
siempre comenzando,
la certeza de que
había que seguir
y la certeza de que sería
interrumpido antes de terminar.

Hacer de la interrupción un camino nuevo,
hacer de la caída, un paso de danza,
del miedo, una escalera,
del sueño, un puente,
de la búsqueda…un encuentro.”

Bonita declaración de intenciones cargada de realidad. En nuestro camino siempre hay interrupciones, cada día estamos comenzando y sabemos que debemos seguir adelante.

  • ¿Hacia dónde vamos? ¿Cómo vamos?
  • A ninguno nos gustan las interrupciones pero a veces Dios interrumpe nuestra vida para que cambiemos el rumbo.
  • Vs. 7: Si estamos dispuestos a escuchar a Dios, Él se va a revelar a nosotros.
  • Vs. 8: En Dios tenemos la confianza para continuar con nuestro camino sin temor.
  • Vs. 9: El llena de alegría nuestra vida aún en momentos difíciles.
  • Dios interviene en nuestras vidas porque desea que lleven el rumbo correcto y esa intervención puede ser para:

a)      Provocar un cambio de rumbo total

b)      Un cambio de perspectiva

c)       Vas bien, sigue así.

  1. 2.       Desarrollo:

2.1. Un cambio de rumbo total.

  • Hechos 9: 1- 19.
  • En el capítulo 8 de Hechos vemos como Saulo se encontraba entre los que participaron en la lapidación de Esteban.
  • Hechos 9: 1 y 2. Era tal su celo por la tradición judía que estaba dispuesto a participar activamente en la persecución, encarcelamiento y muerte de aquellos que se proclamaban seguidores de Jesús.
  • Pero ocurrió algo que él no tenía previsto.
  • Hechos 9: 3 al 6. El propio Jesús se le aparece de forma absolutamente sobrenatural, interrumpe su camino y le habla. Le dice que entre en la ciudad y que espere instrucciones.
  • Después leemos como el Señor llama a Ananías para que termine el trabajo. Ore por sanidad para su vida, le bautice y le imponga las manos para que reciba el Espíritu Santo.
  • Mientras esperaba a Ananías ya se había producido un cambio inmenso en Saulo porque estaba orando a Dios (vs. 11).
  • Esto es lo que podríamos llamar un cambio radical.
  • Saulo era un ferviente religioso pero estaba equivocado. La certeza en nuestras convicciones no quiere decir que estemos en lo correcto.
  • Dios amaba a Saulo y se reveló a Él de esta forma para que cambiase radicalmente su vida.
  • ¿Te pareces a Saulo? ¿Vives una vida alejado de Dios?
  • Dios quiere tener comunión contigo y que descubras el verdadero camino: Apocalipsis 3: 20.
  • Hemos visto una interrupción para un cambio de vida. Este ejemplo también nos demuestra que Dios puede cambiar cualquier vida.
  • ¿Quieres entrar?

2.2. Un cambio de perspectiva.

  • Lucas 18: 18- 30.
  • Este hombre se acerca a Jesús con mucha probabilidad para tener la confirmación de que estaba haciendo las cosas bien.
  • Vs. 18: Era alguien importante y con una devoción sincera a la ley de Dios. La pregunta es sencilla y directa. Reconoce que había algo digno de alabanza en Jesús y además creía en que la vida eterna era una realidad.
  • Vs. 19: Esta respuesta no es que Jesús no se considerase “bueno”, en realidad Él ha sido el único sobre la tierra que merece ese calificativo. Sino que es una forma indirecta de decirle que él (el joven) no era bueno.
  • Vs. 20: Dios no ha cambiado la ley y quiere que cumplamos los mandamientos.
  • ¿Es esto suficiente?
  • Vs. 21: Esta es la declaración y confirmación de que era alguien devoto y obediente a Dios…pero
  • Vs. 22: Le faltaba algo. Había una cosa en su vida más importante que Dios.
  • Vs. 23: Nos dice que la tristeza invadió el corazón de este joven. Era algo muy grande a lo que tenía que renunciar.
  • Cuando leemos el texto podemos pensar que Dios es muy duro con el joven y con nosotros. ¿Acaso no le basta con que obedezcamos los mandamientos?
  • Dios no necesitaba las riquezas del joven, lo que quería era su corazón.
  • ¿Hay algo en tu vida que es más importante que Dios?
  • Quizás tú también necesitas un cambio de perspectiva.
  • Dios quiere nuestro corazón para que estemos cerca de Él. No está interesado en meros formalismos.
  • Vs. 27: El cambio que Jesús demandaba en la vida del joven era posible con la ayuda de Dios. También si este cambio es necesario en tu vida debes saber que con la ayuda de Dios es posible.
  • Hay que renunciar a lo que se interpone en nuestra comunión con Dios: trabajo, dependencia familiar, relación desordenada, amistad dañina, posesión valiosa, habilidad que te enorgullece.

2.3. Nuevas fuerzas para continuar.

  • Juan 15: 3, 4 y 9 al 17.
  • En ocasiones nuestra vida es agradable a Dios. Estamos haciendo lo que Él quiere y se agrada de nuestro comportamiento, nuestros deseos y nuestros propósitos.
  • Dios viene a decirnos “lo estáis haciendo bien”, “seguid así”.
  • A sus discípulos les dice “permaneced”, o sea, seguid haciendo las cosas así y no os desviéis de este camino: necesitamos seguir cerca de Dios cada día.
  • Vs. 9: Somos los receptores del amor grandioso de Dios.
  • Vs. 11: Entonces la alegría de Dios inundará nuestro corazón y nuestras expectativas serán satisfechas. También vs. 7.
  • Vs. 14 y 15: En ese camino de obediencia somos amigos de Dios. ¿Hay algo mejor?
  • Si estamos haciendo lo que agrada a Dios, sigamos así pero no nos olvidemos de permanecer en:

a)      Amor: vs. 9 y 17

b)      Obediencia: vs. 10

Estas estrechamente relacionados.

  1. 3.       Conclusión.
  • Podemos caminar, o sea vivir de muchas formas pero sólo una agrada a Dios y es la mejor para nosotros.
  • Si necesitas cambiar totalmente tienes que estar dispuesto a hacerlo y verás los resultados.
  • Si te falta un cambio de perspectiva, atrévete a hacerlo.
  • Si vas bien, permanece en obediencia y en amor.
  • Santa Cena.
  • Oración.

Tags: rumbo, camino, dirección, interrupción, puerta, corazón, permanecer

Publicado por manuelsanchez @ 19:05  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios