Martes, 23 de octubre de 2012

ESTUDIO DE EFESIOS- SESIÓN 3.

UNA IGLESIA SALUDABLE.

Introducción:

  • En casi todas las cartas del NT encontramos alguna referencia a cómo debe ser la vida de la iglesia, y la mayoría de las veces se está refiriendo a esta en su contexto local.
  • La carta a los Efesios forma parte del cuerpo doctrinal de lo que denominamos “eclesiología” por la importancia del contenido de la misma respecto al funcionamiento de la iglesia.
  • El término que se emplea para hablar de la iglesia es “eclesia” que significa “asamblea” o congregación local.
  • Es verdad, que hay una iglesia universal. Pero debemos entenderlo todo en su justo media. No excedernos hasta considerar sólo la iglesia universal ni tampoco exclusivamente la iglesia local. Un extremo nos lleva a la falta de compromiso con los demás y el otro al sectarismo y falta de unidad.
  • Hoy en día, oímos en el entorno eclesial hablar de: visión, misión y estrategia. Está bien pero esos conceptos a menudo están muy influidos por el ámbito de la dirección empresarial y tienen poco que ver con la iglesia.
  • No debemos olvidar jamás que los principios sobre los que se basa el funcionamiento de la iglesia deben ser absolutamente bíblicos. Ser muy escrupulosos con ellos y vigilar con su cumplimiento. No hay nadie infalible y la congregación tiene una labor que hacer en este sentido.
  • Si algo aportó de manera definitiva la Reforma Protestante, de la que somos herederos, es el valor de la aportación de todos a la construcción eclesial. Hay una autoridad con una labor definida pero no es suya toda la responsabilidad de forma exclusiva.
  • Construir una iglesia saludable es una labor de todos, de la que espera estéis dispuestos a formar parte.
  • ¿Lo haremos juntos? O mejor dicho ¿Lo seguiremos haciendo juntos?
  • Como hemos dicho anteriormente tenemos una labor como Iglesia: llevar el evangelio y edificarnos y protegernos unos a otros. Esta labor debe ser llevada a cabo en conjunto: sacerdotes, discípulos, ancianos, dones.

Una iglesia saludable:

  • Efesios 1: 22- 23. Cristo es la cabeza de la iglesia.

a)      El que dirige, gobierna y pone los principios por los que se rige el cuerpo es Cristo.

La cabeza y su importancia, no necesita de mayor explicación. Si nos duele la cabeza todo se resiente y de ella salen las instrucciones para que todo el cuerpo funcione correctamente. Colosenses 1: 18.

b)      La iglesia es su cuerpo (soma). Aquella que despliega sus deseos. Está encomendada a ser la “plenitud” (pleroma) de Cristo.

Somos sus representantes ante este mundo. Tenemos que dar a conocer su vida, su amor y su poder: Romanos 12: 5.

Cristo muestra su plenitud (máxima expresión) a través de su iglesia. Este término se asocia a “llenura” o “cumplimiento”. Estas llamados a cumplir los propósitos de Cristo en nuestro contexto.

  • Efesios 2: 19- 22. El mejor fundamento.

a)      Vs. 19: Todos independientemente de nuestro contexto pasamos a ser miembros de una familia (oikeioi). Una unidad familiar. Gálatas 6: 10.

b)      Vs. 20: El fundamento se construye desde Cristo y sobre la doctrina enseñada por los profetas y los apóstoles. La revelación fue cerrada con los escrito en el AT y en el NT.

No debemos aceptar ninguna revelación ni práctica adicional a las expresadas en la Biblia. Por eso la peligrosidad de esos nuevos apóstoles.

Luego veremos que tiene vigencia la función apostólica pero no la autoridad de los mismos.

c)      Vs. 21: Sobre el fundamento correcto se edifica todo lo demás. Aquí se emplea la metáfora de la iglesia como un edificio, con la salvedad de que la construcción de este no concluye nunca. Es un proceso dinámico siempre.

d)      Vs. 22: Es una tarea conjunta para que los planes de Dios se puedan desplegar. Esto sólo se cumplirá si su ES puede moverse con libertad en nuestro medio.

  • Efesios 3: 6. Es de carácter universal sin ningún tipo de diferencia ni acepción por ningún motivo. Gálatas 3: 29.
  • Efesios 3: 10. La iglesia está inmersa en una batalla de carácter espiritual por dar a conocer el evangelio de Cristo. Esta batalla se ha de librar con las armas que luego veremos entre las que destaca LA ORACIÓN. Efesios 6: 12.
  • Efesios 4: 1- 16. Una iglesia que crece en unidad.

a)      Vs. 1: Digno quiere decir con el peso suficiente. Debemos entender nuestra labor y responsabilidad.

b)      Vs. 2: Nuestra relación con los demás se fundamenta en:

-          Humildad. Santiago 3: 14.

-          Mansedumbre. Colosenses 3: 12.

-          Paciencia. Significa “largura” de sufrimiento.

-          Tolerancia.

c)      Vs. 3: Debemos trabajar para mantener la unidad. Dios es de paz y no de conflictos.

d)      Vs. 4 al 6: Dios es la garantía de esa unidad. Cuanto más cerca estemos de Dios más trabajaremos para que esta se consiga.

e)      Vs. 7 al 16: Unidad expresada en los dones repartidos a todos para la edificación conjunta.

-          8: Cita del Salmo 68: 18. Se refiere a que cuando Cristo murió también descendió al Seol a rescatar a los justos muertos con anterioridad. No se indica en ningún lugar que allí pudiese sufrir. 1ª Pedro 3: 19.

-          7: Cristo ha repartido dones en su iglesia para ser usadas con el objetivo que estamos viendo.

-          11: Aquí se relatan los cinco oficios ministeriales: apóstoles (apostolous- enviado, comisionado), profetas (prophetas- reciben un mensaje de Dios, hablar hacia adelante), evangelistas (mensajeros), pastor (poimenas, cuida la congregación), maestros (didaskalos, el que enseña). Son dones de trabajo no de jerarquía. Todo esto se debe expresar en la iglesia para que sea saludable.

-          Para entender los dones debemos leer también los textos complementarios: 1ª Corintios 12: 6- 11, Romanos 12: 5- 8.

-          12: El propósito de los dones es que todos seamos perfeccionados (adecuados, entrenados, aptos para el servicio)

-          13: Todos juntos conozcamos más a Cristo.

-          14: Este crecimiento evita que seamos engañados con falsas doctrinas.

-          16: Este desarrollo tiene como sustrato el amor.

  • Efesios 5: 21- 33. Es una iglesia amada y cuidada por Cristo como todo marido debe cuidar a su mujer.
  • Efesios 6: 10- 19. Una iglesia saludable emplea las armas que Dios nos ha entregado. Para usar estar armas debemos entender que el adecuado es el concepto de ejército y no de mercenario. Se usan en conjunto y no de forma individual.

a)      Vs. 14: Verdad y justicia. Romanos 3: 22.

b)      Vs. 15: El evangelio de la paz.

c)      Vs. 16: La fe.

d)      Vs. 17: Salvación y la palabra de Dios.

e)      Vs. 18: La oración.

f)       Conclusión:

g)      La construcción de la iglesia saludable es labor de todos.

h)      El fundamento clave es Cristo.

i)        Los principios de construcción están en su palabra.

j)        El agente que nos ayuda en ese construcción es su ES.

k)      Debe trabajar para mantener el cuerpo unido.

l)        ¿Participaremos de esa construcción todos juntos?


Tags: iglesia, saludable, Cristo, cabeza, cuerpo, unidad, dones

Publicado por manuelsanchez @ 22:41  | Estudios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios