Martes, 23 de octubre de 2012

ESTUDIO DE EFESIOS- SESIÓN 2.

UNA VIDA CRISTIANA SALUDABLE.

Introducción:

  • Todas las cartas de Pablo y Efesios no es ninguna excepción, contienen una parte importante de contenido sobre la vida práctica de los creyentes.
  • A menudo pensamos que podemos separar lo espiritual de lo natural. Asimilamos al primer concepto lo relativo a Dios (y esto generalmente lo asociamos con la alabanza, la oración y la lectura de la Palabra) y el segundo a nuestras relaciones y nuestras actitudes diarias.
  • Esta dicotomía procede de la filosofía griega y no de la palabra de Dios.
  • “Por sus frutos los conoceréis” Mateo 7: 20.
  • 1ª Juan 4: 20. Nuestro amor a Dios se expresa en nuestras actitudes hacia los demás.
  • Nuestro modelo de relaciones está gobernado por el egoísmo y por eso necesita ser regenerado por la acción del ES en nosotros.
  • Cuando en la palabra de Dios encontramos enseñanzas sobre cómo debe ser nuestro diario vivir debemos comprender que el propósito es que nos comparemos con estos principios, nos analicemos y cambiemos lo que sea necesario.
  • Si nuestra vida, nuestros hechos, no demuestran lo que creemos, necesitamos corrección.
  • En un mundo donde los principios éticos y morales están en decadencia, nos encontramos con unos principios claros y definidos a los cuáles hemos de someter nuestra vida.
  • Cuántas veces hemos oído: “haz lo que yo digo, no lo que yo hago”. Frente a esto Pablo nos exhorta: “Sed imitadores de mi, como yo de Cristo.” 1ª Corintios 11: 1.
  • ¿Nos atrevemos a decirles a los demás que nos imiten?
  • Podemos hacer el ejercicio de pensar en alguien que representa para  nosotros cada una de las virtudes que veremos a lo largo de este estudio.

Una vida cristiana saludable:

  • Efesios 1: 15- 21. Vida con sabiduría espiritual.

a)      Vs. 17: Una vida que recibe la sabiduría y la revelación de Dios. Sabiduría, como ya hablamos se refiere a los principios prácticos y revelación a entender las cosas con claridad. Ambas son producidas por el ES en nuestra vida: Daniel 9: 22 y Santiago 1: 5.

b)      Vs. 18: Una vida que entiende la herencia que recibiremos en Cristo. Vive esperando esa herencia y todo cobra sentido entorno a ella.

c)      Vs. 19: Una vida que conoce, pide y cree en el poder sobrenatural e infinito de Dios. Ese poder no tiene límite y opera en nosotros en toda su profundidad (3: 20).

  • Efesios 2: 10. Vida que se expresa en hechos. Las buenas obras, no mérito nuestro, sino de Cristo. Las obras no nos salvan pero deben ser nuestra práctica cotidiana.
  • Efesios 3: 16. Una vida que deja al ES obrar. No impedimos esa obra, le damos tiempo y estamos dispuestos a dejarnos cambiar. ¿Lo estamos de verdad?
  • Efesios 3: 18- 19. Una vida que comprende la profundidad del amor de Cristo. Lo hemos recibido todo por su amor y ese amor hemos de expresarlo hacia Dios y hacia los demás.
  • Efesios 4: 17 al 5: 21. Una vida que se expresa en unos hechos nuevos.

a)      Efesios 5: 15- 17. Es fundamental que entendamos la importancia de cuidar nuestra manera de vivir.

b)      Debe haber una diferencia radical (la misma que hay entre las tinieblas y la luz) entre nuestra de vivir antes y después de experimentar el amor de Dios en nuestras vidas.

c)      Vida en tinieblas:

d)      Inmoralidad (4: 19). El término original es “aselgeia”. Se puede asociar al desenfreno, apetito desmedido de algo y sin límites. Violencia extrema y apetito sexual desenfrenado.

e)       Mentira (4: 25). El término original es pseudo. O sea la verdad a medias. Debemos hablar siempre la verdad y esta con claridad.

f)       Enojo (4: 26). Airado, enfadado. No debemos dejar que perdure en el  tiempo. A mayor tiempo peor solución.

g)      Robo (4: 28).Klepton.  Coger lo que no es nuestro.

h)      Conversación obscena (4: 29). Lo que decimos, nos edifica a nosotros y a los demás. No caigamos en conversaciones obscenas que no edifican a nadie. 1ª Corintios 15: 33.

i)        Amargura, ira, gritería (4: 31). La amargura es “prikia” significa aborrecimiento amargo. Cuando el enojo contra alguien se asienta en nuestro corazón destroza todo intento de crecimiento en nuestra vida: Hebreos 12: 14- 15.

j)        Avaricia (5: 3). Afán desmedido por las posesiones. No estar contentos con lo que tenemos.

k)      Idolatría (5: 5).  Relacionada con la avaricia, el amor al dinero. Lucas 16: 13.

l)        Borracheras (5: 18). Querer olvidar los problemas evadiéndonos usando elementos extraños, encontrar la alegría.

m)   Vida en luz:

n)     Hablando verdad (4: 25). Sin importarnos las consecuencias. No decir una cosa delante de unos y lo contrario delante de otros.

Aletheia: fiel a los hechos, no está oculto, es evidente. Jesús es la verdad (Juan 8: 32).

  • o)     Trabajando honradamente (4: 28). Hay trabajos que no son honrados. No es ninguna deshonra el trabajo manual (cultura anglosajona protestante) y no es lícito vivir del cuento o sea de los demás. 2ª Tesalonicenses 3: 10.

p)     Hablando para bendecir a Dios y a los demás (4: 29). Nuestras palabras si son bien usadas pueden provocar un buen efecto en quienes nos rodean.

q)     Bondadosos, compasivos y perdonadores (4: 32). Si Dios nos ha perdonado y buscamos su perdón, seamos así también nosotros con los demás (Mateo 6: 15; Mateo 18: 21- 35).

r)       Viviendo entregados como Cristo lo hizo (5: 1- 2). No estamos llamados a que nos sirvan sino a servir nosotros a los demás (Mateo 20: 28 y Filipenses 2: 5).

s)       Llenos del ES (5: 18). Su presencia en nosotros nos da el consuelo y la alegría que necesitamos. No hemos de buscarla en otro sitio.

t)       Alabando a Dios y animando a los demás (5: 19)

u)     Agradecidos a Dios (5: 20). No seamos desagradecidos con todo lo que nos ha regalado.

  • Efesios 5: 22- 33. Las relaciones dentro del matrimonio han de seguir el modelo presentado de Cristo y la iglesia.

a)      Es difícil asumir y enseñar que hay igualdad ante Dios pero un orden dentro del matrimonio. El marido tiene delante del Señor una responsabilidad mayor por su mujer y sus hijos. 1ª Corintios 11: 3.

b)      La Biblia enseña a la mujer a estar sometida al marido. Esto no significa que el marido pueda encontrar una excusa para comportarse de forma arbitraria ni cometer ningún tipo de abuso sobre ella.

c)      El marido debe cuidar a su mujer como Cristo lo hace con la iglesia. Dándolo todo por ella.

d)      El matrimonio es una unión dirigida por Dios de una gran dimensión humana y espiritual.

  • Efesios 6: 1-4. El modelo para nuestras relaciones familiares.

a)      Hijos: Tenemos el mandamiento de obedecer a nuestros padres. Es un mandamiento claro de parte de Dios para todos nosotros. Esto por supuesto tiene grandes salvedades en casos particulares. Pero al igual que en el matrimonio la responsabilidad de un padre hacia sus hijos es mucho mayor que la de estos hacia sus padres.

b)      Salvedad de la relación entre padres e hijos en la cultura latina. Se prolonga la relación más allá de lo saludable para todos. Los padres quieren controlar a los hijos aún después de irse de casa y los hijos quieren depender de los padres indefinidamente.

c)      Padres: Tienen la responsabilidad de educar a los hijos adecuadamente. La educación no es saber mucho: hablar inglés, saber música ni hacer deporte. Es darles a los hijos el marco en que deben crecer. La educación cristiana se fundamente en la disciplina y el sometimiento a la ley divina.

  • Efesios 6: 5- 9. El modelo para nuestras relaciones laborales.

a)      Trabajadores (vs. 5 al 8): Conduciéndonos con honestidad. No intentando hacer lo menos posible o solo cuando nos ven. Aceptando la autoridad sin mayores problemas (lo mismo que en el matrimonio). Si nos conducimos así, también seremos recompensados por Dios.

b)      En ningún caso este texto se puede interpretar como una licencia para abusar ni por el trabajador ni por el empresario.

c)      Empresarios (vs. 9): Sabiendo que Dios dará a cada uno conforme a lo que haga. No amenazando ni abusando de la autoridad.

d)      Todo este capítulo se cierra con un principio general: “Dios no hace acepción de personas.” Gálatas 3: 28. La igualdad en todas las relaciones se consigue en la medida en que alcanzamos la madurez espiritual.

  • Conclusión:
  • Hagamos examen de nuestra vida conforme a estos principios.
  • Estamos a corregir con la ayuda de Dios lo que sea necesario. Romanos 6: 12- 14.
  • Si seguimos esto viviremos una vida saludable, para nosotros y para los demás.

Tags: vida, cristiana, saludable, tinieblas, luz, familia, sabiduría

Publicado por manuelsanchez @ 22:36  | Estudios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios