Domingo, 26 de agosto de 2012

“CONSOLADOS POR DIOS.”

  1. 1.       Introducción:
  • Isaías 40: 1- 11.
  • El libro del profeta Isaías es uno de los de mayor contenido teológico, profético. Explica con claridad y contundencia quién es Dios, cómo se comporta así como el deseo de salvación suyo para su pueblo y toda la humanidad.
  • Escrito alrededor de 750 a.C. (la época en que se fundó la ciudad de Roma, se hicieron los primeros juegos olímpicos en Grecia y el imperio Asirio estaba emergiendo).
  • En esta época el pueblo de Israel vivía unos años de prosperidad. Pero tanto los reinos del Norte como del Sur habían sucumbido a las prácticas paganas de los pueblos de alrededor y se habían alejado paulatinamente de lo establecido por Dios en la ley.
  • Las palabras de Isaías son un llamamiento al pueblo a cambiar su comportamiento porque de lo contrario las consecuencias iban a ser terribles, ambos reinos iban a ser destruidos y llevados en cautiverio.
  • Estas cosas sucedieron finalmente, pero en este libro encontramos un mensaje de Dios de: misericordia, perdón y restauración.
  • El capítulo 40 marca un cambio en el tema del libro. Los primeros 39 capítulos hablan proféticamente sobre lo que iba a acontecer a Judá, Israel y las naciones vecinas por haber abandonado a Dios. A partir de aquí el tema pasa a ser la restauración futura del pueblo de Dios y se abordan temas como: paz, consuelo de Dios, la venida del Mesías y su reino futuro.
  • El propio capítulo 40 tiene un contenido muy denso y profundo, hace poco hablábamos de los versículos finales de este texto.
  • En esta mañana nos vamos a detener en tres versículos en especial:

a)      Vs. 8: El fundamento sólido.

b)      Vs. 10: Dios es todopoderoso y soberano.

c)       Vs. 11: Su tierno cuidado sobre nosotros.

  • Dios es nuestro consuelo, aquel que está a nuestro lado siempre dispuesto a sufrir con nosotros y mostrarnos el camino que debemos seguir.
  • Demasiadas veces olvidamos este aspecto de su naturaleza. El ES es llamado el Consolador como continuador de esta labor. Dios sabe que necesitamos ese consuelo.
  1. 2.       Desarrollo:

2.1. El fundamento sólido.

  • Isaías 40: 8.
  • Como hemos dicho antes, los primeros capítulos de Isaías hablan del destino tanto de Israel y Judá como de los pueblos vecinos. Su castigo y destrucción iba a llegar y así sucedió efectivamente.
  • Todo pasa, podríamos decir de una forma coloquial. La historia nos enseña que hasta los pueblos más fuertes y brillantes fueron destruidos y conquistados por alguien. Ningún gobernante ni rey por grandes que fueran sus posesiones, riquezas e inteligencia puede permanecer eternamente.
  • Estamos acostumbrados a ver en muchas películas (el crepúsculo de los dioses) que les ocurre a aquellos que después de haber disfrutado de mucho éxito en algún momento de su vida, cuando todo eso pasa caen en un barranco muy profundo.
  • Todo lo que sucede en este mundo está impregnado de fugacidad.
  • En nuestro propio entorno tenemos el ejemplo más claro de todo esto.
  • En este vs. 8 la hierba hace referencia al pueblo (vs. 7). Por muy grande que este se crea se va a marchitar como lo hace una flor. Tenemos fecha de caducidad y nuestro ciclo no se puede detener porque así está establecido por Dios.
  • ¿Qué hacemos entonces? Caemos en la pasividad y el pesimismo…..todo lo contrario Dios nos enseña en que fundamentar nuestra vida de forma que permanezca.
  • La palabra de Dios es el fundamento sólido, en ella está expresado lo que el hombre necesita y cómo tiene que vivir. Nos comunica quién es Dios y nuestra necesidad de acercarnos a Él para vivir en plenitud.
  • Lucas 6: 46- 49.
  • Si edificamos nuestra vida sobre la Palabra de Dios (Cristo es el Logos), resistiremos las tormentas de cualquier tipo.
  • La clave de estos versículos no está en oír la palabra sino en obedecerla (vs. 47: “oye y las hace&rdquoGui?o.
  • Es muy importante oír y estudiar la palabra (Escuela Dominical el próximo curso) pero más es obedecerla.

2.2. Dios es poderoso.

  • Isaías 40. 10.
  • Dios es todopoderoso, nada está por encima de su poder. Puede hacer cualquier cosa que sea conforme a su voluntad y naturaleza.  En el vs. 15 leemos que nada ni nadie se puede levantar con orgullo delante de Él porque son como nada.
  • “El Señor vendrá con poder”. De la misma forma que el profeta recuerda al pueblo de Israel que no debe pensar que su estilo de vida va a durar permanentemente porque Dios va a volver y lo hará en plenitud de poder. Ahora ese poder está autolimitado (de la misma forma que Cristo autolimitó sus atributos cuando estuvo entre nosotros). Pero se manifestará con todo su esplendor un día.
  • Apocalipsis 22: 7. Debemos vivir esperando y anhelando que llegue ese día. Viviendo como si fuera a ser mañana mismo.
  • Dios nos va a recompensar a cada uno conforme a lo que hayamos hecho en esta vida. Si bien somos salvos por su gracia, cada uno recibiremos lo que nos merezcamos. Debe ser así por cuestión de justicia: Apocalipsis 22: 12.
  • Mateo 25: 14- 30. ¿Cuántos talentos tenemos? ¿Qué estamos haciendo con ellos?
  • Tenemos mucho trabajo por delante porque el Señor vuelve pronto. Es necesario que pongamos nuestros talentos a producir.

2.3. Un tierno cuidado.

  • Isaías 40: 11.
  • En este versículo tenemos relatada de forma muy tierna, como Dios nos cuida actualmente y lo hará durante toda la eternidad.
  • Todos nosotros cuando pasamos por momentos delicados necesitamos que alguien nos abrace, nos muestre su apoyo y nos cuide. Lo solemos recibir de nuestra familia, amigos y hermanos. Pero nunca debemos olvidar que nadie puede consolarnos como lo hace Dios.
  • Apacentar viene del término hebreo “raah” que significa alimentar, vigilar, cuidar y proteger. Particularmente se refiere a proveer de buenos pastos. Esto hace el Señor con cada uno de nosotros.
  • Este término aparece más de 170 veces en el AT y es el mismo que se emplea en el Salmo 23. Vemos  esta misma palabra haciendo referencia a la labor de Cristo en nuestra vida en: Ezequiel 34: 23 y Miqueas 5: 4.
  • ¿Estás pasando por dificultades? ¿Sientes en tu vida el consuelo de Dios?
  • A los recién llegados les cuida como a un “corderito”, los tiene junto a su pecho para que tengan una protección especial ¡No es maravilloso!
  1. 3.       Conclusión.
  • Dios es nuestro consuelo, su cuidado sobre nosotros es exquisito, como nadie más puede hacerlo.
  • Nos ha dejado un fundamento sobre el que fundar nuestro crecimiento, nos recuerda que el todo lo puede y sigue gobernando.
  • ¿Sientes el abrazo tierno de Dios sobre tu vida?
  • Oración. 

Tags: consuelo, fundamento, permanece, todopoderoso, soberano, pastor

Publicado por manuelsanchez @ 20:59  | Predicaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios